Sofás con respaldo alto: Vuelta a lo clásico o mera tendencia ?

Sofá Enveloppe diseñado por Inga Sempé para LK Hjelle

Sofá Enveloppe diseñado por Inga Sempé para LK Hjelle

A la hora de elegir los muebles para hogar u oficina hay una pieza fundamental que merece especial atención: El sofá. Durante un par de décadas de estilos minimalistas y de líneas puras, los sofás habían ido perdiendo respaldo hasta convertirse en una zona de apoyo casi inexistente que se mimetizaba con los reposabrazos; sin embargo en los últimos años varias firmas y diseñadores se han rebelado contra esta tendencia proponiendo sofás con traseras cada vez más altas, en múltiples versiones.

La opción más recurrente es el regreso a las formas clásicas y envolventes de los sofás de los años 30, con respaldo curvo y mullido donde apoyar cómodamente la cabeza, pero eligiendo tapicerías lisas de tonalidades neutras que aportan contemporaneidad a la pieza. Un buen ejemplo es el sofá Enveloppe de la diseñadora francesa Inga Sempé, que actualiza los códigos de algunas de sus fuentes más cercanas (los sofas Luis XV o las piezas de Jean Michel Frank) para la empresa noruega LK Hjelle.

Karim Rashid en Milán, sentado en el sofá Float que ha diseñado para Sancal

Karim Rashid en Milán, sentado en el sofá Float que ha diseñado para Sancal

Algunos diseñadores han ido más allá, dándole al respaldo del sofá todo el protagonismo, como el modelo Float que Sancal presentó en la feria de Milán junto al diseñador Karim Rashid, quien aporta su ingenio y su gusto por las formas orgánicas para incorporar un asiento flotante a un respaldo multifuncional y customizable que incluye reposacabezas integrados, brazos opcionales o pequeños colgadores a modo de perchero. De esta manera el sofá se convierte en un diván, un biombo, un lugar de espera o un rincón privado e independiente, adaptable tanto al uso doméstico como para espacios públicos.

Sofá Soderhamn de Ikea

Ikea también se ha apuntado al estilo de respaldo alto que “encierra” al sofá con el modelo Söderhamn, que cuenta con diferentes módulos independientes unidos mediante un sencillo ensamblaje. De asiento profundo, incluye cojines de dos tamaños y una tapicería desenfundable de trama gruesa y tacto suave. Su clara referencia es el sofá Alcove que los Hnos. Bouroullec crearon hace un tiempo para Vitra, uno de los primeros modelos que apostó por devolverle al respaldo la altura que merece.

Más información – Pequeñas grandes ideas de decoración: muebles y accesorios

Fuentes: LK Hjelle, Murcia visual, Ikea

Te puede interesar

Categorías

Diseño, Muebles

Rosa Herrero

Actualmente soy agente e importador de mobiliario de alta gama, principalmente nórdico, tras 10 años de experiencia en el sector Retail, primero... Ver perfil ›

Escribe un comentario