La silla safari ahora en el hogar

silla safari

La silla original que Roorkee diseñaba en el siglo XIX, la también conocida “silla safari” ha evolucionado hasta verse bien en cualquier hogar. Todo ello sin sufrir grandes cambios; manteniendo casi intactas sus medidas originales y adaptando su diseño a nuevos materiales.

Los pequeños cambios han permitido, sin embargo, refinar su diseño y adaptarlas a un mayor número de espacios. Puedes apostar por modelos tradicionales de lona en exteriores o casa de campo, pero también por otros mas sofisticados en piel o materiales acolchados ¡no desentonaran con el resto de la decoración!

Son características de esta silla un asiento y respaldo ligeramente inclinados hacia atrás. Los modelos mas fieles al original, conservan también en su diseño las hebillas colocadas en la parte superior de las patas, tanto en la parte frontal como en la trasera, como elemento meramente decorativo.

silla safari French Connection

Son muchas los diseñadores y casas de muebles que han versionado esta silla; ese es el motivo de que podamos encontrar en el mercado modelos desde los 200 hasta los 2000€. Si bien todos ellos conservan su estructura de madera, los tejidos y pieles utilizados en asiento y respaldo varían notablemente desde la lona hasta las pieles exóticas.

Silla safari

La silla safari puede convertirse en una pieza mas de tu salón combinada con sofás de corte clásico y minimalista. Utilízalas en salones de corte sobrio y formal o en casas de campo de estilo rústico. Eligiendo el modelo correcto, este tipo de sillas encajarán a la perfección en ambos ambientes aunque pueda parecer dificil.

silla safari

Sobre una cálida alfombra, suelos de madera o de cerámica; como podéis ver en las fotos las sillas safari tienen cabida en espacios de diversos estilos. Si te decantas por modelos de piel, deja que luzcan tal cual; si apuestas por modelos de lona, completa el conjunto con alguna manta de mohair o algun cojin que aprote calidez a las mismas.

Mas información –

Te puede interesar

Escribe un comentario