Cómo escoger las mejores colchas de verano

colchas verano

Cuando cambiamos de estación los textiles del hogar también cambian porque se necesitan tejidos más frescos y livianos. Quizá seas de los que cambian las cortinas e incluso la mantelería, pero, ¿también cambias las colchas de verano? Si las cambias, te asegurarás de dos cosas: primero, que tus colchas encajen con la temperatura de la estancia y segundo, que estarás renovando la decoración de tu dormitorio. ¡Y un cambio siempre sienta bien!

Pero claro, ¿cómo puedes escoger las mejores colchas de verano? Tendrás que pensar en la temperatura, en que no sean muy pesadas, en colores acordes a los días calurosos y también en que encajen correctamente en tu decoración.

El clima cálido

El “clima cálido” y la “ropa de cama baja” no van exactamente de la mano, especialmente si tienes calor en casa y no tienes aire acondicionado. Sin embargo, eres una de esas personas que preferiría sudar bajo una manta antes que atreverse a dormir encima… entonces necesitas saber cómo escoger la colcha adecuada para verano. Primero, tienes que analizar la diferencia entre edredón y colcha.

colchas verano

Un edredón

Un edredón suele ser de una pieza. Tiene rellenos tipo edredón como plumón, pluma, lana y otras fibras sintéticas. Y también tiene una cubierta cosida diseñada para mostrarse encima de la cama y no se puede quitar. Al igual que el concepto de almohada y funda de almohada, un edredón suele ser un inserto en una funda nórdica que se desliza sobre el edredón para protegerlo.

Las fundas de edredón tienden a ser menos costosas que los edredones completos, por lo que si te gusta cambiar tu decoración con las estaciones, este podría ser el camino a seguir. También son a menudo más fáciles de lavar (aunque puede atestiguar cualquiera que haya tratado de volver a armarlos después del lavado: el proceso no es realmente tan  fácil).

Las colchas

Sin embargo, una colcha es un poco más ligera que un edredón, con menos relleno y más fácil de lavar y volver a poner. Funcionan bien como una alternativa al edredón durante los meses más cálidos o como una pieza de capas en el invierno. ¿Se puede usar todo el verano? Es una cuestión de preferencia.

colchas verano

Realmente depende de tu preferencia de sueño, porque las colchas proporcionan un buen peso sin mantener demasiado calor. Sin embargo, aquellos que tienen AC fuerte o viven en climas más fríos, pueden querer buscar edredones liviano. Hay otra cosa a tener en cuenta si tiende a calentarse por las noches: la tela de la manta que elijas. Busca telas transpirables, como algodón o lino francés. Será más cómodo para ti.

Además, sigue los siguientes consejos para no equivocarte.

Fibras naturales para absorber el sudor

Dependiendo del nivel de aislamiento y flujo de aire de tu habitación, junto con tu preferencia personal de temperatura y susceptibilidad a las alergias, tienes que elegir entre relleno sintético, de lana, de plumas o de relleno ecológico para tu colcha.

Cuando se trata de la tela, opta por fibras naturales que absorben la humedad, como lino, percal, bambú o algodón, que son más livianas y más transpirables que los materiales sintéticos. Si te preocupa que la brisa fresca y ocasional del verano baje la temperatura, coloca una manta o un edredón al pie de la cama.

Telas de colores claros para regular el calor

Las combinaciones de colores que coinciden con la temporada y son más claras ayudan a repeler la luz solar y a mantener la tela fresca. Entonces, al elegir una colcha de verano, selecciona los colores que evocan la temporada. Estos incluyen blancos limpios , que reflejarán cualquier luz solar que brille a través de las ventanas del dormitorio durante el día, y colores fríos tradicionales, como azules y verdes claros o incluso azul spa.

Otro esquema de color apropiado para la colcha de verano es el blanco y azul marino, que transmite una sensación costera y náutica. Algunas colchas estampadas se prestan mejor al verano que otras, como los estampados florales y naturales.

colchas verano

Materiales ligeros

Aunque generalmente son mucho más finas que los edredones, los cubrecamas varían en grosor según el tipo y el volumen que contienen. Si tiende a sobrecalentarse fácilmente, es un buen candidato para una colcha ligera de algodón que es tan delgada o más delgada que la manta promedio. Tales colchas son más por apariencia que calidez, dando a los «durmientes calientes» una alternativa a una cama hecha simplemente con sábanas. Una colcha hecha de una mezcla de algodón y poliéster combatirá las bacterias y no se adherirá a la piel.

Con estos consejos podrás tener las colchas de verano perfectas para ti y para poder dormir de la forma más cómoda posible sin tener que pasar calor por ello. Recuerda que es importante que escojas un diseño que encaje con tu decoración, pero también con tu personalidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)