Cómo lacar puertas en casa

A veces nos decidimos a cambiar nuestro hogar con un presupuesto reducido, para lo cual cambiamos textiles y pintamos superficies. Si estás decidido a cambiar el color de las paredes puede que también tengas que modificar el tono que hay en las puertas, puesto que pueden quedar poco coordinadas con el estilo del resto de la habitación. A veces incluso solo las tendremos que pintar por un solo lado.

Es por esto que vamos a ver el proceso sobre cómo lacar puertas en casa. Pintar puertas es un proceso bastante sencillo, parecido al de cambiar y pintar un mueble. Es un poco diferente teniendo en cuenta si la puerta es de madera o de chapa pero en definitiva se siguen unos sencillos pasos y no se requiere mucho material.

Compra el material para lacar puertas

Lo primero que debemos hacer es comprar el material para lacar las puertas. Necesitaremos plásticos para tapar el suelo en la zona, cinta de carrocero para proteger las paredes y esquinas, así como pintura de calidad para madera. Además, hace falta imprimación y necesitaremos o bien un rodillo o bien una pistola de pintura. La mascarilla y guantes también son una gran idea para realizar cualquier tipo de trabajo con pintura. En cualquier lugar de bricolaje te pueden asesorar sobre todo lo necesario para lacar una puerta en el hogar. El material puede variar dependiendo del método que utilicemos, tanto para lijar como para pintar la puerta.

Primer paso para lacar puertas

Lo primero que debemos hacer es sacar las puertas de su sitio. Hay que desatornillarlas o desmontarlas, ya que esta será la manera más sencilla de pintarlas después. Algunas personas deciden pintarlas en el mismo sitio, aunque puede ser incómodo y puede que no nos quede la superficie tan uniforme. Además, de esta forma podemos llevar las puertas a un lugar en donde todo se ensucie menos y que tenga buena ventilación. Los marcos se pintarán en el mismo sitio y debe protegerse la pared con cinta de carrocero para no pintarla con la pintura de lacar las puertas. Si las puertas tienen cristales, estos también se deben proteger con la cinta. El suelo debe cubrirse con plásticos para evitar salpicaduras de pintura.

Lija las superficies

Una vez tengamos las puertas separadas, debemos lijar las superficies. Se pueden lijar de forma ligera y a mano, para retirar el barniz que puedan tener. Pero si queremos realizar un trabajo a fondo tendremos que utilizar una lijadora eléctrica, con la cual además acabaremos mucho más rápido. Debe usarse en el sentido de la madera e ir poco a poco, controlando para no lijar demasiado. Este proceso es mejor hacerlo fuera o en un lugar con ventilación porque suelta mucho polvo, además de hacerlo con mascarilla y gafas. A continuación tendremos que limpiar bien la superficie para quitar todo ese polvo que ha quedado. Si se hace con un trapo húmedo hay que dejar secar la superficie. El paso siguiente que no deberíamos saltarnos, aunque hay quien no lo hace, es el de aplicar una imprimación. La imprimación suele proteger la madera y las superficies, por lo que siempre está recomendada. De esta forma nuestras puertas lacadas durarán mucho más tiempo en mejor estado.

Formas de lacar las puertas

A la hora de lacar puertas o pintarlas podemos hacerlo con pintura y rodillo, utilizando también la brocha, o bien con una práctica pistola de pintura. Para los principiantes está bien el rodillo, aunque da algo más de trabajo. El rodillo nos sirve para las principales superficies, mientras que utilizaremos las brochas para las esquinas y las zonas de más difícil acceso. Hay que fijarse en no dejar gotas, ya que quedarán mal y habrá que lijar después para retirarlas, con lo que se puede estropear la pintura, volviendo al principio.

Si vamos a utilizar pistola, siempre es mejor practicar antes en alguna superficie para saber exactamente la distancia a la que debemos pulverizar la pintura. La ventaja de las pistolas de pintura es que se termina el trabajo muy rápido y que el acabado es uniforme y muy profesional, sin manchas ni gotas. Si lo hacemos bien, solo necesitaremos una pasada para tener las puertas perfectamente lacadas. Con el spray de pintura el totalmente necesario utilizar mascarilla y gafas.

Por qué lacar las puertas

Las puertas se pueden lacar para darles un aire diferente. Si hace años se llevaban en madera, ahora las tendencias nos hablan de puertas en color blanco, a juego con los espacios nórdicos y modernos. Es por eso que son muchas las personas que han optado por pintar las puertas a juego con las paredes. Otra posibilidad consiste en pintar la puerta en un tono que destaque frente a la pared blanca, para que la puerta se convierta en protagonista. De esta forma la haremos destacar y le daremos un toque divertido y de color a la estancia.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Categorías

Complementos, Decoora

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente, también escribo en MundoPerros, Actualidad Viajes y Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.