Como limpiar el horno con bicarbonato

Horno

La limpieza en la cocina es fundamental. La falta de higiene puede crear focos de contaminación por lo que no debemos descuidarla. Una correcta conservación y preparación de los alimentos es importante para evitar posibles problemas de salud. Y no basta con limpiar la encimera, además, debes saber como limpiar el horno y el microondas entre otros electrodomésticos.

Mantener limpio el horno no es una opción, es una necesidad. Los restos de comida y la grasa que en él se acumulan, al carbonizarse, pueden contaminar tus alimentos. Es por tanto una cuestión de salud asegurarnos de mantener el horno limpio. ¿Cómo? Actuando contra la suciedad con fórmulas de limpieza sencillas como el bicarbonato.

Las grandes marcas de electrodomésticos han implantado funciones como la pirólisis o aquálisis en los hornos con el fin de facilitarnos su limpieza. Sin embargo, no todos los hornos cuentan con dichos sistemas. Es entonces cuando las «fórmulas» caseras que aprovechan los beneficios del bicarbonato se convierten en nuestro mejor aliado.

Limpieza superficial

Limpiar el horno es una tarea tediosa, así lo percibimos la mayoría. Sin embargo, esto no tiene por qué ser así. Si no dejamos que la suciedad se acumule, limpiar el horno dejará de ser esa tarea engorrosa. Utilizar fuentes o bandejas que eviten que la grasa se derrame en el horno, es una forma de prevenir la suciedad. Si aun así las paredes y/o la base del horno se han manchado, procuraremos limpiar las manchas antes de que se resequen.

Limpiar el horno

Tras usar el horno lo ideal es no dejar que este se enfríe para actuar o la grasa se solidificará y adherirá a las paredes y el fondo. Tampoco debes trabajar con el horno muy caliente; espera a que te temple lo suficiente para poder trabajar cómodamente. Entonces, simplemente, limpia el horno con agua tibia y lavavajillas utilizando un estropajo suave o una bayeta.

¿Lo has dejado enfriar demasiado y las manchas se han resecado? Entonces nada mejor como limpiar el horno con bicarbonato y a fondo tal como te contamos a continuación.

Limpieza profunda con bicarbonato

Si has dejado que las manchas se resequen la limpieza del horno será un poco mas tediosa, no vamos a engañaros. Pero nada que no podáis terminar en media hora con excelentes resultados. Es mas, incluso si limpias el horno de forma superficial tras su uso normalmente creemos que resulta adecuada una limpieza mas profunda de vez en cuando. Pero, ¿cómo limpiar el horno con bicarbonato de esta manera?

Bandejas y rejillas

Lo primero que deberás hacer es retirar la bandejas y las rejillas del horno. Lo ideal para desprender la suciedad de estas será colocarlas en el fregadero a remojo con agua caliente y unas gotas de lavavajillas. Solo tendrás que dejar que el producto desengrasante actúe mientras limpias el interior del horno con bicarbonato para después proceder a aclararlas.

También puedes utilizar el lavavajillas para limpiarlas; escogiendo para ello un programa con temperatura elevada. Pero en el caso de no tener la necesidad de poner el lavavajillas en ese momento, creemos siempre que es mejor empezar y terminar con la limpieza a mano, sin retrasarlo.

El interior del horno

Para limpiar el interior del horno, utiliza una combinación de agua y bicarbonato de sodio. Coloca en un cuenco 3 cucharadas de bicarbonato y vierte agua hasta lograr una pasta manejable. Siempre utilizando guantes, extiende después esta pasta por la base y las paredes del horno y deja que actúe media hora por lo menos. Si es una hora ¡mucho mejor! También puedes utilizar esta mezcla para limpiar la puerta del horno, ¡no debes olvidarte de ella!

Limpiar el horno con bicarbonato

Transcurrido el tiempo, retira toda la suciedad que sea posible con un trapo húmedo, aclarándolo las veces que sea necesario. Finaliza la limpieza, rociando con vinagre el interior y pasando de nuevo un trapo húmedo. El vinagre es desinfectante y acabará por eliminar todo lo que no deba estar ahí.

Tras la limpieza y con el fin de que el interior del horno se seque déjalo abierto. ¿Es invierno y hay mucha humead? Enciende el horno a temperatura baja durante 1o minutos y deja que haga el trabajo. De esa forma lo dejarás como nuevo.

Conclusión

El horno es un electrodoméstico que nos ayuda a preparar diferentes alimentos y como todos aquellos elementos que en la cocina intervienen en la conservación o preparación de alimentos se debe cuidar su limpieza. Siempre, pero especialmente durante el verano, cuando las altas temperaturas contribuyen a la proliferación de bacterias.

Coger la costumbre de utilizar bandejas para evitar que los aceites se derramen y limpiar de forma superficial tras su uso el horno con agua y jabón mientras esté caliente, ayudarán  a mantenerlo limpio.  Sin embargo, de forma periódica o cuando este tengas manchas resecas limpiar el horno con bicarbonato se convertirá en una necesidad. Dependiendo del uso que le des podría ser necesario hacerlo cada mes o cada dos meses.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)