Decoración con rayas

Las rayas en la tapicería o las paredes de la casa son un clásico que difícilmente se pasa de moda, las diferentes variantes de color si que pueden ser más temporales y acordes a modas y tendencias, pero los colores neutrales y clásicos siempre lo serán y no quedarán atrasados ni antiguos.

Al igual que en la ropa, la dirección de las lineas creará un efecto visual u otro, por ejemplo las rayas horizontales en una pared darán sensación de ensanchar, mientras que si son verticales crearan el efecto de techos más altos.

En las sábanas ocurre los mismo, si las colocamos a lo largo estilizará la cama, y podemos combinarlas con almohadones de la misma tonalidad pero en colores lisos.

Las rayas en tonos azules son típicas de casa situadas en zonas costeras o en las llamadas casa de playa, es la decoración marinera que también tiene una variante en tonos amarillos, o en rojos para los más atrevidos. suele ir acompañada de elementos como conchas, o útiles de pesca, y crea un ambiente fresco y veraniego ideal para estas zonas cercanas al mar.

Las rayas en blancos y negros son muy neutrales, aunque atrevidas y vanguardistas y combinan prácticamente con todo, quedan muy bien con elementos que imiten la piel de cebra o con dorados y plateados.

Los grises, cremas y beiges combinados con blancos son ideales para dormitorios y salones, crean un ambiente sosegado que el resto de colores no consiguen.

Los más atrevidos pueden utilizar coloridos muy saturados para crear efectos especiales en sus paredes, o combinarlos en la tapicería con colores lisos para hacer juegos de estampados y tonalidades, usarlos en alfombras, juegos de cama o cojines.

Imágenes: opendeco,  decoracionycasa, decoactual

Te puede interesar

Escribe un comentario