Cómo decorar una sala de yoga en casa

¿Piensas que para hacer yoga tienes que irte a un gimnasio porque en casa no sabes cómo realizarlo? En realidad, para hacer yoga no necesitas mucho y si en tu hogar tienes una sala o espacio que puedes adaptar… Entonces no necesitarás desplazarte para poder practicar esta disciplina que cada vez tiene más adeptos.

Si evitas ir al gimnasio podrás ahorrar tiempo y dinero. Aunque es cierto que cualquier gimnasio en el hogar requiere que inviertas dinero de forma inicial en equipos y accesorios necesarios, a la larga, te sale mucho más económico y rentable, lo mires por donde lo mires. Tener una sala de yoga te puede aportar grandes beneficios personales. Pero, ¿cómo tendría que ser la decoración de este lugar especial?

El yoga te ayuda a ser más fuerte y más flexible. Es ideal para casi cualquier tipo de cuerpo y grupo de edad… lo mejor es que no requiere mucho para comenzar. Estira una alfombra en el suelo de tu sala de estar, pon un vídeo de YouTube y ya estás listo. Crear una sala de yoga será más práctico y cómodo que hacerlo en el salón de tu casa.

Es fácil y barato

Aunque tengas que hacer una pequeña inversión al principio merece la pena. Además, podrás añadir otros accesorios para el trabajo de tu cuerpo como una cinta de correr o pesas. Dependiendo del tiempo que tengas para ejercitar tu cuerpo y tu mente, podrás escoger unos u otros accesorios.

Un espacio de yoga necesitará una alfombra o esterilla para poner en el suelo. Cuanta más luz tengas en el lugar mucho mejor. Añadir alguna planta o accesorio zen también te ayudará a concentrarte mejor y a crear un ambiente de relajación total que te ayudarán a tener más armonía en tus movimientos y pensamientos.

En la sala o espacio destinado al yoga en una sala en concreto, no puede haber ningún tipo de desorden visual. Cuanto menos accesorios desordenados existan mejor, y si es ninguno, mucho mejor.

Es perfecto para cualquier momento

Si bien piensas que tener un espacio de entrenamiento a solo unos pasos hace que sea más fácil hacer ejercicio, el hecho es que a veces.  simplemente no apetece. Si quieres tener una rutina de entrenamiento regular, una sala de yoga es una opción válida y necesaria en tu vida. La mayoría de los entrenamientos son de alta intensidad… pero debes crear un espacio que vayas a utilizar.

Decoración según el tipo de yoga que quieras hacer

Hay diferentes tipos de yoga, algunos harán que el ejercicio sea más vigoroso y otro será más suave y relajante. Hay incluso algunas clases de yoga que son estupendos para cuando no tienes nada de ganas de hacer ejercicio pero quieres hacer actividad física saludable. No quemarás tantas calorías pero te concentrarás en tu respiración y mejorarás la salud de tu cuerpo y de tu mente… también encontrarás una forma diferente de decorar tu hogar. Con tu mente más relajada la decoración de tu hogar probablemente también sea más minimalista.

Una vez que te des cuenta de lo bien que te viene, querrás hacerlo todos los días. Piensa cómo quieres que sea el tipo de yoga que quieres realizar y una vez que lo tengas claro, entonces podrás saber qué accesorios necesitas o el espacio.

Tu sala de yoga puede ser la sala zen del hogar

Cuando reservas un espacio para el yoga, tendrás que reservar un lugar de cuidado personal, en el que te ayude a estar atento a tu cuerpo físico y a tu salud emocional. Tendrás que crear un área para el cuidado personal y usarlo aunque no te estés ejercitando o aunque no estés haciendo yoga en un momento determinado.

Una sala de yoga puede ser un lugar donde puedas relajarte, tomar café con los amigos, charlar, leer, meditar o simplemente para conectar con tu interior. De esta manera podrás disfrutar de este espacio de tu hogar más momentos durante el día y no solo cuando vayas a practicar yoga. Igualmente, la decoración deberá ser zen, es decir, minimalista y relajada.

El yoga en tu casa

Como has visto tener una sala de yoga en tu hogar es mucho más fácil de lo que piensas. La gente tiende a suponer que el yoga es para personas flexibles que quieren ser más flexibles. En realidad, es una forma de involucrar a tu cuerpo exactamente como lo es ahora y que se conecte con tu mente. No necesitas hacer ningún entrenamiento para hacer yoga, puedes simplemente comenzar ahora mismo si es lo que deseas. Puedes elegir posturas y secuencias (a menudo llamadas flujos) que funcionen para ti y ayudarte a alcanzar tus objetivos de acondicionamiento físico. Y también estarás ayudando a tu salud mental en el camino.

Una vez que decidas entrar en el mundo del yoga, no te arrepentirás.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Categorías

Decoora

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.