Eclecticismo para todos

Interior escandinavo ecléctico

Interior escandinavo ecléctico

Aún sin haber caído en esta palabra, muchos de nosotros la ponemos en práctica por mera necesidad creativa. Ya no sólo está de moda recuperar muebles y restaurarlos, ahora también se revuelven con otros estilos.

Eclecticismo… Pues me suena, pero no caigo ahora, que significa? Según su definición, es una tendencia artística que mezcla elementos de diferentes estilos y épocas; en boca de los seguidores y entendidos del sector, es una opción de coexistencia de estilos clásicos y modernos con multitud de posibilidades y combinaciones, dónde la única regla a seguir es que el conjunto que componen siga un patrón para poder mantener una armonía. Y para el resto de los mortales? Pues no es otra cosa que lo que han estado haciendo toda la vida nuestras madres y abuelas o nosotros mismos en un piso de estudiantes, echar mano de nuestra creatividad y noción del espacio para conseguir crear un ambiente personal y agradable con los muebles que ya existen y queremos aprovechar, los que se consiguen y se pueden restaurar y los que nos regalan. Y con ese batiburrillo y algún mueble auxiliar que necesitemos conseguimos ése toque ecléctico propio y original, que aún sin muebles de diseño, nada tiene que envidiar.


Así que, si estáis en ese momento en el que entráis en casa, la veis como siempre, un día más; ya no os llama la atención, incluso la encontráis un poco aburrida, manos a la obra. La idea no es re-decorar, sino aprovechar los muebles de la estancia y añadir detalles nuevos, aunque no sean del mismo estilo, eso si, que tengan una sintonía.

Para ello, os propongo volver a mirar en los blogs o páginas dónde soléis ojear, pero esta vez con las ideas más claras, con un objetivo; fijaos en colores, decoración de paredes, plantas, telas, etc. Y pensad qué zonas de vuestra casa necesitan un toque de vida. A partir de aquí, entra en juego la capacidad resolutiva de cada uno, yo os ofrezco varias ideas que podéis seguir para conseguir dar un toque diferente en casa y evitar un desembolso de dinero excesivo.

  • Existe la posibilidad de hacerlo uno mismo (hay mil blogs que explican paso a paso cómo hacer lo que se os ocurra)
  • Algún familiar que tenga muebles auxiliares, lámparas o detalles decorativos vintage. (Les podéis hacer un intercambio)
  • Anirmarse con la restauración de muebles o directamente pintarlos de otro color. (El decapado es bastante socorrido y no es difícil)
  • Visitar la sección de jardinería de Ikea, con esas plantas y macetas tan bonitas y asequibles. (Las artificiales son una buena opción para los que como yo son unos serial killers del mundo vegetal)
  • Organizar con amigos una fiesta de trueque. (Empieza a ponerse de moda, como ya ocurre con la ropa)
  • Echar un vistazo a las páginas de outlets online. (Los muebles suelen ser caros, pero tienen decoración más asequible y fácil de combinar)

Combinar de estilos

Más información – Cómo reutilizar un carro camarera

 

Te puede interesar

Escribe un comentario