Baños con vistas

El baño suele ser el lugar de la casa más intimo y más cerrado, pero esto no tiene porque ser así si disfrutamos de un hogar en un lugar solitario, de cara al mar, con un jardín privado o en mitad del campo. Podemos abrir el cuarto de baño al exterior con grandes ventanales y cristaleras para difrutar de la naturaleza y convivir de ella desde dentro de nuestro hogar mientras disfrutamos de un placentero y caliente baño.

También es posible en las ciudades; no, no es una locura, si nos encontramos en el piso superior o ático y abrimos ventanales o ventanas velux en el tejado sobre la bañera podemos crear el mismo efecto pero evitando las miradas indiscretas de los vecinos colindantes.

Si vivimos en una casa unifamiliar con jardín a su alrededor podemos situar el baño en una de las esquinas para poder disfrutar de nuestras plantas desde esta estancia.

Siempre es aconsejable tener unas cortinas, estores o persianas por si en algún mometo queremos volver a la cláscia intimidad, pero debemos evitar su uso continuado y disfrutar de la naturaleza y de la vista exterior.

En este tipo de baños es muy adecuado el uso de la madera, suelos y paredes de este material combinados con los saneamientos de porcelana, creará un ambiente cálido en contraposición con el exterior, y son zonas perfectas para situar plantas naturales debido a la gran luminosidad ideal para ellas, sumado a la humedad de esta zona de la casa que combina las características perfectas para su crecimiento.

Te puede interesar

Escribe un comentario