Cómo decorar una habitación pequeña de matrimonio

Dormitorio de matrimonio

Las habitaciones de matrimonio son espacios compartidos en los cuales tenemos que crear un buen ambiente para dos personas. Es por eso que hay muchas formas de decorar estos espacios que llegan a ser tan especiales.

Vamos a ver cómo decorar una habitación pequeña de matrimonio en la que añadir todo lo necesario para una agradable estancia. Sin duda hay muchos estilos e ideas distintos para decorar este espacio en el hogar. Así que veremos alguna inspiración interesante.

Elige tonos claros

Una forma muy buena de decorar una habitación pequeña, sea o no de matrimonio, es elegir tonalidades claras. Esto nos ayuda a crear la sensación de que todo cuenta con más espacio. En la actualidad además se llevan muchísimo las tonalidades neutras, ya que ofrecen una gran elegancia y serenidad a cualquier espacio. Nos gustan los colores como el blanco roto, el crudo o el beige claro, los cuales se pueden combinar con grises claros e incluso con tonalidades pastel. Lo que nos aporta es un ambiente luminoso, elegante y también muy relajante, ideal para la zona del dormitorio.

El blanco es la clave

Dormitorio en blanco

También se lleva mucho el color blanco como base para todo. Hace unos años llegó a aburrir pero ahora es un imprescindible en la decoración, sobre todo gracias a los ambientes nórdicos que tanto lo usan. Con el color blanco crearemos un espacio diáfano y con mucha luminosidad. Así que podemos utilizar este color sin miedo en las paredes, que además quedarán como un lienzo sobre el cual poner bonitos cuadros o una guirnalda. Si elegimos mucho blanco, no olvidemos poner una nota de color para que el espacio no resulte demasiado aburrido.

Los textiles del cuarto

Textiles para el dormitorio

Cuando decoramos un cuarto es muy importante elegir bien los textiles. La ropa de cama es un paso fundamental a la hora de decorarlo y tenemos muchas posibilidades. Debemos comprar textiles que combinen bien con el estilo del cuarto. Si tenemos dudas, siempre es mejor decantarse por ideas que sean sencillas, es decir, por textiles que tengan tonos lisos o por algunos que usen pocos colores. De esta forma nos será mucho más sencillo combinarlos siempre. También podemos decorar el dormitorio con tonos neutros y poner color solamente en los textiles, para que todo resulte más sencillo.

Mesitas sencillas

Mesita de noche bonita

En un cuarto de matrimonio que sea pequeño tenemos que elegir bien cada mueble que pongamos, porque puede restarnos espacio. A la hora de crear la zona de la cama, casi siempre se eligen dos mesitas de noche porque cada uno necesitará la suya. Pero es mejor comprar unas mesitas que sean pequeñas y sencillas. En algunos casos la zona de la mesita ya está incluida en el espacio del cabecero, para ahorrar espacio y no romper la estética del cabecero.

Muebles funcionales

Muebles de dormitorio

En una habitación pequeña tendremos que comprar algunos muebles que resulten funcionales. Sin duda uno de los principales problemas que tendremos es el de que necesitaremos muebles que resulten funcionales. Unas buenas estanterías abiertas, un tocador o también un armario empotrado son ideas perfectas. Aunque si el cuarto es pequeño, también podríamos dejar otro espacio para vestidor, ya que puede que no nos alcance la capacidad del armario en el dormitorio.

Un cabecero original

Cabecero original

Si hay algo que puede darle un giro a un dormitorio, ese es el cabecero. En la actualidad podemos encontrar muchos cabeceros originales para nuestro cuarto. Los cabeceros de madera en estilo vintage, los cabeceros rústicos y los que se hacen por ejemplo con textiles pueden ser ideas estupendas para crear un espacio que sea único para ambos. Hay cientos de ideas a la hora de añadir el cabecero en nuestro hogar.

Papel pintado

Otro detalle que nos gusta muchísimo para cambiar de estilo los espacios es el papel pintado. Este detalle es pequeño pero puede darle mucha personalidad a cada rincón. Elige un bonito papel pintado que aporte un toque especial al cuarto y ponlo sobre todo en la zona del cabecero, que es la que suele captar las miradas nada más entrar en el cuarto. Así todo resultará muy armonioso. Hay muchísimos papeles pintados y nos permitirá añadir un estampado en las paredes para aportar mucho estilo.

Pequeños detalles decorativos

Decoración de paredes

Una vez tengamos los muebles elegidos, tenemos que añadir también pequeños detalles decorativos. Nos gustan mucho los detalles que vienen del estilo escandinavo, como por ejemplo las velas con tonos claros, los jarrones con líneas sencillas y colores pastel. Este tipo de piezas se pueden incluir en las mesitas de noche o en el tocador. Por otro lado, en las paredes también hay espacio para la decoración. Los cuadros y láminas con pocos tonos o en blanco y negro se han convertido en un estupendo recurso. Se llevan muchísimo las composiciones asimétricas de cuadros y son una gran idea para la zona que se encuentra encima del cabecero.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.