Como dar un toque de color a la decoración

Para tener una casa alegre y con color no hace falta que todo esté lleno de estampados, rayas y motivos estridentes, si queremos que nuestro hogar desprenda alegría podemos hacerlo si seguimos unas pautas muy sencillas y unos pequeños toques.

Con respecto a las paredes y su colorido, no hace falta que cada habitación esté pintada en una tonalidad diferente para que parezca alegre, podemos optar por el blanco general en la casa pero aportar un toque diferente en cada estancia con un papel pintado situado en una sola de las paredes, con una moldura de escayola en el techo o incluso colocando un suelo divertido que contraste con el blanco puro de los muros.

Lo mas aconsejable es que el color se añada en los elementos decorativos como cojines, alfombras, ropa de cama, toallas o cortinas mejor que en los elementos fijos, ya que si te cansas de la decoración será más sencillo cambiarlos de sitio o guardarlos para redecorar. Una alfombra llamativa en un salón sobrio combinada con unos pufs o unos cojines a juego puede convertir una estancia sosa en algo alegre y poco visto. Al igual ocurre en el resto de zonas de la casa, un dormitorio puede cambiar mucho dependiendo de la colcha o funda nórdica que coloquemos, al igual que ocurre con las lámparas de la mesilla o la principal del techo, si optamos por unas pantallas estampadas o de colores aportarán colorido.

También puedes jugar con los tapizados de sillas y sillones, al igual que con estores y cortinas o con las toallas del baño. Un estampado de flores o formas geométricas de colores contrastados aportaran frescura y sobre todo alegría haya donde los coloques. Y tampoco debes olvidar que las flores frescas y plantas naturales son el elemento perfecto para aportar ese toque que buscas.

Fuentes de imágenes: guia para decorar, ideas y deco, Chic deco

Te puede interesar

Un comentario

  1. me gusta todo el conjunto y la madera del suelo lo hace mas acogedor

Escribe un comentario