Cama sin cabecero para tu dormitorio

Cama sin cabecero

A la hora de crear nuestro dormitorio ideal casi siempre pensamos en añadir una cama que tiene su cabecero a juego. Pero hoy en día las fórmulas para nuestra decoración son casi infinitas, con muchas ideas y combinaciones distintas que se salen de lo clásico. Una de ellas es la de añadir una cama sin cabecero al dormitorio, ya que como sabemos no es un elemento que sea absolutamente necesario.

Las decoraciones más sencillas prescinden de todo aquello que genere ruido y buscan lo básico, de ahí que existan muchos ambientes con muebles básicos y añadir una cama sin cabecero es una de esas ideas. En este sentido vamos a ver cómo decorar nuestro cuarto con una cama que no tenga cabecero, ya que hay fórmulas para enmarcar esa zona y que todo quede igualmente bonito y acogedor.

Dormitorio minimalista

Cama minimalista

El estilo minimalista es el mejor para estas camas sin cabecero ya que buscan una gran sencillez. En este caso nos encontramos con una cama que prescinde de cabecero pintando la pared en un fuerte tono negro a juego con la ropa de cama. Las mesitas de noche crean una bonita simetría y con ello tenemos todo lo necesario para un dormitorio que es funcional.

Cabecero con cuadros

Cabecero con cuadros

Los cuadros pueden servir para crear un cabecero visualmente. Enmarcan la zona de la cama y así hacen que esta parte permanezca mucho más equilibrada. En este sentido nos encontramos con algunas ideas. Hay quien prefiere añadir un cuadro grande que sirva como un cabecero que además decora la pared. Otros prefieren crear una composición de cuadros, aunque esto es algo más difícil, ya que hay que elegir bien las fotografías o las pinturas así como los tamaños y los marcos para que todo tenga un toque armónico.

Cama sin cabecero que juega con pintura

Cama sin cabecero

Si no tenemos cabecero en la cama podemos crear uno con estos juegos visuales. Los cuadros son uno de ellos, pero también podemos hacerlo directamente con la pintura. En este caso carecen de cabecero, pero han usado la pintura para crear uno en la pared. Tan sencillo como usar un tono que combine bien con nuestra ropa de cama y con el ambiente del dormitorio y tendremos el cabecero ideal.

Cabecero con tapiz

Cabecero con tapiz

Este cabecero tiene una parte de madera pero que casi no se ve porque ha sido hecho con palets. Para darle más carácter a la zona del cabecero han utilizado un tapiz. Esta idea es perfecta para los estilos más bohemios, ya que se trata de un toque totalmente diferente que llama la atención sobre la parte superior de la cama. Este lugar no volverá a pasar desapercibido y le dará mucho carácter a nuestro dormitorio.

Cabecero con hueco en la pared

Cabecero con hueco

Puede que no tengamos cabecero pero hay muchas formas de que esta zona no resulte aburrida o vacía. En este caso tienen un hueco en la pared que nos sirve de estantería para poner algunos detalles que decoren la zona. Si además añadimos unos cojines para mayor comodidad, ya no nos hará falta el cabecero de la cama.

Estantería para la zona de la pared

Cabecero con estantería

El cabecero puede hacerse con una estantería que enmarque esta zona. Aunque no puede ser muy baja para que no nos estorbe si queremos estar sentados en cama. Una de estas estanterías le da carácter a la zona. En este caso han buscado ideas originales, ya que las mesitas de noche se sustituyen por sillas de madera.

Pared de ladrillos

Pared de ladrillos

En este caso podemos ver una bonita pared de ladrillos. No hace falta mucho cuando tenemos una zona con estilo bohemio. Esta pared habla por sí sola a la hora de decorar los espacios. En este caso no hay cama, ya que el colchón reposa sobre el suelo.

Cabecera con espejo

Cabecero con espejos

Si no tenemos un cabecero que llame la atención, debemos poner algún elemento que nos guste en esta zona. En este caso han pensado en la luz que daría un espejo y lo han añadido a este espacio. Es una buena alternativa a los cuadros, ya que además hace que nuestro dormitorio parezca más amplio. Si además elegimos un bonito marco tendremos un detalle ideal para el cabecero de la cama.

Cojines en el cabecero

Cabecero con cojines

Esta es una idea muy sencilla. En vez de tener un cabecero podemos crear uno con cojines que aportan mucho confort a los espacios. En este caso han puesto varios cojines en diferentes colores. Crean así un conjunto equilibrado y que sustituye al cabecero.

Zona del cabecero decorada con madera

Cabecero de madera

Aquí han creado esa división entre la zona del cabecero y la superior. En el cabecero han pintado con pintura blanca, de forma que todo sea muy sencillo. En la parte superior lo enmarcan todo con madera y con una estantería. Así creamos una zona en la que poner detalles decorativos y también  libros.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.