Cómo decorar al árbol de navidad exterior

árbol navidad exterior

Si dispones de un patio, un jardín o un pequeño espacio abierto en la entrada de tu casa, ese puede ser el lugar ideal para colocar allí un árbol de Navidad exterior y llenar así de espíritu navideño la entrada a tu hogar. Un bonito modo de celebrar las fiestas y vestir tu casa de una forma entrañable.

Nuestro árbol puede estar solo o rodeado de otros complementos decorativos. A mucha gente le gusta realizar un gran despliegue navideño en su casa, tanto dentro como en el jardín y la fachada. En algunos países como Estados Unidos, decorar la fachada con luces, muñecos y guirnaldas es una tradición. A este lado del Atlántico se usan soluciones más discretas. Si no queremos caer en el exceso, un simple árbol convenientemente decorado puede ser perfecto.

Por supuesto, existen muchas formas de «plantar» ese árbol. Puede ser natural o artificial, grande o pequeño, clásico o vanguardista… Siempre es aconsejable optar por un diseño que case bien con nuestra personalidad, nuestro gusto y, cómo no, también con el estilo de nuestra casa.

Belén hecho a mano
Artículo relacionado:
Belenes originales para decorar estas Navidades

Un aspecto a valorar detenidamente es el de la iluminación. Sobre todo si queremos que nuestro árbol de Navidad luzca por la noche, que sea el auténtico protagonista. Incluso aquí se puede elegir entre luces discretas o llamativas, integradas en el resto de la decoración exterior o no. Para ayudarte a tomar la decisión más adecuada, en este post te traemos algunas ideas interesantes:

Árbol de Navidad de estilo clásico

arbol navidad puerta de casa

Los clásicos nunca mueren, por eso siempre podemos volver a ellos cuando lo necesitamos. Son un seguro. También a la hora de elegir un árbol de Navidad de exterior para poner en la entrada de casa. Estos árboles de exterior llenos de detalles tradicionales: lazos y guirnaldas, piñas naturales y las típicas bolas brillantes, rojas y doradas. ¡Que no falte el color rojo!

Lo importante es conseguir diseñar un árbol muy rústico y natural. Dos buenos ejemplos sobre estas líneas: un árbol artificial a la izquierda, del que penden dulces y adornos y a cuyos pies están depositados los paquetes que simulan los regalos (puramente ornamentales, claro); a la derecha, un árbol natural de tamaño mediano, con una decoración aún más simple, pero igualmente efectiva: bolas azules de distintos tamaños y tonalidades.

En cuanto a los adornos colgantes, hay que seguir una máxima: pocos y bien sujetos. Si no es así, cualquier racha de viento dará al traste con nuestro precioso árbol y su decoración.

Mini árboles navideños

arbolitos navidad

Como ya hemos visto muchas veces en Decoora, en ocasiones, menos es más. No por tener un árbol de Navidad gigantesco en la puerta de casa, nuestra decoración va a ser mejor. Puede resultar muco más efectivo (y económico) optar por dos mini-arbolitos, que podemos asentar en una maceta o en un pequeño balde de latón, como en el ejemplo de la imagen de arriba.

La idea consiste en colocar estos pequeños árboles a ambos lados de la puerta. Esta disposición, además de bonita, sugiere una invitación para entrar a casa a saborear una taza de chocolate, algún que otro dulce navideño y compartir regalos. El famoso «espíritu navideño» empieza en la misma puerta de casa.

Para rematar el cuadro, mejor que cargar las minúsculas ramas de los mini-arbolitos con bolas y adornos, nada mejor que unas velas encendidas o unos elegantes faroles iluminados junto a ellos. Una vez más queda demostrado que con muy poco se puede conseguir mucho.

Un pasillo de Navidad

pasillo navidad

Sobre estas líneas, una variante de la idea de los mini-arbolitos de Navidad: en lugar de dos, ¿por qué no utilizar más y construir una especie de pasillo navideño hasta a puerta de casa? Obviamente, necesitaremos tener con espacio suficiente para poner la idea en práctica.

Por lo demás, la fórmula decorativa es la misma: maceteros pequeños, faroles de pie con velas encendidas, pequeños abetos (naturales o artificiales) con unos pocos adornos en sus ramas… Este precioso conjunto escénico se puede mejorar añadiendo un dosel o unas guirnaldas verticales en el marco de la puerta. A gusto de cada cual.

Solo luz

árbol navideño luz

Si te gusta que el árbol luzca fuera de casa durante la noche, no olvides una buena iluminación. O mejor aún: hagamos que el árbol sea de luz. Puede sonar a idea extravagante, pero como bien demuestran los ejemplos que mostramos en las imágenes, funciona.

Existen varias opciones. La más sencilla es adquirir un «esqueleto» de árbol retroiluminado que podemos colocar en el jardín y enchufar en alguna toma de corriente exterior. Para disimular el cableado, podemos hundirlo un poco en la tierra o taparlo con hojas, piedras, etc. A pulsar el interruptor, las ramas de este inusual árbol se iluminarán regalándonos una bonita estampa.

Si somos un poco mañosos, tal vez nos atrevamos a crear nuestro propio árbol de luz utilizando las luces en línea que todos tenemos en casa o que podremos comprar en cualquier tienda de regalos y decoración. En lugar de usarlas para envolver el tradicional árbol, las utilizaremos para reproducir (con la ayuda de una base metálica o de madera) la típica forma cónica de los abetos de los dibujos infantiles. Muy original.

Importante: como es lógico, siempre hay que usar sistemas de iluminación preparados para exteriores, no queremos que se produzcan cortocircuitos a causa de la lluvia o de la humedad.

Árboles «vestidos» de Navidad

arbol natural navidad

A veces es mejor ser prácticos: ¿para qué comprar un gran árbol de Navidad si en el jardín de casa ya tenemos uno? No importa que sea un abeto, cualquier especie vale. Cipreses, olivos, limoneros… Cualquiera de ellos podrá transformarse en un original y precioso árbol navideño si conseguimos dar con los ornamentos adecuados.

Para acertar, hay que tener en cuenta el tamaño y la altura del árbol. Si es un ciprés o un árbol de copa vertical, bastará con unos pocos adornos y una iluminación en espiral; Si es un árbol de ramas más resistentes como por ejemplo un almendro, será oportuno colgar bolas y guirnaldas. O, como en la imagen de arriba, usar guirnaldas de luces LED para colgar de sus ramas.

En caso de tener en nuestro jardín esos árboles de hoja caduca que se queda «pelados» en invierno, una buena solución es envolver sus troncos y ramas con cintas iluminadas. El efecto visual cuando cae la noche y encendemos el interruptor es casi mágico.

Finalmene, no está de más decir que esta misma fórmula decorativa se pueda aplicar a los setos y arbustos de nuestros jardines. Cualquier elemento vegetal es susceptible de ser decorado para que la magia navideña se despliegue en el exterior de nuestros hogares. Como hemos demostrado con los ejemplos expuestos en este post, solo hace falta un poco de ilusión y buen gusto.

Imágenes: Housebeautiful


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.