Cómo decorar salones minimalistas

El minimalismo se hizo muy popular en la década de los 90, cuando todo el mundo quiso simplificar el estilo llamativo de los 80. Tanto en la moda como en la decoración se buscaron ideas más sencillas, la mínima expresión para ofrecer elegancia sin ser ostentosos. Hoy en día el minimalismo sigue estando de moda y nos ofrece espacios muy modernos.

Los salones minimalistas son muy habituales en casas actuales en las que se busca la funcionalidad y un estilo sofisticado. Para lograr un salón con toques minimal hay que seguir unas pautas, porque este estilo sigue unos sencillos pasos.

Espacios luminosos

Una de las cosas más habituales que encontramos en los espacios minimalistas es que son amplios y luminosos. Un salón minimalista nunca nos da la sensación de estar repleto de cosas y detalles. Ofrecen un ambiente que resulta fresco, relajante y agradable. En este sentido, se utiliza en gran cantidad el color blanco, con pequeños toques de otros tonos neutros. En este salón por ejemplo vemos una estancia que no es tan amplia, pero que se hace extensa gracias al uso del blanco, que lo ilumina todo. No podemos dejar de ver esos toques de estilo nórdico en este salón, porque la sencillez de ambos estilos hace que a veces se mezclen.

Muebles de líneas básicas

Una de las características que vamos a tener que seguir a rajatabla a la hora de decorar un salón en este estilo es la de comprar solamente los muebles que tengan líneas básicas. Nada de mobiliario vintage con detalles en la madera, pintura desgastada o tiradores decorados. En este sentido encontramos muebles de líneas limpias y rectas, con la mínima expresión y total funcionalidad. En muchos de ellos incluso se han eliminado los tiradores para dar lugar a muebles que se abren con un toque, algo más moderno y especial, dejando a la vista un mobiliario liso y sencillo. La estética en este sentido pretende eliminar todo lo que no es funcional.

Menos es más

Siempre hay que seguir esta premisa si pretendemos decorar un salón con el estilo minimalista. Si nos perdemos entre estampados, textiles, jarrones, cuadros y colores, probablemente nuestro estilo no sea el minimalista. Este tipo de decoraciones son ideales para aquellos a los que les gusta lo básico, personas pragmáticas que valoran el diseño, las líneas y la calidad frente a lo decorativo y pasajero. La gran ventaja de este estilo es que no pasa de moda fácilmente, debido a su gran sencillez, y que si queremos modificarlo lo tenemos muy fácil, ya que solamente tendremos que añadir nuevos detalles, alfombras, cojines estampados, jarrones y plantas para darle un nuevo aire a todo.

Colores siempre neutros

Si los muebles de estilo sencillo son importantes, también tenemos que poner énfasis en los colores y estampados, o más bien la ausencia de ellos. En el estilo minimalista solamente usan tonos que sean básicos y neutros. Es decir, colores grises, blancos, negros, marrones y beige. Dentro de estos pueden usar tonalidades, pero tampoco sin excederse, ya que buscamos algo sencillo. En cuanto a los estampados, casi nunca están presentes, eligiendo la gran mayoría de las veces textiles con colores lisos. Si hay estampados, nunca son llamativos y pasan prácticamente desapercibidos. Si te gusta decorarlo todo con tonos básicos y sin complicarte demasiado, seguro que te va a gustar la funcionalidad del estilo minimalista.

Materiales de calidad

Aunque en el estilo minimalista buscamos lo sencillo, este suele ser un estilo moderno en el que hay espacio para los detalles de diseño. En  muchos salones minimalistas se busca la calidad. Sin añadir demasiadas cosas, se presentan materiales de calidad en los suelos de madera, en los grandes ventanales, las mesas de diseño moderno o los sofás de cuero. Es un estilo lujoso al mismo tiempo que es sencillo, ya que se trata de salones urbanos y elegantes. En este caso es fácil hallar salones que nos resultan muy sofisticados, en donde cada pieza se ha buscado con esmero, incluso los pocos detalles decorativos que puede haber, como algún pequeño jarrón o los cojines. Se busca la calidad más que la cantidad.

El minimalismo low cost

Decimos que el minimalismo se vincula a los pisos modernos de las ciudades, en donde hay muebles caros de diseño y materiales de la mejor calidad. Pero esto no quiere decir que en cualquier hogar no podamos tener un bonito estilo minimalista que además sea acogedor. Con el estilo minimal low cost buscamos la misma sofisticación y la mínima expresión con muebles mucho más sencillos y con un coste más asequible. Para ello tenemos firmas como Ikea, en donde nos traen  muebles modernos e ideas con bonitos diseños a precios populares. También nos podemos inspirar en los diseños del estilo nórdico, que  ofrecen colores neutros, sencillez y muebles de formas básicas con las que decorar el salón a buen precio.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Categorías

Estilos, Salones

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente, también escribo en MundoPerros, Actualidad Viajes y Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.