Colores que combinan con el lila

Decoraciones en tonos lila

El color lila se ha convertido en uno de los tonos de tendencia en la moda y también en la decoración. Es un color claro y alegre, que da mucha vida a los espacios y que también suele utilizarse en temporadas como en la primavera, porque es claro y delicado. Por eso vamos a ver cuáles son los colores que combinan con el lila, un tono que nos encanta.

En la decoración se pueden utilizar alegres tonos como el lila, pero debemos saber cómo se combinan los colores para evitar cometer errores. Para que un tono destaque tenemos que tener en cuenta los tonos que añadimos y cómo lo mezclamos, de forma que todo quede equilibrado.

Cómo combinar colores en el hogar

La combinación de colores en el hogar puede ser algo que nos sobrepase si no tenemos experiencia. Lo primordial es pensar en cómo queremos decorarlo todo y cuáles van a ser los tonos principales. No debemos mezclar más de tres tonalidades o sería excesiva. Ya sabemos lo que dicen de que menos es más y en el caso de color es así. Utiliza una idea que es sencilla por la cual usas un tono base para todo como el blanco, gris claro o beige. Después puedes usar un tono como el lila que es llamativo como color a destacar y otro que combine con él pero añadiéndolo en menor cantidad. Así tendrás un estupendo equilibrio en la decoración de tu hogar.

Otro de los consejos que damos a la hora de añadir colorido en el hogar es que si queremos variar nos centremos en añadir color con los textiles y con los detalles decorativos. Este es un buen truco porque si queremos cambiar de color tendremos una base en tonos neutros a la que le podemos añadir otro tono en cuanto queramos. Podemos usar colores como el lila para la primavera, un azul intenso en verano y tonos como el granate en invierno y así variar constantemente sin gastar demasiado.

El lila y el blanco como base

Combinar el lila con el blanco

Lila y blanco siempre son la combinación perfecta. Si te gusta el tono lila y quieres que sea el protagonista pero sin llegar a resultar excesivo para ti, entonces el blanco es tu base perfecta. Además, hoy en día el blanco es la base de muchos estilos y decoraciones, con muebles o paredes blancas. A esto le añades el tono lila, que es suave y alegre, un tono relajante y fresco, ideal para cualquier hogar. El conjunto queda moderno y bonito, sin más pretensiones o complicaciones.

Lila y morado

Lila y morado

Mezclar dos tonos de un mismo color es una gran idea. El lila es un morado más claro, con más cantidad de blanco, por lo que estos dos tonos son ideales para añadir en la decoración. Se complementan porque son el mismo color con más luminosidad, por lo que es una gran idea poner algo lila y un detalle morado para añadir carácter y colorido a los espacios. Es un truco que siempre va a funcionar a la hora de añadir colores en el hogar.

El lila y los toques dorados

Lila y dorado para el hogar

El lila y el dorado se llevan muy bien, porque el amarillo es complementario del morado y son dos colores que juntos combinan a la perfección. Es por eso que en muchas ocasiones vemos ambientes en los que hay por ejemplo textiles lilas y añaden piezas con toques dorados como un espejo o una bandeja metálica. Estos dos toques se llevan muchísimo y además ahora mismo el dorado está de moda, por lo que puedes aprovechar para añadir esta tendencia a tu hogar.

Los lilas y tonos rosados

Lila y rosado

El lila y el rosa pastel se llevan muy bien. Son tonalidades parecidas que quedan muy bien en los ambientes. Con la llegada del estilo nórdico nos hemos acostumbrado a los tonos claros, por lo que los pastel ya forman parte de muchos ambientes que nos gustan. A la hora de combinarlos puedes mezclar estos dos. Le darán a tu hogar un aspecto realmente primaveral y son dos colores que son tendencia. Añade unos textiles o algún mueble con estos tonos y verás cómo tu espacio gana en alegría y colorido.

Lila y azul

Estos dos colores son tonos frescos que también pueden quedar bien si los mezclamos. El azul en sus tonalidades claras queda bien con un bonito lila. Son espacios muy coloridos y en este caso arriesgamos con una mezcla que no es habitual pero que puede funcionar.

Lila y gris para tu hogar

Como combinar el lila

El gris es un tono básico como el blanco que nos puede ayudar a destacar determinadas tonalidades. Así que es perfecto para los ambientes en los que deseemos añadir el bonito color lila. Hará que destaque todavía más y se verá más que con el blanco, por lo que puede ser su mejor elección.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.