SOFO, el “Soho” nórdico en Estocolmo

String café

La ciudad de Estocolmo está formada por 14 islas de variado tamaño que rodean la desembocadura del lago Mälaren hacia el mar Báltico. Una de las zonas de mayor tamaño es el barrio de Södermalm, punto de encuentro desde hace unos años para artistas, diseñadores, arquitectos, artesanos y gentes de espíritu moderno, hipster, chic o bohemio. Más o menos en su área central, hacia el sur de Folkkungagatan, se encuentran las tiendas, boutiques, showrooms y locales de moda más interesantes y originales.

Café String

En este autodenominado SOFO (el nombre hace homenaje al Soho newyorkino) los cafés más estilosos y punteros pueblan las calles (y también los mejores blogs); los suecos tienen su propio término para describir “descanso para tomar un café”: Fika. Este momento sagrado tenía que estar representado por locales a la altura, como el café String: A simple vista parece una tienda de mobiliario vintage con sus sillones en el escaparate, pero cuando te acercas el olor a bollos y paninis, la música de los 50, el autoservicio y el ambiente relajado dejan claro su concepto de cafetería lounge donde pasar largas horas (un tanto por ciento alto de sus usuarios se sienta solo a disfrutar de la bebida y de su rato de asueto).

Café String

Más allá de los azulejos en damero y las paredes verdiazules,  el interiorismo destaca por su aspecto industrial y ecléctico, con tuberías  que recorren el falso techo y numerosos accesorios retro como placas metálicas, lámparas de bolas, un semáforo y múltiples sillas de diversas épocas y procedencia; a tono con las tiendas que rodean la cafetería, todos los artículos están a la venta.

Showroom Manos

Uno de los multiespacios más interesantes de la zona es el showroom Manos en Renstiernasgatan, un espacio donde se comercializan diseños muy bien escogidos, artes aplicadas y artesanía realizada a mano. Cuenta con su propia tienda on-line, organiza exposiciones temporales y se alquila para eventos; de ahí que su dueña Karin se haya decantado por una decoración limpia y discreta en blanco, iluminación natural, mobiliario de obra o diseñado especialmente para uso comercial.

Fotografiska Museet

Al norte de la isla de Södermalm y frente al lago se encuentra Fotografiska, el Museo de Fotografía más importante de Escandinavia y uno de los más reputados de Europa. El edificio fue diseñado por Ferdinand Boberg en 1906, en un estilo Art Nouveau industrial donde prima el ladrillo “Falu Red”, un elemento típico de la región. Originariamente se utilizó para albergar servicios de aduanas, pero hace unos años se planteó su uso como centro cultural y se reformó el interior transformándolo en una galería de 2500 m2 conservando intactas sus fachadas.

Restaurante del Fotografiska Museet

El museo está planteado de forma que las obras hablen por si solas, sin alardes de ningún tipo; en la tienda de la entrada y sobre todo en el restaurante es donde se aprecia mayor libertad de acción: La cafetería está pensada como un inmenso salón repleto de cómodos asientos, mesas de centro, librerías y comedores entre 4 a 6 comensales; el menú tiende a ser frugal, pero cuenta con una isla central donde uno puede servirse agua, café y té a discreción. El mobiliario de Isamu Noguchi y Eero Saarinen o las lámparas de Barba Corsini invitan al relax ante unos ventanales con las mejores vistas de la ciudad de Estocolmo.

Más información – El nuevo museo de Silverside del transporte de Glasgow

Fuentes – Travelettes, Flirck, Calle Pompón, Poppytalk, Jollygoodfellow, Nojesguiden, Cool Hunting

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Maru dijo

    Que pasada de sitio! Uno de los barrios me suena. de la saga ” Milenium”

  2.   ubalda dijo

    es un reportaje muy bueno y los locales son totalmente distinto de lo que se conoce en España ,aquì no sabriamos aprovecharlo como se debe

Escribe un comentario