Cómo elegir la funda del chaise longue

La gran mayoría de los sofás que se han comprado en los últimos tiempos cuentan con esa genial estructura del chaise longue. Si no te suena esto, es que todavía no conoces los sofás que cuentan con un sillón más alargado, en modo diván, en un lado. Estos son los chaise longue que se han vuelto tan populares. Sin duda es un sofá que elige la gran mayoría, pero también hay que pensar en su mantenimiento.

Es aquí en donde entra el tema de la funda del chaise longue. Puede que hayas comprado un sofá y esté limpio e impecable, y así lo quieres mantener. Tienes varias posibilidades, desde tener un cuidado enorme a la hora de comer algo o utilizar cualquier cosa que lo pueda manchar, hasta decantarte por las fundas del chaise longue que lo protejan frente a manchas futuras.

¿Por qué elegir una funda del chaise longue?

Son muchas las personas que eligen un sofá por su color y el tejido, por lo que lo de la funda ni se le pasa por la cabeza. Es cierto que si queremos un sofá en un tono determinado para que combine con el resto de la decoración, no tiene mucho sentido buscar una funda que  lo tape, pero a la larga puede sernos algo muy útil. El problema llega cuando hacen su aparición las manchas en el tejido. Si se trata de sofás en piel esto no es un problema, y es que son más caros pero se limpian fácilmente porque las manchas no llegan tanto al material. En el caso de tejidos, cualquier líquido se absorbe mucho más rápido y la mancha permanece. A la hora de limpiarlas la cosa es complicada, porque  hay  limpiadores específicos, pero algunos dejan manchas en el tejido. Así que llega la hora de plantearse el utilizar una funda.

Puedes pensar en utilizar una funda antes de que lleguen las manchas en el día a día, o bien después, cuando ya han llegado y definitivamente te das cuenta de que quitarlas puede ser bastante difícil. Una funda nos permite limpiar fácilmente cualquier mancha que pueda surgir. En el caso de que tuviésemos que hacer una nueva tela para el sofá, esto nos costaría mucho más, por lo que la funda puede ahorrarnos el coste del arreglo de la tela del sofá a largo plazo. Las fundas se quitan y se ponen rápidamente, y en caso de que las manchas sean irreparables siempre podemos comprar una nueva funda y problema resuelto.

Tipos de fundas del chaise longue

Tenemos por un lado las fundas del chaise longue de tejido elástico. Estas se adaptan a la forma del sofá, pero debemos medir para que sea algo exacto, porque si las fundas quedan grandes o pequeñas pueden resultar algo incómodas a la hora de sentarse, ya que se moverán. Estas son fáciles de poner, pero tienen ese problema, y es que no se adaptan a todos los tamaños y debemos mirar antes cómo quedan. Además, si quedan grandes, el efecto pueden no ser muy estético para nuestro sillón y al no gustarnos puede que no las utilicemos. Hay tejido elástico y bielástico, el cual estira hacia todos los lados.

Las fundas que se ponen con lazos sobre los sofás se suelen adaptar mejor. No cierran todas las partes pero se ponen como una manta sobre las zonas de más uso y se cierra con unos lazos en la zona de las esquinas. Estos son estéticamente más bonitos, pero como desventaja tienen el problema de que pueden no cubrir todo a la perfección y al final podríamos tener manchas en alguna pequeña zona no cubierta.

En el caso de los sofás normales se suele utilizar la elástica, pero si se trata de un chaise longue, lo más habitual es encontrar fundas que no son completas, sino que se adaptan a las zonas de más desgaste. Son como mantas que utilizamos sobre estas zonas del sofá y que lo protegen. Fáciles de quitar y de limpiar y con un efecto bastante elegante.

Añadir una funda al chaise longue

Como decimos, estas últimas fundas que no cubren el sofá por completo son sencillas de añadir, ya que se adaptan a la forma y simplemente se ponen sobre el sofá. Es como añadir una manta y en algunos casos tienen una estupenda funcionalidad en el lado de los brazos, con bolsillos para poder tener el mando de la televisión o un libro. Si es elástica, pues simplemente debemos adaptarla al sofá y estirarla bien para que quede bien puesta, sin que se mueva o queden partes flojas, lo cual quedaría mal. Esto se puede hacer fácilmente entre varias personas.

Mantenimiento de la funda del chaise longue

Lo fácil de estas fundas es que se hacen en tejidos que son lavables. Es mejor elegir un tono medio, no demasiado claro, para que no se noten las marcas o las manchas demasiado. Se debe lavar de vez en cuando y la volveremos a poner sobre el sofá de la forma más sencilla, protegiendo el tejido del chaise longue.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.