Cestas de mimbre para decorar y organizar tu hogar

Cestas de mimbre

Las cestas de mimbre son una estupenda alternativa para decorar y mantener el orden en nuestro hogar. Al igual que las cajas de fruta o las cajas de plástico, de las que ya hemos hablado, las cestas de mimbre son una opción de almacenaje muy interesante, porque además de una función práctica cumplen una estética.

Las cestas de mimbre y otras fibras vegetales como la rafia, el cáñamo o el yute son elementos hoy por hoy de tendencia. Son muchos los que buscamos ese toque natural y artesanal que aportan a nuestros hogares. No podemos olvidarnos además de las muchas posibilidades que nos ofrecen. Pueden utilizarse como almacenaje si, pero también como tiesto, lámpara o para decorar paredes.

Hay muchas razones por las que no nos extraña que las cestas de mimbre sean tendencia decorativa. Además de cumplir una función práctica, son decorativas y aportan a nuestro hogar esa calidez que solo encontramos en materiales naturales como el mimbre, la rafia, el yute o la madera. ¿Quieres saber como sacarles el máximo partido?

Cestas de mimbre para almacenaje

Cestas de mimbre como solución de almacenaje

Las cajas son una estupenda herramienta para el almacenaje, pero también lo son las cestas de mimbre. Son una estupenda opción para guardar mantas y plaids en el dormitorio como en el salón, colocadas a los pies de la cama o junto al sofá. Además de funcionales, son estéticamente bonitas.

También son muy prácticas en un rincón de lectura para guardar libros y revistas… así como junto a la chimenea para tener a mano la leña. Lo ideal en ambos casos es que tengan un diseño robusto que no ceda ante el peso de los artículos que contienen, de manera que podamos organizar estos con comodidad.

Cestas de mimbre para almacenar leña

El cuarto de baño y la lavandería son otros de los espacios en los que las cestas de mimbre pueden resultarnos muy útiles. La ropa sucia es algo que estamos acostumbrados a depositar en un cesto; pero además estos cestos son ideales para organizar las toallas y los diferentes productos de limpieza o higiene, tal como podéis apreciar en las imágenes.

Cestas de mimbre para almacenaje

¿Y qué otra estancia de la casa puede beneficiarse de su funcionalidad y estética? El recibidor, sin duda. El recibidor es lo primero que ven nuestros invitados; el espacio con el que rápidamente pueden identificar nuestro estilo y forma de vivir.  Si buscamos un tono neutro y natural para decorar este espacio, una consola o un banco y unos cestos de mimbre puede ser todo lo que necesitemos. Podremos organizar en las cestas de mimbre los complementos y accesorios que normalmente utilizamos. Pero también utilizarlas para poner unas flores frescas que den color y frescura a la estancia.

Cestas de mimbre en el recibidor

Cestas de mimbre en el dormitorio infantil

Y si lo son para los adultos, ¿por qué no iban a ser un buen sistema de almacenaje para los niños? En colores neutros o con pinceladas en vivos colores sorbete o neón, las cestas son muy útiles para que aprendan a recoger sus juguetes y muñecos. Podemos colocarlas bajo la cama, sobre una estantería…

Cestas de mimbre en el dormitorio infantil

 

Cestas de mimbre para cubrir macetas

Las cestas de mimbre nos brindan numerosas posibilidades y no únicamente como almacenaje. En la última década se han convertido en un elemento de tendencia que se utiliza además como cubre macetas. Al estar elaboradas de materiales naturales que pueden estropearse con la humedad, no se utilizan directamente para contener la planta pero si como elemento exterior

Vestas de mimbre como macetero

Si ya de por si las plantas aportan un toque natural a nuestro hogar, de esta forma conseguimos reforzar este efecto. Podemos utilizar grandes cestos para decorar las grandes plantas del salón, el hall o el dormitorio, pero también con pequeños cactus y suculentas sobre repisas y cómodas.

También son una estupenda alternativa para tener nuestras hierbas aromáticas a mano en la cocina. Resulta muy sencillo forrar los cestos mas pequeños, pudiendo plantar directamente sobre estos tomillo, romero, albahaca o perejil.

Como elemento decorativo en la pared

La cestas de mimbre mas planas, además de una función práctica, pueden convertirse en una original propuesta para decorar las paredes. Un conjunto de cestas puede aportar mucho carácter sobre la chimenea, en la pared de entrada o en un rincón verde como el de las imágenes. Combinar cestas de diferentes tamaños siempre es una buena elección.

Cestas de mimbre pared

Cestas de mimbre como lámparas

Nuestra última propuesta es toda una tendencia. Utilizar cestas de mimbre como lámparas es una alternativa con una gran demanda y una gran presencia en las editoriales de decoración. Las que hoy os presentamos están diseñadas como lámparas, pero podemos crear efectos similares comprando cestas de mimbre y adaptándolas de forma sencilla.

Cestas de mimbre como lámparas

Las lámparas elaboradas con cestas de mimbre quedan fantásticas en cocinas de estilo tradicional o rústico.  También en salones y en espacios exteriores con un ambiente sencillo y neutro. La tendencia nos invita a apostar además por diseños de gran tamaño, que no pasen desapercibidos y que nos permitan dirigir la luz.

¿Conocias todas las posibilidades de las cestas de mimbre? Como habrás observado son muchas las posibilidades tanto prácticas como estéticas las que nos proporcionan. ¡Anímate a utilizarlas en tu hogar!

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos
Te puede interesar

Categorías

Objetos

Maria Vazquez

Aunque he dirigido mis estudios hacia el campo industrial y la ingeniería, hay muchas otras cosas que me llenan como lo son la música, el... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *