Descubrimientos decorativos: La casa de Katinka de Montal

Katinka de Montal

Siempre resulta estimulante conocer nuevas propuestas decorativas o la aportación de interioristas poco conocidos (o reconocidos). Hace poco he descubierto a Katinka de Montal, una decoradora, pintora y diseñadora de joyas que ha adquirido fama en los últimos años por su gusto peculiar y su especial sentido estético: Según su teoría, debe haber humor en la poesía y haber poesía en el humor; un concepto aplicable a la decoración de su propia casa, que ha utilizado como campo de pruebas y como muestra de su trabajo como decoradora.

Sueca de nacimiento, retiene en su memoria recuerdos de su infancia en casa de su abuela en Ällonö (Suecia), como la luz blanca y natural del norte, los candelabros de cristal o los muebles de estilo gustaviano, que debe su nombre al rey Gustavo III, un monarca ilustrado del siglo XVIII que fomentó la cultura y la libertad de prensa en Escandinavia. Se basa en el estilo Luis XVI pero es más depurado, con tapizados sencillos y mobiliario pintado o lacado en colores claros para aportar luminosidad y dar sensación de amplitud a las estancias.

Katinka house_570x375_scaled_cropp

Katinka de Montal home

Tras largo tiempo de búsqueda, encontró una “orangerie” abandonada junto a un jardín en Saint Germain, París: Tuvo que excavar para poder elevar los techos de toda la casa, alargar las ventanas en altura y abrir puertas de cristal al jardín, pero consiguió transformar el espacio en uno de esos hogares luminosos de toque neoclásico que rodean los lagos de Estocolmo y que han servido como precursores del estilo nórdico contemporáneo.

Katinka de Montal home

Katinka de Montal home

Katinka se decantó por una especie de monocromía en blanco-dorado-cristal, con elementos decorativos de espíritu rococó: Esculturas de semidioses, urnas de estuco, lámparas de araña, candelabros dorados heredados de su familia y hasta una reja de hierro en pleno comedor formada por hojas, pájaros y mariposas. Ella misma ha comentado que le costó lo suyo convencer a sus vecinos (con quienes comparte el jardín) de que no era una excéntrica inconsciente o una iconoclasta; el resultado final les hizo cambiar de opinión.

Más información – Tapiza los complementos de tu hogar

Fuentes – Faut Voir, Plum Siena, The Neo lifestyle, M Dash, About.com

Te puede interesar

Un comentario

  1.   ubalda dijo

    es muy bonito parece de otra epoca

Escribe un comentario