Cómo hacer cortinas

Hacer cortinas

Las cortinas forman parte de los textiles de hogar que son imprescindibles en cualquier casa. Aunque se han visto un poco relegadas por los populares estores no han dejado de ser los grandes clásicos a la hora de conseguir intimidad en las ventanas. Así que vamos a ver cómo hacer cortinas.

En esta nueva realidad que vivimos son muchas las personas que han decidido comenzar algo nuevo y aprender a hacer cosas desde casa. Así que las manualidades se encuentran a la orden del día. Hacer cortinas puede ser una buena idea para tu hogar.

Por qué hacer nuestras propias cortinas

Hacer cortinas

Las cortinas se pueden comprar en muchos sitios y hoy en día es fácil encontrar muchos modelos, pero puede que no siempre encontremos precisamente el tono o la tela que buscamos. Es por eso que una buena idea para tener unas cortinas que sean únicas y que sean perfectas para nuestro hogar consiste en comprar precisamente la tela y hacerlas nosotros mismos. En el mundo de las telas encontramos muchísimos más diseños y acabados, lo que nos facilita la tarea de encontrar la tela perfecta para nuestras cortinas. Es más fácil encontrar una tela entre las muchas que se venden en tiendas y online que las cortinas perfectas. Así podremos además tener unas cortinas que no tenga nadie más.

Personaliza los espacios

Si nos gusta mucho una tela lo que podemos hacer es comprar más metros y dejar tela para hacer otras cosas. Es una gran idea crear unas cortinas y hacer al mismo tiempo algún detalle como unas fundas de cojines para que todo vaya a juego. No es posible encontrar un conjunto así en tiendas pero si lo hacemos sí que podríamos tener unos textiles combinados.

Elegir la tela

Elegir telas

La tela es una de las decisiones más difíciles de tomar. Debemos elegir un diseño que nos guste pero también una tela duradera. En las cortinas solemos querer telas que dejen pasar la luz aunque hay quien compra visillos y luego hace unas cortinas más densas. Trabajar con la tela de los visillos es difícil porque es tela más fina y se puede rasgar, por lo que al principio es mejor probar con telas más resistentes. Elige un diseño que te vaya a gustar en cuanto a tonos y estampado. Calcula sobre el doble de ancho de la ventana para que la tela sobre y ondule. Mide también el alto y compra como 15 cm más hacia arriba y hacia abajo para hacer los remates.

Corta la tela

Cortar telas

Para cortar bien la tela debes ponerla en una superficie lisa. Puedes hacerlo en el suelo, ya que son bastante metros. Mide la distancia, marca con alfileres y luego traza la zona que vas a cortar con una tiza blanca para que sea más fácil. Ve cortando poco a poco hasta tener las medidas. Si dudas en alguna distancia siempre es mejor que dejes un poco más por si tienes que retocar.

Comienza a coser

Hacer cortinas

Ahora llega una parte que no todo el mundo sabe hacer, ya que se trata de coser bien el dobladillo para crear unas cortinas bien rematadas y que no se estropeen. Se debe hacer con una máquina de coser o el trabajo sería interminable. Puedes marcar con alfileres o con un sencillo pespunte que te ayude a crear el dobladillo. Se trata de doblar la tela por donde está cortada y volver a doblarla una vez más hasta conseguir que esa zona no se vea. El pespunte nos ayuda a mantener la tela en su sitio mientras vamos cosiendo y después se quita fácilmente.

La zona de la trabilla

Esta zona superior de la trabilla es casi lo mismo pero un poco más complicado. Si queremos hacer las cortinas de forma sencilla podemos simplemente doblar dejando unos doce centímetros para dejar un espacio por el que entre la barra de la cortina. Siempre es mejor que quede holgado por lo que se puede medir el diámetro de la barra antes por si es más gruesa. Se mete un poco la tela para que quede bien rematado y hacemos el pespunte como en los bordes. Crearemos así una trabilla fácil para meter la barra.

Pie de la cortina

Hacer cortinas

Las cortinas deben quedar a ras de suelo. El largo es importante, porque no debería quedar colgando ni debería sobrar demasiada tela. Evidentemente, el efecto depende de lo que cada persona quiera, ya que hay quien quiere dejar un poco de tela sobre el suelo para dar la sensación de pesadez en las cortinas pero hay quien prefiere que no arrastre. Dependiendo de lo que quieras puedes colocar las cortinas en la barra y medir el largo exacto que desees para hacer el dobladillo de la parte de abajo de la misma manera. Es la última parte que se hace porque así conseguimos el largo exacto.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)