Casa victoriana decorada con colores vibrantes

Casa victoriana color

Nuestro tour semanal nos traslada a Melbourne, a una preciosa casa victoriana propiedad de la estilista culinaria Mish Lilley. Los dos pisos de esta gran casa poseen un diseño moderno que confluye con las características ornamentales propias de la época victoriana logrando un estilo único.

La preferencia de Mish Lilley por combinar objetos y muebles antiguos y modernos, se deja ver en cada estancia. También su preferencia por los colores vibrantes que aportan frescura a la “seriedad” arquitectónica de esta casa de espacios amplios y techos altos.

Lo primero que llama la atención es el uso del color como vía para aportar un toque moderno y pop a los amplios espacios de esta casa victoriana. Los tonos naranjas son protagonistas en el salón y en la cocina, mientras que en las habitaciones dominan los amarillos, rojos y verdes.

Casa victoriana color

Las paredes blancas, además de aportar luminosidad a cada estancia, permiten jugar y divertirse con una amplia gama de colores. Eso es lo que ha hecho Mish Lilley; utilizando colores vibrantes en puertas, lámparas, sillones o cabeceros. Pequeños golpes de color que aportan mucha frescura y destacan determinados elementos.

Casa victoriana color

Los elementos de color quedan destacados, siendo inevitable fijarse en las lámparas; uno de los elementos mas sobresalientes en cada una de las estancias. Las lámparas aportan cierta coherencia en esta casa. Divertidas y originales dirigen la vista del invitado a los altos y ornamentados techos.

Casa victoriana color

La biblioteca, en la que confluyen elementos modernos y antiguos es otra de mis estancias favoritas en este tour junto con las habitaciones infantiles. Las paredes de lunares y esos cabeceros de hierro amarillos forman un conjunto excepcional; mientras que en la habitación roja, fijarse en los pequeños detalles resulta inevitable.

Mas información- Casa londinense decorada con detalles adquiridos en viajes
Fuente –Estmagazine

Te puede interesar

Escribe un comentario