Claves para un dormitorio nórdico con estilo

El estilo nórdico es uno de los más populares en la actualidad, por lo que nos encontramos ante una tendencia que ya podemos ver en muchos hogares y que se adapta a todos los espacios gracias a su gran sencillez. Si estás pensando en decorar un dormitorio en estilo nórdico te damos las claves necesarias para conseguir esta bonita tendencia.

Tanto si tienes en tus manos un dormitorio para adultos o para niños, el estilo nórdico nos permite jugar con tonos, texturas y tendencias. Descubre las ideas más básicas para crear un dormitorio nórdico y los pequeños detalles que pueden hacerlo especial.

Simplicidad y funcionalidad

Si hay algo por lo que destaca precisamente el estilo nórdico es por su sencillez y su practicidad. Se busca la mínima expresión, como en el minimalismo, pero con unos toques más cálidos que vienen dados por los muebles de madera y los textiles y plantas. En este estilo encontramos espacios que parecen amplios gracias a que solo cuentan con los muebles necesarios, con un taburete en vez de una mesita de noche, lámparas que son simples bombillas y un burro a modo de vestidor. En este estilo es todo tan básico que siempre podemos añadir a mayores toques personales y especiales, como esa colcha de estilo bohemio o el tapiz de la pared.

Espacios luminosos

En este dormitorio vemos precisamente las claves para un estilo nórdico, con un ambiente simple y muy luminoso. La luminosidad se multiplica gracias a los tonos blancos y claros, que lo inundan todo, evitando tonos demasiado oscuros si no es para crear un pequeño contraste. Como puedes ver en las paredes solo hay unas sencillas láminas que no restan luminosidad y que dejan que las paredes blancas sigan siendo protagonistas. En el suelo la madera es de un tono claro, otra de las claves escandinavas.

Tonos suaves

Las tonalidades suaves son las que le dan el toque especial a los espacios escandinavos. Si todo fuese blanco los espacios serían demasiado claros y fríos, pero es posible crear contrastes y texturas con tonos suaves. Los colores pastel suelen ser los protagonistas, ya que se buscan espacios igualmente claros, aunque tengan color, evitando los tonos más intensos. El gris suele ser muy utilizado, porque es un tono neutro y básico, pero podemos usar desde el verde menta al rosa palo, el amarillo claro o el azul cielo.

Otra combinación de tonos que es muy habitual en este estilo es el de blanco y negro, ya que el negro crea mucho contraste y así se pueden hacer destacar determinados estampados o siluetas. En el papel pintado o en los textiles vemos estampados de este tipo, con siluetas básicas en negro que destacan sobre el fondo blanco. Se han convertido en una parte muy representativa de este estilo.

La madera es protagonista

La madera en sus tonos más claros es una gran protagonista en estos dormitorios nórdicos. Los muebles de madera le dan a todo un aspecto muy natural y le quitan frialdad al color blanco tan utilizado. Los suelos pueden ser blancos pero suelen ser de madera, porque en esta tendencia también se busca cierta naturalidad. El estilo escandinavo busca ser mucho más ecológico, ya que la funcionalidad de los muebles tiene que ver con que tengan un uso más racional y prolongado, evitando comprar más muebles o deshacerse de ellos. En los ambientes escandinavos vemos muchas veces la vertiente natural con materiales como la lana, la madera o el mimbre. Las plantas también son habituales para añadir color y frescura a los espacios.

Dormitorio nórdico infantil

Los dormitorios nórdicos para niños no suelen ser tan sobrios como los de adultos. Aunque la sencillez está presente siempre a la hora de escoger los muebles, se añaden más colores y detalles para crear cuartos que sean interesantes para los más pequeños de la casa. Estos cuartos infantiles mezclan muchas veces los estilos  para dar lugar a ambientes más variados y divertidos. El estilo vintage combina muy bien con el mundo escandinavo, y por eso vemos en este dormitorio las sillas de mimbre, el arcón de madera para guardar los juguetes y unas bonitas camas de forja.

Textiles en el estilo nórdico

En el estilo nórdico podemos encontrar también muchos textiles que resultan muy interesantes para darle colorido y alegría a los espacios. Tanto en habitaciones infantiles como de adultos encontramos textiles en los que se llevan los patrones geométricos y las formas simples y básicas, como los triángulos o redondeles. Estas formas se utilizan en textiles que suelen ser bicolor, por lo que destacan mucho más. Un negro sobre blanco, un blanco sobre gris y muchas otras combinaciones en los tonos que son típicos del mundo escandinavo. Podemos ver sobre todo estampados en blanco y negro, pero también en tonos pastel de moda, como el verde menta o el rosa palo.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.