5 claves decorativas para tu oficina en casa

No todo el mundo tiene la suerte de trabajar desde casa, pero si esta es tu suerte… ¡felicidades! Eres dueño/a de tu tiempo y sabes organizarte tan bien como para que tu vida laboral y familiar se coordinen de forma magistral. Quizá también debas llevarte el trabajo a casa porque en la oficina no te da para más… En este caso, también es buena idea tener una oficina en casa para poder llevar a cabo todas las tareas pendientes que necesites.

Es importante que esta zona de tu casa sea una ‘zona zen’. Así podrás trabajar y disfrutar al mismo tiempo de la relajación. Es importante que puedas escoger una decoración cómoda para ti y que además, también encaje con el resto de tu hogar. Quizá no pienses ahora mismo en crear una estética para disfrutar porque lo único que te interesa es la productividad… ¡pero una cosa está totalmente ligada con la otra!

Cuando disfrutas de tu espacio querrás que esté ordenado y limpio todo el tiempo, algo que te ayudará a disfrutar de tu trabajo y a tener una mejor productividad. La obligación de ir a la oficina, incluso si es el lugar donde vives, es mucho más fácil cuando llegas a un lugar que te resulta agradable. Con esto en mente, vale la pena dedicar un poco de trabajo a la decoración de tu oficina en casa. Para ayudarte a comenzar, sigue los siguientes consejos.

¡Organización!

Las oficinas del hogar pueden desordenarse rápidamente, es necesario tener esto en cuenta para evitar que ocurra. Deberás tener cajones o contenedores que te ayuden a organizar todo tu material de trabajo, que sea adecuado con el estilo decorativo de tu hogar. Pero antes de empezar a comprar organizadores o archivadores, reflexiona sobre cómo te organizar realmente, ¿qué necesitas para que funcione contigo y con tu forma de trabajar? Por ejemplo, si sueles guardar y escanearlas para tenerlas digitalmente quizá un archivador no sea lo más práctico para ti.

No te dejes absorber por la exageración de la organización de la oficina. Debes tener la flexibilidad de crear tu propio espacio de trabajo. Hazlo de una manera que funcione para ti a largo plazo. Recuerda, decorar una oficina en el hogar de una manera que no parezca demasiado estéril es mucho más fácil cuando has evitado acumular montones de contenedores, carpetas y organizadores.

Busca soluciones

No importa el tamaño que tenga tu oficina siempre encontrarás buenas soluciones de decoración y organización. Solo tienes que pensar para encontrarlas. Piensa en la altura de tu pared y si merece la pena poner estanterías o si es mejor poner un cuadro para decorar porque la función de la estantería tampoco la vas a aprovechar. Y prefieres un cuadro con una imagen relajante que te aporte bienestar mental cada vez que la mires.

Quizá prefieras armarios abiertos en lugar de añadir puertas, o quizá prefieras contenedores divertidos con colores atrevidos. Recuerda lo más importante, tu oficina es tuya y eres tú quien trabajará allí. Solo tú sabes lo que necesitas.

¡Que entre la luz!

Las oficinas son notorias por su iluminación nítida, específicamente, fluorescentes. ¿Por qué las oficinas a menudo optan por una luz estéril y fría que te hace sentir como si estuvieras bajo el microscopio? Porque conocen un principio básico de trabajo: una iluminación suficiente facilita el trabajo. Los ojos se esfuerzan gran parte del día para mirar las pantallas, no hay que empeorar este esfuerzo con una iluminación deficiente en la oficina del hogar.

Lo mejor es utilizar luz natural tanto como sea posible, pero hay que complementar la iluminación en todas las zonas que sea necesario. Una oficina bien iluminada es una oficina productiva y tú serás mucho más feliz.

Debes estar lo más cómodo posible

Aunque debas estar lo más cómodo posible, ¡tampoco te pases o trabajar te costará demasiado! Pero también debes tener presente que tu oficina en casa es como una extensión de tu hogar y debes sentirla como tal. No hay límites. Si te gustan las plantas, ¡cubre tu oficina de verde! Si te gustan los colores vivos, ¿a qué esperas para añadirlos en tu oficina?

No te limites solo porque sea tu espacio de trabajo. Serás más productivo en una sala que te brinde alegría, así que ¿por qué no poner especial cuidado en crear una oficina que se sientas como en casa?

Empieza por lo simple

Una vez sabido todo esto, te toca comenzar. Empieza por lo simple, pero empieza. Ten un escritorio, una silla y una lámpara. A partir de ahí, disfruta del proceso de encontrar piezas que te encanten y que inspiren tu mejor trabajo. Decorar una oficina en casa puede llevar tiempo. Pero tienes toda tu vida para trabajar, ¡así que vale la pena el esfuerzo!

¿Ya sabes cómo quieres que sea tu oficina en casa?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Categorías

Espacios, Oficinas

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.