Cómo envejecer madera para cambiar un mueble

A veces tenemos muebles de madera viejos en casa a los que les damos un nuevo toque más moderno con pintura. Pero también tenemos el lado contrario, con gente que cuenta con muebles más nuevos y quiere darles esa pátina de paso del tiempo que los hace tan especiales. Envejecer madera para cambiar un mueble también es un proceso bastante común, por lo que vamos a ver cómo hacerlo en pocos pasos.

Debemos tener claro los materiales que debemos comprar y en qué estado debe estar el mueble para poder envejecer la madera. Este toque antiguo es ideal si queremos tener un espacio que tenga un toque vintage o clásico. Además, siempre podemos pintar el mueble más tarde para volver a modernizarlo.

Por qué envejecer la madera

La madera de aspecto envejecido tiene algo especial. Es posible imitar el paso del tiempo sobre la madera de un mueble que sea nuevo para darle esa solera que solo tienen los muebles más antiguos. No todo el mundo puede presumir de tener muebles que sumen décadas a sus espaldas, por lo que en el peor de los casos siempre podremos imitar esta antigüedad con algunos materiales de bricolaje sobre un mueble de madera bonito que tenga un estilo clásico. Este tipo de muebles quedarán estupendos en habitaciones de estilo vintage, en las clásicas o las que tengan toques anticuados.

Materiales para envejecer madera

Para envejecer la madera necesitaremos al menos los siguientes materiales. Es necesario tener una lijadora eléctrica y una lija suave para otros retoques. Además, necesitaremos disolvente, agua, tinte para muebles y betún de Judea. También hay que hacerse con trapos, pinceles, guantes y a ser posible gafas para no sufrir ningún daño en los ojos. Es posible que tengamos que adquirir otros materiales para darle algún toque personal, como por ejemplo tiradores antiguos, ruedas o clavos y trapos para crear muescas en la madera y darle ese toque de utilizado a lo largo de los años.

Cómo envejecer madera

Envejecer madera es un proceso bastante sencillo para cualquier persona, aunque no tengamos muchas nociones de realizar manualidades o bricolaje. Eso sí, para tener el mueble en condiciones de ser utilizado debemos saber cómo usar una lijadora eléctrica. Es importante que el mueble no tenga ninguna pintura, y si la tiene debemos sacarla con disolvente. La madera debe lijarse en el sentido de las vetas para que quede bien. Una vez tengamos el mueble con la madera desnuda ya estará preparado para que podamos trabajar con él.

El primer paso para darle esa pátina de paso del tiempo es utilizar el tinte para madera. Es importante saber cómo utilizarlo. Con este tinte le daremos un color más claro o más oscuro dependiendo de la cantidad que apliquemos. Es por eso que se debe ir poco a poco aplicando solamente una capa o dos si es lo que queremos, para sin pasar más de una vez por un sitio, porque nos puede quedar de varios tonos si ponemos más producto en una zona que en otra. Si vemos que sobra algo de producto o quedan gotas no debemos pasar de nuevo el pincel, sino retirar con un trapo limpio con el que nos ayudaremos para que el tinte quede uniforme sobre la madera.

Dejaremos secar el tinte de la madera y a continuación aplicaremos el betún de Judea. Es este betún precisamente lo que le da ese aspecto envejecido que solamente tienen los muebles que con el tiempo han acumulado polvo o suciedad. Le aporta toques oscuros en determinadas zonas para que así parezca envejecido. Se debe mezclar con aguarrás y aplicar con un pincel y retirar poco a poco con un algodón para que quede el producto justo para dar ese toque envejecido.

Mueble envejecido con pintura

También es posible darle un toque envejecido a un mueble de madera pintado, creando algún efecto desgastado sobre la madera. Por un lado podemos simplemente utilizar una lija suave para desgastar la pintura que tenga el mueble. Esto hará que la pintura parezca estropeada por el paso del tiempo. Debemos ir haciéndolo poco a poco, retirando después el polvo con un trapo.

Por otro lado, podemos partir de la madera desnuda para añadir pintura con textura. En este caso se aplica un tono que sea claro en la primera capa. Se aplica bien para que pinte todo el mueble, en esta ocasión de manera uniforme. Se deja secar bien durante unas horas, ya que aplicaremos luego un color totalmente diferente por encima. En el segundo tono podemos usar un color que nos guste pero que contraste con el primero. Para un mueble vintage se buscan sobre todo tonos pastel y que sean mate, pero se puede utilizar cualquier tono que nos guste. En esta ocasión debemos realizar pinceladas irregulares, en las que pueden quedar zonas con menos producto que en otras, para que se vea el color del fondo. Este contraste es lo que le dará un aspecto un poco desgastado al mueble.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Categorías

Decoora, DIY, Muebles, Vintage

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente, también escribo en MundoPerros, Actualidad Viajes y Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.