Verde que te quiero verde

Verde que te quiero verde

El verde en la decoración del hogar transmite felicidad, calma y es tonificante por su naturaleza.

El crecimiento, la fertilidad, la esperanza, la armonía, la vitalidad… el verde nos recuerda esa esencia de nuestra existencia en la tierra. Al tratar con la naturaleza, nos encontramos con una relación armoniosa con el mundo que nos rodea, como la necesidad de paz y el retorno a lo básico.

Opta por todo tipo de tonos de verde: el verde oliva, el verde almendra o el verde pastel para un ambiente suave y relajación en tu dormitorio o baño. Para tu sala de estar o cina puedes apostar por el verde manzana o el verde lima, más estimulantes para decorar estos cuartos.

Después de estar todo el verano en el exterior, se hace muy difícil la transición de estar más tiempo en el interior. Los colores vegetales son perfectos para la transición del exterior al interior. Elige muebles de madera clara o de materias primas naturales como el algodón o el lino, y mejora esta decoración interior con los diversos tonos de verde. Las lámparas, jarrones, cojines, estanterías, alfombras o vinilos se prestan a la perfección con este color.

plantas

Y, por supuesto, pon naturaleza verde, plantas de múltiples hojas, darán ese toque fresco y natural a tu hogar.

Fuente – Decoora

Te puede interesar

Escribe un comentario