Cómo pintar azulejos

Son  muchos los lugares en los cuales se tienen azulejos. Ya sea por cuestiones de estética o simplemente por funcionalidad, los azulejos son muy utilizados. No obstante, a veces deseamos cambiar el aspecto de una estancia sin tener que gastar demasiado, de forma que recurrimos a cosas como las pinturas y los textiles.

Si estás deseando cambiar el aspecto de unos viejos azulejos, debes saber cómo pintar azulejos. Es una forma fácil y económica de cambiarlos sin tener que retirarlos y comprar otros. Además, esto es algo que podemos hacer nosotros mismos sin tener que contratar a nadie, por lo que es todavía más barato.

Cómo elegir la pintura de azulejos

En el mercado encontraremos una gran variedad de pinturas específicas para azulejos. Dentro de estas pinturas tenemos las de dos o un componente. Las pinturas de dos componentes cuentan con un catalizador y con el esmalte, por lo que se deben unir ambos. Esta mezcla crear un esmalte de gran resistencia. Por otro lado, las pinturas de un componente se aplican tal cual, pero su durabilidad no es tan alta.

En cuanto a los acabados, pueden ser mate, satinado o brillo. El mate es tendencia, pero no aporta tanta luz. Como ventaja nos ofrece ocultar mucho mejor los desperfectos o relieves. El satinado tiene un poco de brillo y el brillante es en el que más se notan las imperfecciones de los azulejos, así que se recomienda cuando estos se encuentran intactos.

Por otro lado, podemos distinguir entre los esmaltes con base de aceite o de agua. Los de base de aceite son muy duraderos y se retiran con aguarrás o disolvente. Como inconveniente tienen que con el tiempo pueden llegar a amarillear. Los que tienen base al agua se pueden limpiar fácilmente y son más respetuosos con el medio ambiente.

Accesorios para pintar

Hay varias cosas que se deben utilizar para pintar. Por un lado se encuentran los rodillos, que se utilizan en su formato más pequeño, ya que es más manejable para los azulejos. Con brochas el acabado queda mal, con rayas, por lo que es mejor evitarlas. También es necesario el disolvente para limpiar los utensilios y las baldosas, una mini cubeta para la pintura y material con el que proteger y cubrir la zona, con cinta de carrocero, plásticos o telas.

Cómo pintar los azulejos

El primer paso a la hora de pintar los azulejos es preparar la zona. Se debe limpiar, desengrasar y secar a continuación los azulejos. Es importante que la zona se encuentre en perfecto estado para que la pintura se adhiera bien y tenga pocas imperfecciones o ninguna. También es importante dejar bien limpias las juntas, para que no queden residuos, ya que suelen acumularse. En caso de que las juntas tengan humedad o no seamos capaces de quitarle la negrura siempre se puede aplicar una pasta para blanquearlas después de la pintura.

Se debe coger el rodillo e ir utilizando la pintura de la cubeta, escurriendo bien para que no queden gotas. Es importante seguir las instrucciones del fabricante, sobre todo en pinturas especiales, como las que requieren mezclas. Normalmente es necesario aplicar una segunda mano, para lo cual hay que dejar secar bien la primera.

En las instrucciones del fabricante normalmente podemos ver los días que debemos dejar los azulejos sin utilizar. Es decir, si hemos pintado el baño o la cocina puede que sean de cinco a siete días sin usar esta zona para que el esmalte de los azulejos se endurezca.

Cuida los azulejos

A la hora de disfrutar de unos azulejos nuevos no solamente debemos pensar en cómo pintarlos. Para tener un espacio bonito y cuidado a largo plazo debemos saber cómo mantener esos azulejos en buen estado. Tanto la zona de la cocina como la del baño suelen ser lugares de tránsito y mucho uso, por lo que la pintura de azulejos puede llegar a resentirse. En el baño hay que tener cuidado con la humedad, dejando un deshumidificador o bien abriendo las ventanas para evitar que se acumule la humedad. En la zona de la cocina el problema viene de las grasas y las comidas, por lo que se deben limpiar bien los azulejos pero con productos que sean lo menos corrosivos posibles.

A la hora de limpiar los azulejos es muy importante no frotar con estropajo la pintura, sino más bien usar un trapo húmedo. Las pinturas al agua pueden desgastarse muy rápido si las limpiamos con productos fuertes.

En cuanto a las juntas de los azulejos, se debe evitar esa humedad y las manchas negras. En ocasiones es difícil sacarlas porque ese material se encuentra desgastado. En este caso debemos recurrir a un rellenador de juntas, el cual se puede comprar en formato bolígrafo. Esta es la forma más sencilla de blanquear esas zonas de los azulejos y que queden perfectos, como si fuesen totalmente nuevos.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Categorías

Complementos, Decoora

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente, también escribo en MundoPerros, Actualidad Viajes y Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.