Ideas para construir una casita de juegos exterior

Casita de juegos exterior

Me hubiese encantado tener una casita de juegos en el jardín de pequeña. Un espacio privado en el que desarrollar diferentes actividades libre de las miradas de los adultos. A vosotros, ¿no? De ahí que haya reunido hoy algunas de diferentes estilos; quiero animaros a construirle una a vuestros pequeños.

Construir una casita de juegos no es un proyecto de un solo día. El proyecto requiere un trabajo previo importante que puedes “acelerar” utilizando los tutoriales que hoy te facilitamos. Una vez que tengas el plano, los materiales y las herramientas necesarias todo lo que te harán falta serán ganas e ilusión.

Construir una casita de juegos requiere como ya he mencionado, un trabajo previo importante. ¿Dónde vamos a colocarla? Esta es la primera pregunta que vamos a hacernos. Probablemente queramos situarla en algún un lugar a la vista de los adultos en el que no incida de forma directa el sol.

Casita de juegos exterior

¿Con cuanto espacio contamos? Toma las medidas del lugar y decide si la casa se construirá a ras de suelo o sobre una plataforma elevada. Esta última opción es, sin duda, la mas adecuada parea quien desee mantener la casita de juegos libre de humedad.  En caso de decantarnos por esta alternativa, ¿cuánto vamos a elevarla?

Casita de juegos exterior
El siguiente paso será hacer un boceto de la construcción y dibujar los planos. En este punto debemos intentar ser realistas; cuantos mas dificultades y detalles añadamos, mas tardaremos en construirla. En Decoora os facilitamos el enlace a distintos proyectos: Casa de juegos elevada con dos aguas, rincón de lectura con toldo desplegable y casita con cubierta a un agua.

Tal como hacen en estos, una vez tengas los planos, el siguiente paso será crear una lista de materiales y herramientas necesarias. Es importante que no te falte nada cuando te pongas a trabajar; solo así conseguirás que el trabajo sea fluido.  Una vez que tengas la estructura, podrás divertirte con la decoración.

Ahora que ya sabes cómo empezar, ¿te animarás a construir una casita de juegos?

Te puede interesar

Escribe un comentario