Cambia tu decoración pintando y retapizando las sillas

En muchas ocasiones nos encontramos con que el mobiliario que tenemos en casa se ha quedado anticuado, pero hay veces que es imposible cambiar todos los muebles y comprarlos nuevos. Una solución perfecta es cambiar el aspecto de tus sillas antiguas pintándolas y retapizándolas de nuevo dándoles un aspecto moderno más acorde con el resto de la decoración e incluso haciendo que parezcan nuevas.Con las pinturas y masillas que hay hoy en día en las tiendas y grandes superficie de bricolaje podrás hacerlo tú mismo sin necesidad de gastar demasiado dinero y de una forma muy sencilla.

En primer lugar deberás revisar bien cada silla que quieras restaurar y tapar con masilla de madera las grietas o posibles desperfectos y una vez haya secado la masilla pasar una lija fina de madera para igualarlo con el resto. Si la madera está en buen estado puedes ahorrarte este paso. Seguidamente deberás comprar una pintura tipo esmalte en el color que quieras, puedes elegirla en acabado mate, satinado o brillo dependiendo de tus gustos. Si la silla estaba pintada o barnizada deberás adquirir una pintura con disolvente para que agarre bien ya que las pinturas al agua no servirán en estos casos. Una vez tengas la pintura solo tendrás que limpiar bien de polvo la silla, reservar bien con cinta o papel las zonas que no quieras que vayan pintadas, como la tapicería, y comenzar a pintar la silla, preferentemente con un pequeño rodillo de gomaespuma para que quede una textura lisa y homogénea. Las capas de pintura y el tiempo de secado entre unas y otras vendrá indicado en el bote.

Si también quieres cambiarle a tus sillas la tapicería será aconsejable hacerlo lo último para evitar que se manche al pintar. La elección de la tela será muy importante, pudiendo combinar telas de las mismas tonalidades pero dibujo distinto en el respaldo y el asiento para darle un toque más actual. Puedes hacerlo tu mismo colocando la nueva tela sobre en antiguo tapizado y tensándola con unas grapas en la zona baja del asiento o llevarlas a un tapicero especializado para que se encargue él de esta tarea.

De esta maner tendrás nuevas sillas sin necesidad de hacer una gran compra y además estarán a tu gusto.

 

Fuentes de imágenes: elhogarde, emma-peel

 

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario