Claves para decorar un salones nórdicos con mucho estilo

Salón escandinavo

El estilo escandinavo o nórdico sigue siendo uno de los que más se ha extendido. Sin duda es una tendencia ahora mismo en decoración, e inunda espacios en toda la casa. Su sencillez, la funcionalidad y el diseño de sus muebles y sobre todo los ambientes relajados y luminosos que se suelen crear han conquistado a todo el mundo. Sin duda se trata de un estilo que es apto para todos.

Hoy veremos algunas de las claves principales para decorar salones nórdicos con mucho estilo. Claves que son básicas para dar a ver este estilo tan bonito y actual. Porque todos los estilos se definen por cosas concretas, así que os daremos esas claves que harán que vuestro salón no falle con el estilo escandinavo.

La madera clara

Madera en el salón

Los materiales definen a veces un estilo, así que vamos a pensar en cual puede ser el material más significativo del estilo nórdico. En este caso nos referimos a la madera. Pero la madera en su tono más claro y con un aspecto natural. Atrás quedan esas maderas oscuras y llenas de barnices propias de los muebles antiguos. Para lograr los espacios diáfanos propios de este estilo se necesitan maderas en tonalidades claras, a veces casi blancas. Es además un material que se puede reciclar y que es muy duradero, porque el estilo escandinavo también es ecológico y funcional y está orientado hacia un consumo responsable, incluso a la hora de decorar los espacios. Materiales que son respetuosos con el medio ambiente y que además ofrecen mucha naturalidad a los ambientes.

El color blanco

Salón escandinavo

Otro de los imprescindibles en el estilo escandinavo es el color blanco. Si antes los ambientes en blanco total nos resultaban algo aburridos, ahora ya no es así, porque en este estilo el blanco suele ser el protagonista, pero no resulta tedioso gracias a la mezcla de materiales, de texturas y de estampados, porque siempre se suele utilizar en contraste con el color negro o el color gris. Como vemos en este salón, casi todo es blanco, pero llaman la atención las texturas de la madera y los textiles, o los cojines con estampados. Este es sin duda el estilo escandinavo más puro, pero pueden también añadirse colores. No obstante, en general lo que se quiere es tener una sensación de luminosidad.

Los relajantes tonos pastel

Tonos pastel

Si vamos a añadir colorido al mundo escandinavo, este suele ser en forma de tonos pastel, los colores más suaves de la paleta. Esto no le resta luminosidad a los ambientes, y seguimos teniendo un salón con un estilo muy relajante. Los tonos pastel además van fenomenal con las madera en sus tonos más claros, por lo que forman un conjunto ideal.

¿Cómo podemos añadir los tonos pastel? Pues en forma de textiles, con un sofá en colores claros y también pintando algún mueble. Una de las tendencias del mundo escandinavo es la de pintar solamente la mitad de las patas de las mesas de madera.

La sencillez y funcionalidad

Salón nórdico

Los ambientes sencillos siempre van ligados a este estilo. En el mundo nórdico prima la sencillez en las formas, evitando las florituras y los adornos que no tienen ninguna funcionalidad. Es por eso que los ambiente no suelen tener demasiados accesorios decorativos, y si los tienen estos cuentan con formas geométricas sencillas.

Salón nórdico

En el mundo nórdico siempre tenemos que pensar de manera funcional. Es decir, que vamos a escoger esos muebles que son los necesarios, mesas que sean prácticas y muebles que a ser posible cumplan más de una función y sean atemporales. Los muebles tienen casi siempre formas básicas y modernas, aunque también se pueden incluir muebles vintage, pues esta tendencia combina muy bien con el mundo escandinavo.

Chimeneas escandinavas

Chimenea escandinava

Las chimeneas escandinavas son propios del mundo nórdico, y es que no se ven en otras partes. Son chimeneas que se suelen poner en una esquina del salón y que al parecer son muy eficientes. Se han dado a ver como las chimeneas típicas del mundo escandinavo, y por eso tener una en el salón le aporta mucho a este estilo. Además, son perfectas para caldear en los días de invierno y el resto del tiempo son un bonito elemento decorativo.

Los textiles escandinavos

Color blanco

Llegamos a la cuestión de los textiles, y es que una decoración no está completa sin ellos. En este caso los textiles escandinavos suelen evocar a las zonas más frías de Europa, y por eso nos encontramos con mantas de pelo en tonos grises y blancos. Esto es perfecto para el invierno, pero en el verano necesitaremos un estilo nórdico mucho más fresco. En este caso podemos decantarnos por textiles con estampados geométricos o con motivos simples en blanco y negro, que son propios del mundo escandinavo. Hoy en día además se llevan las mezclas, por lo que se pueden combinar estos estampados para darle un poco de gracia a todo el salón.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos
Te puede interesar

Categorías

Estilos, Salones

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *