Cómo limpiar un microondas fácilmente

Cuando metemos alimentos en el microondas, los alimentos salpican y hierven mucho más rápido que otras formas de calentamiento a causa del calentamiento rápido. Aunque el microondas se ensucie debes saber que no se necesitan productos agresivos ni químicos, ¡y tampoco mucho esfuerzo! Para conseguir que el microondas quede perfectamente limpio.

Es hora de darle limpieza a tu microondas, no permitas que se te ensucie demasiado ni que se incruste la suciedad. Tu microondas puede estar siempre en perfecta condiciones, siempre y cuando sepas cómo limpiarlo, cuándo hacerlo, ¡y que no desistas en tu intención de tenerlo siempre limpio!

Con qué frecuencia limpiar un microondas

Es necesario que revises el microondas después de cada uso para detectar si ha habido algún tipo de salpicaduras o derrames y en ese momento, lo ideal es limpiarlos de inmediato. En realidad, una buena regla general es revisar y limpiar el microondas cada vez que preparas comida y limpias las encímelas de la cocina.

Una vez que la comida salpica en el interior del horno, cada vez que se usa el horno, la comida “se hornea” y se vuelve mucho más difícil de quitar. Una buena regla que puedes recordar es revisar y limpiar el microondas cada vez que preparas comida y limpias las encimeras de la cocina. Una vez que la comida salpica en el interior del microondas, cada vez que se usa el horno, la comida se “hornea” y se vuelve mucho más fácil de quitar.

En cambio, cuando se acumular la suciedad de los alimentos, puede ser mucho más complicado de quitar y además también puede afectar a la eficacia del funcionamiento del microondas. Quizá pienses que no te funciona porque su mecanismo va mal, pero en ocasiones, los microondas dejan de funcionar bien porque tienen demasiada suciedad en su interior que debe ser limpiada cuanto antes.

Cómo limpiar correctamente un microondas de manera fácil

Para que tu microondas esté limpio rápido y fácil sigue los siguientes consejos que te vamos a comentar a continuación.

Limpieza al vapor con rodajas de cítricos

Añade un vaso de agua y varias rodajas de  limón, naranja o lima a un recipiente de vidrio apto para microondas o una taza medidora grande. Coloca el bol en el microondas y calienta a potencia alta hasta que la mezcla hierva y el interior del horno esté cubierto de vapor.

Apaga el horno y espera cinco minutos antes de abrir la puerta. Retira el recipiente y limpia el interior del horno con una esponja o un paño de microfibra. Si tu microondas tiene un plato giratorio de vidrio, puedes lavarlo en el fregadero o en el lavavajillas. Colócalo en el lavavajillas después de la preparación de las comidas para facilitar la limpieza.

Limpiar al vapor y vinagre

Coloca un vaso de agua y una taza de vinagre blanco destilado en un recipiente apto para microondas. Ponlo en el microondas y caliéntalo a fuego alto hasta que la mezcla hierva y cree vapor en el interior del microondas. Apaga el microondas y espera cinco minutos antes de abrir la puerta. Retira el recipiente y sumerge una esponja en la solución. Exprime la esponja hasta que salga la mayor parte de la solución y úsala para limpiar cualquier residuo en el microondas.

Tener en cuenta los alimentos

Si la acción del vapor no es suficiente para limpiar toda la suciedad incrustada y la grasa que se ha quedado pegada a las paredes del microondas, es hora de usar otros métodos que te supongan poco esfuerzo. Para ello:

Con una botella de spray, rocía las áreas problemáticas con vinagre blanco destilado. Espolvorea un poco de bicarbonato de sodio seco . ¡Habrá espuma! Cuando deje de formar espuma, usa una esponja para limpiar la comida y las manchas.

Sumerge una esponja en agua y espolvorea con bicarbonato de sodio. Utiliza la acción abrasiva del bicarbonato de sodio para restregar las áreas problemáticas. Humedece una esponja de melamina y úsala para eliminar los alimentos adheridos. Termina limpiando el área con un paño de microfibra humedecido para eliminar cualquier residuo.

¡No te  olvides de limpiar la puerta del microondas!

El interior de la puerta del microondas debe ser fácil de limpiar con uno de los métodos de vapor. Sin embargo, si hay una acumulación de grasa, mezcla una taza de agua caliente con una cucharadita de líquido para lavar platos. Sumerge una esponja en la solución y escúrrela hasta que esté húmeda.

Limpia la puerta enjuagando la esponja con frecuencia. Termina limpiando la puerta con un paño humedecido en agua limpia para enjuagar. Para limpiar la junta de goma alrededor de la puerta, espolvorea una esponja humedecida en agua con un poco de bicarbonato de sodio asegurándote de eliminar todas las salpicaduras de comida. Termina limpiando con un paño húmedo o una esponja limpia para enjuagar cualquier residuo.

Para limpiar el exterior de la puerta y el panel de control, mezcla una solución de una parte de agua y una parte de vinagre blanco destilado en una botella rociadora en el exterior y limpia con un paño de microfibra para un acabado sin rayas.

Acabar con el olor a comida quemada

Todos hemos olvidado las palomitas de maíz para microondas y dejamos que se quemen. El olor es terrible y, a menudo, permanece en el microondas. Para eliminar el olor o los olores de las comidas picantes, limpia cualquier residuo y coloca un recipiente con bicarbonato de sodio adentro. Cierra la puerta y deja que el bicarbonato de sodio se quede hasta que uses el microondas nuevamente.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.