Cómo limpiar las manchas de pintura

Manchas de pintura

Cuando pintamos una casa en ocasiones terminamos con manchas de pintura en distintos lugares. Desde la ropa a los muebles pueden sufrir estas manchas de pintura que son tan molestas, pero que en su gran mayoría se pueden quitar sin problema. Si vas a pintar un espacio en casa siempre es mejor que sepas cómo limpiar las manchas de pintura en donde aparezcan.

Las manchas de pintura pueden ser todo un problema si quedan en lugares indeseados. Es por eso que recomiendan tapar todo bien antes de comenzar, pero ante los descuidos también podemos retirar este tipo de manchas con cuidado sin dañar muebles o ropa.

Toma precauciones

Manchas de pintura

Una de las primeras cosas que podemos hacer a la hora de ponernos a pintar es tomar todas las precauciones posibles para evitar las manchas de pintura. La pintura puede llegar a salpicar o podemos tener fallos que hagan que caiga donde no debe. Es por eso que debemos utilizar plásticos o telas para cubrir en lo posible los muebles y todo el suelo. Esto hará que evitemos esas manchas de pintura y que tengamos que limpiar mucho menos tras haber pintado las paredes.

Por otro lado, hay pequeños lugares que se deben proteger para evitar pintarlos, ya que se encuentran cerca de la pared o en las esquinas. Nos referimos a los dinteles de las puertas o a los enchufes. En este caso podemos utilizar un poco de cinta de carrocero o de embalar para evitar que estas zonas queden con pintura. Al taparlas podremos pasar la pintura y veremos cómo al retirarlas queda una perfecta línea. Es la forma más sencilla de evitar desperfectos y manchas en esta zona de la pared.

Limpia la pintura fresca del suelo

Pintar paredes

Cuando la pintura todavía está fresca es cuando resulta más fácil de quitar. Es por eso que si vemos que hemos manchado el suelo es el momento de actuar con rapidez para evitar limpiar en profundidad más tarde. Con un papel de cocina absorbe la pintura, evitando frotar para que se extienda. Puede que así ya hayas conseguido quitarla. En caso contrario, puedes hacer dos cosas.

Si la pintura es con base al agua, que son las más recomendadas, se puede limpiar con un poco de agua y detergente para el suelo, incluso si la mancha se ha endurecido. Sin duda esta pintura es la que resulta más fácil de quitar y daña menos las superficies. Si por el contrario se trata de una pintura en base de aceite, plástica o de látex, tendremos que utilizar disolvente, el cual tendremos que tener a mano, ya que lo vamos a necesitar si la pintura cae en otras superficies.

Limpiar pintura de los muebles

Manchas de pintura en muebles

Otro lugar en el cual pueden caer manchas de pintura es en los muebles. En este caso podemos tener un problema mayor, ya que al aplicar el disolvente puede que la pintura o la madera se dañe o pierda color o brillo. Es por eso que si usamos el disolvente y después queda algún desperfecto debemos lijar y barnizar o utilizar pintura para el mueble.

Si el desperfecto es muy grande, lo que podemos hacer es directamente optar por pintar de nuevo ese mueble. Así tendremos un mueble con un nuevo estilo y colorido. En este caso tendremos que estar dispuestos a realizar un trabajo más largo. En este caso tendremos que lijar el mueble o aplicar disolvente para retirar pintura. Se puede aplicar una imprimación y volver a pintar con el tono que nos guste.

Quitar pintura de la ropa

Pintura en la ropa

Otro de los lugares en los que puede caer la pintura cuando estamos realizando la labor de pintar las paredes o los muebles, puede ser en la ropa. En principio lo más recomendable es sin duda utilizar ropa vieja, que no nos importe estropear y que podamos usar para este tipo de tareas. Si vamos a pintar más de una zona, es ideal seguir usando esa ropa. No obstante, también podemos hacernos con un mono de trabajo que se pueda tirar a lavar y que sirva para estas tareas. Es una buena idea que la ropa nos cubra bien para evitar tener que quitar la pintura de la piel con posterioridad.

Si vemos que una prenda de ropa se ha manchado con pintura podemos raspar un poco con un cuchillo para quitar parte de la pintura si está seca, tratando de no estropear la tela. A continuación, podemos usar un poco de disolvente presionando sobre la ropa, para que la pintura se ablande y sea más fácil de quitar. Con un cepillo de dientes y un poco de detergente lavaremos esa mancha tratando de no expandirla, sino de diluirla. Por último, cuando veamos que hemos quitado la pintura, tendremos que lavar la ropa. Puede que al principio notemos una mancha más clara pero este tono diferente se irá con los lavados.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos