4 proyectos DIY con tubos de pvc

proyectos DIY con tubos de pvc

Un fin de semana, unas vacaciones, una tarde libre… Cualquier momento es bueno para dedicarle tiempo a esos proyectos que tenemos pendientes en casa. Proyectos a los que podemos sumar cualquiera de las cuatro propuestas que hoy te presentamos si lo que quieres es darle un toque industrial y moderno a tu hogar de forma sencilla: crear muebles a partir de tubos de PCV.

Para llevar a cabo los proyectos DIY que hoy te proponemos, necesitaréis tubos rígidos de PVC. Los vamos a encontrar a la venta en cualquier tienda o gran superficie de bricolaje.  Con ellos podremos elaborar desde estanterías hasta apliques de luz con relativa sencillez, pintándolos en vivos colores o dándoles apariencia metálica. Pero antes, vamos a ver qué es exactamente el PVC:

Las ventajas del PVC

tubos pvc

El material conocido como PVC (policloruro de vinilo) es una combinación química de tres elementos: carbono, hidrógeno y cloro. Es además uno de los plásticos con menor contenido de petróleo.

El PVC es un material ligero y químicamente inocuo, es decir, completamente seguro para nuestros hogares. Es muy maleable bajo la acción del calor, pero increíblemente resistente cuando se enfría. Estas propiedades excepcionales, junto con su excelente relación calidad-precio, hacen de él el plástico más utilizado en nuestro país, tanto para la construcción como dentro del mundo de la decoración. Como los tubos que vamos a emplear en los proyectos DIY que presentamos en este post.

Ventanas de PVC
Artículo relacionado:
Las ventajas de instalar ventanas de PVC

Tubos de PVC: cuatro propuestas decorativas

Una mente creativa sabrá detectar de inmediato todas las posibilidades decorativas que nos ofrecen los tubos de PVC. A continuación te mostramos nuestras cuatro propuestas, aunque en realidad no existe más límite que nuestra propia imaginación y habilidad. Hay muchas otras ideas que puedes convertir en realidad utilizando este elemento, sobre todo si el objetivo final es dar a nuestros hogares un ambiente minimalista con una encantadora atmósfera industrial.

Estanterías

proyectos DIY con tubos de pvc

La propia forma de los tubos de PVC nos sugiere, casi de forma natural, la idea de construir una estantería con ellos. Sin embargo, por mucho que pueda parecer un proyecto sencillo, encierra cierta complejidad. Y es que para construir una estantería de tubos de PVC vamos a necesitar codos y bases para pared, además de repisas de madera.

Para inspirarte, te animamos a echar un vistazo a la imagen que mostramos sobre estas líneas. Allí se puede apreciar con mayor detalle cómo y dónde integrar las tuberías y los tablones de madera, o el modo correcto de utilizar las fijaciones metálicas a fin de no tener que agujerear la madera.

Otra sugerencia: pintar los tubos con colores vivos, logrando así además un resultado fresco y moderno, perfectamente compatible con el toque industrial que andábamos buscando.

Mesa auxiliar

proyectos DIY con tubos de pvc

También los tubos de PVC pueden ser una fantástica materia prima con la que crear un mueble tan sencillo y tan bonito como una mesa auxiliar. Útil en cualquier parte de la casa. En el ejemplo que traemos aquí, la mesa en cuestión está construida a partir de una base triangular hecha con tuberías de cobre.

Una vez cortados 30 trozos de tubería de idéntico tamaño, bastará con seguir los conejos que se explican en este tutorial para unirlos mediante un cordel y dar forma a la estructura. No es un proceso sencillo, pero con un poco de maña y siguiendo al pie de la letra las instrucciones del tutorial, se puede construir la mesa sin ningún problema.

Para terminar de agregar ese efecto metálico que tan bien queda en esta clase de muebles, hay que aplicar una capa de pintura efecto cobre. Para rematar, solamente quedará añadirle una superficie de madera.

El resultado, como se ve en la imagen, es tan original como bonito.

Perchero para el recibidor e iluminación

proyectos DIY con tubos de pvc

Un perchero para el recibidor es un elemento práctico que nunca viene mal en una casa. Y, si además de útil, ponemos un poco de cuidado para reforzar su estética, le daremos un plus a ese espacio de la casa que tan a menudo olvidamos.

Gracias a los tubos de PCV vamos a poder conseguir resultados prácticos y atractivos al mismo tiempo. El perchero puede ser una estructura simple y espartana, o bien convertirse en un mueble con todas las letras, dotado de baldas para colocar bolsos y zapatos e incluso unas ruedas en la base para poder desplazarlo con total comodidad. Todo depende del espacio del que dispongamos en nuestro recibidor y de nuestros propios gustos.

También se puede recurrir a los tubos de PVC para poner un punto de luz en ese mismo recibidor que estamos decorando. En los últimos tiempos se han puesto de moda las llamadas bombillas «desnudas» que aportan un aire inacabado e industrial muy en boga actualmente Sin embargo, hay una propuesta que nos gusta mucho más: la de esconder el cable en un tubo de PVC anclado a la pared, tal como se muestra en la imagen.

Botelleros

Por último, una original y divertida idea para darle un uso práctico a los tubos de PVC: un botellero para la cocina, la bodega e incluso para el salón de casa. Para fabricarlo vamos a tener que usar tubos de diferentes grosores, aunque es imprescindible contar con algunos de 15 o de 20 centímetros de diámetro, en cuyo interior van a descansar horizontalmente nuestras botellas.

Hay que cortar los tubos, anchos y estrechos, con la misma longitud (siempre más largos que la longitud de una botella normal de vino) y disponerlos en forma horizontal para diseñar con ellos una estructura de nuestro gusto. También se puede pintar los tubos de los colores que más nos convengan según la decoración de nuestras habitaciones. En las imágenes de arriba mostramos un par de sugerencias.

Los tubos deben ir ensamblados o unidos con silicona, a finde asegurar la consistencia de su estructura. En cuanto al tamaño del botellero, dependerá de lo que cada uno quiera o necesite, pero siempre es mejor un botellero pequeño (de máximo 6-8 botellas) que podemos instalar en el suelo de la cocina, en un rincón de la encimera o sobre una mesita en el comedor.

Si te gusta el vino y tener siempre en casa algunas botellas de reserva, esta es una idea que no puedes dejar pasar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.