Como quitar los vinilos de la pared

Vinilos decorativos

Los vinilos decorativos son un recurso sencillo y económica con la que decorar las paredes nuestro hogar. Son además muy fáciles de colocar y pueden adherirse a cualquier superficie, siempre que esta sea lisa. ¿Pero es igual de sencillo quitar los vinilos de la pared?

Retirar estos revestimientos de las paredes no tiene por que resultar complicado si se utilizan las herramientas correctas tal como hoy os explicamos. Es cierto que en el proceso de retirada pueden quedar algunos restos de adhesivos por diferentes motivos, pero para eso también tenemos hoy soluciones. ¡Toma nota!

¿Qué es un vinilo decorativo?

Un vinilo decorativo es un elemento que facilita el revestimiento de diversas superficies como madera, metal, plástico, cristal o concreto, siempre que estas sean lisas. Una lámina autoadhesiva que se fabrica utilizando un soporte de policloruro de vinilo (PVC) y que posee una impresión por una cara, y un pegamento especial por la otra protegido, a su vez, por una hoja que facilita su colocación sobre la superficie deseada.

Vinilos decorativos de pared

Su colocación, tal como ya hemos mencionado, es sencilla, rápida y limpia. Uno mismo puede instalarlos, no siendo necesaria la contratación de un profesional. Y uno mismo puede retirarlos cuando se canse de ellos o ya no se encuentren en el mejor estado. Pero, ¿cómo?

Como retirar un vinilo de la pared

Colocar un vinilo es mas sencillo que quitarlo. Si bien tampoco puede catalogarse como complicado, es importante hacerlo correctamente para evitar que queden restos de pegamento en la pared o estropear la pintura. Algunos vinilos mas gruesos podrán retirarse levantando las esquinas y tirando suavemente de ellos sin ejercer demasiado presión, pero lo habitual es que tengas que utilizar para ello calor. Calor que podrás proporcionar utilizando un secador o una pistola de calor tal como te explicamos a continuación.

Con secador

La mejor manera de quitar los vinilos de la pared limpiamente, evitando que el pegamento quede adherido a la pared, es aplicar calor sobre este. Será mas fácil cuando menos porosa sea la superficie a la que se adhiere, pero con un secador de mano incluso en las mas porosas puedes conseguir buenos resultados.

Antes de comenzar a retirar el vinilo, retira el mobiliario que sea necesario para poder trabajar con comodidad y ten preparada una escalera, si la necesitases para poder llegar a las partes mas altas,  el secador de mano con su alargador correspondiente para poder enchufarlo y unos guantes.

El secador de pelo, una herramienta sencilla

Comienza aplicando calor con el secador en uno de los extremos del vinilo, a una distancia de al menos 10 centímetros para no quemarlo. Usa la temperatura media del secador; si se resistiera demasiado, siempre tendrás tiempo de probar con la temperatura más alta.

Calienta durante unos segundos sobre la misma zona,  y cuando notes que el vinilo gana flexibilidad, tira con cuidado para no romperlo hasta que notes cierta resistencia. Entonces, vuelve a repetir el proceso en esa nueva zona, aplicando calor para que se vaya soltando poco a poco. Si el vinilo es grande trabaja desde los extremos hasta el centro y desde arriba hacia abajo para que te resulte mas sencillo

Con pistola de calor

El método con secador es el mas popular para quitar los vinilos porque no todos tenemos una pistola de calor en casa. Pero si tienes una, no dudes en utilizarla ya que permite llevar un ritmo mas constante y acelera ligeramente el proceso. Un proceso que será muy similar al ya descrito con el secador.

Quitar vinilos con pistola de calor

Comienza a quitar el vinilo por un extremos superior. Trabaja a temperatura baja, manteniendo siempre una distancia de seguridad de al menos 20 centímetros entre la pistola de calor y el vinilo para evitar que el plástico se derrita. Calienta durante unos segundos y después tira utilizando los guantes o ayúdate de una espátula para retirar el vinilo. Ten paciencia y no intentes corres o no saldrá bien.

¿Han quedado restos de pegamento?

En ocasiones, al quitar los vinilos de la pared nos encontramos que han quedado residuos del adhesivo en esta. Residuos poco estéticos y que pueden dificultar pintar la superficie después. Es mas común de lo que crees y puede ocurrir tanto por lo aplicar correctamente la técnica del secado como por una cuestión de calidad del producto escogido. Sea cual sea la razón lo importante es conocer los trucos para acabar con estos restos de pegamento.

Para retirarlos necesitarás un recipiente con alcohol de quemar en el que puedas empapar bien una esponja y un paño de algodón blanco (para que los tintes no manchen la pared) ligeramente humedecido en agua. ¿Ya lo tienes todo? La forma de proceder será muy sencilla tal como podrás comprobar a continuación.

Eliminar restos de pegamento

Empapa bien la esponja en el alcohol y escúrrela ligeramente para que no chorree. Pásala con delicadez sobre los residuos de pegamento en la pared, presionando ligeramente pero sin frotar, mientras lo dejas actuar unos segundos.

Después, cuando notes que el pegamento comienza a desprenderse, pasa el paño de algodón frutando suavemente la pared para retirarlo. No ejerzas demasiada presión para que la pintura no se vea afectada. Una vez retirado  para otra vez la esponja con alcohol de forma mas superficial, deja que el alcohol se seque y comprueba que no haya restos.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.