Clases de mamparas de baño

mampara

A día de hoy las tradicionales cortinas de baño han dado paso a las mamparas. El éxito de las mamparas se debe a que mucha gente opta por el plato de ducha frente a la bañera de toda la vida. Aparte de ello, las mamparas ofrecen muchas más ventajas que las cortinas de baño. Son mucho más decorativas y estéticamente son superiores a las cortinas y además, son más fáciles a la hora de limpiarlas.

En el siguiente artículo te indicamos los diferentes tipos de mamparas que existen y te vamos a ayudar a que puedas elegir aquella mampara que iría perfecta para tu cuarto de baño.

Mamparas fijas

La gran mayoría de este tipo de mamparas se colocan en duchas de pared a pared. No todas las duchas pueden tener mamparas fijas, solo aquellas que cuentan con una anchura de al menos 130 cms. El gran punto a favor de esta clase de mamparas es el elemento decorativo y estético, dando un toque único a los baños. Además de esto, esta clase de mamparas no son demasiada caras y son aptas para todos los bolsillos.

En el caso de los puntos en contra, hay que señalar que no cierran la ducha al completo por lo que puede salir agua afuera de la ducha. Hay que tener mucho cuidado ya que de lo contrario es bastante fácil ponerlo todo hasta arriba de agua.

baño

Mampara con una puerta abatible

La mampara con puerta abatible es perfecta e ideal para aquellas duchas que son demasiado pequeñas. La puerta suele tener unas dimensiones que van desde los 50 cm hasta los 90 cm. A la hora de destacar sus ventajas hay que indicar que cierran al completo la ducha por lo que imposible que salga el agua afuera. Es perfecta para aquellas familias que tienen hijos pequeños.

En cuanto a sus desventajas, la mampara con puerta abatible no luce tanto como el caso de la mampara fija. Por último hay que señalar que se puede optar por que la puerta se abra hacia adentro, hacia fuera o hacia ambos lados.

Mampara con puerta abatible y puerta fija

Hay personas que cuentan con una ducha de considerables dimensiones pero no les convence el poner únicamente una mampara fija. En tales casos se suele optar por combinar una puerta abatible con otra parte fija. La unión entre la mampara fija y la abatible se suele realizar a través de bisagras o mediante un soporte de aluminio. Este último caso es perfecto a la hora de conseguir que el baño llame la atención desde el punto de vista estético o decorativo.

tipos-de-mampara

Mamparas con puertas correderas

Otra de las opciones a la hora de poner una mampara consiste en poner una que tenga puertas correderas. Son bastante populares por el hecho de que son bastante eficaces a la hora de poder entrar en la ducha y a nivel estético le dan un toque maravilloso a todo el baño. En cuanto al precio de este clase de mamparas suelen rondar los 100 euros aproximadamente. El precio puede subir dependiendo del cristal elegido y de las dimensiones del plato de ducha.

Mamparas esquineras

En el caso de que los platos de ducha no sean rectangulares y sean demasiado pequeños y cuadrados, lo mejor es optar por mamparas esquineras. En tal caso se puede elegir una puerta que sea abatible aunque en la mayoría de los casos se suele optar por una puerta corredera. Este tipo de mamparas se suelen usar para aquellas casas que disponen de dos baños, concretamente en el más pequeño.

plato ducha

Cómo se deben limpiar las mamparas

Una de las grandes ventajas de las mamparas es que se limpian de una manera fácil y sencilla. Lo más recomendable es hacerlo con un poco de agua con jabón o con algún producto con pH neutro. Una vez le des a toda la superficie, solo queda el secar la mampara con un paño suave y seco.

Si observas que hay una acumulación importante de cal sobre la superficie, es bueno el mojar la misma con agua y acto seguido usar una rasqueta. Mucha gente comete el gran error de aplicar productos antical sobre la mampara, sin pensar que los mismos pueden dañar seriamente al cristal o vidrio.

En definitiva, las mamparas se han vuelto en un elemento indispensable en la gran mayoría de los baños españoles. El optar por un plato de ducha frente a la bañera de toda la vida, hace que la mampara sea esencial para evitar que el agua pueda salirse a la hora de ducharse. Además de esto las mamparas dan al baño un toque decorativo y estético muy superior a las cortinas. Como has podido ver, en el mercado puedes encontrar multitud de modelos de todo tipo y optar por aquella que mejor se adecue a tu cuarto de baño.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.