Separar ambientes

En muchas ocasiones tenemos la necesidad de separar dos zonas en una misma estancia para hacerla más acogedora o diferenciar bien la parte de comedor de la de relax, por ejemplo. Para ello podemos acudir a distintos tipos de separaciones dependiendo del espacio, de la decoración y del efecto que busquemos. Otro caso en el que la separación es muy útil, es en casas diáfanas o tipo loft, donde hacer sutiles divisiones entre los distintos ambientes del hogar ayuda a crear zonas más intimas prescindiendo de los opacos y densos muros.

La opcion más sencilla y barata es la instalación de cortinas o paneles japoneses, tienen la ventaja de que además de ser fáciles de colgar dejan pasar muy bien la luz, son muy livianos y no recargan demasiado la estancia.

Otra forma que da muy buen resultado son los paneles diseñados especialmente para esta función, están pensados como separadores de ambientes y podemos encontrar gran variedad de modelos, y siempre habrá alguno que se adecúe a nuestra idea y a la decoración de nuestro hogar. Paneles de metacrilato en diferentes colores que se apoyan en el suelo, paneles de acero calados para colgar del techo muy originales, o de papel imitando las puertas correderas japonesas.

Si además de separar necesitamos utilidad, la mejor solución es colocar una estantería que divida ambos ambientes y además os servirá para colocar libros, adornos o cualquier otra cosa. Las que están formadas por módulos cuadrados en repetición o las de foma de escalera son especialmente estéticas para esta función.

Si por el contrario lo que buscamos es algo más momentaneo y que pueda moverse fácilmente, existe la opción clásica de recurrir a biombos o plantas, funcionarán igual de bien y en un momento dado pueden retirarse para tener un epacio diáfano y más grande sin grandes esfuerzos.

imágenes: estiloambientacion, decocasa, ensanchesur, interiorismos, cainodesign, studiomoods

Te puede interesar

Escribe un comentario