Luces escondidas para iluminar los espacios

Luces escondidas en el dormitorio

Descubre una forma totalmente nueva y original de añadir la iluminación en tu hogar. Las luces escondidas son una forma divertida de iluminar la casa, sin que se vean las bombillas o los focos de luz. Simplemente nos llega la luz, y durante el día no vemos dónde se encuentran esas bombillas o luces, por lo que son un elemento que no interrumpe la decoración.

Esta idea de las luces escondidas en el hogar es bastante moderna. En realidad vemos espacios con toques minimalistas, en donde se busca la mínima expresión, y por ello se esconden las luces. Por el día solamente las líneas puras y los muebles son los protagonistas en estos hogares. Y además podemos poner este tipo de luces casi en cualquier lugar.

Luces escondidas en las escaleras

El diseño de estas luces queda estupendo en cualquier hogar, aunque hay que hacerlo con antelación, ya que de lo contrario necesitaríamos obras para poder introducir las luces de esta manera en los elementos estructurales. Si quieres iluminar las escaleras por la noche de forma original, estas luces son estupendas, poniéndolas en los lados en incluso debajo.

Luces escondidas en el ropero

También hay luces que se pueden incorporar en los armarios. Cuántas veces no vemos bien la ropa que tenemos porque dentro del ropero todo parece más oscuro. Estas lámparas nos permiten iluminar cada pequeño rincón del ropero para poder ver bien todo lo que tenemos. Se pueden poner en las esquinas y en las partes superiores para ver todos los espacios y la ropa disponible. Es una iluminación mucho más personalizada y original que las lámparas centrales que iluminan solo una parte del ropero.

Luces escondidas en el baño

Estas luces también son muy populares para el baño. Nos aportan un toque muy interesante en esta zona de la casa. Y podemos ponerlas en las paredes o en la parte inferior. La desventaja es que son más difíciles de cambiar que una simple bombilla.

Te puede interesar

Escribe un comentario