Consejos para seleccionar una silla tapizada cómoda

sillas tapizadas

Hay personas que el tapizado en los muebles les sigue pareciendo una maravilla. No es necesario que la decoración sea clásica para disfrutar de una decoración con sillas tapizadas, puesto que hay muchos estilos que puedes escoger para que de esta manera, la decoración de tu hogar sea de tu agrado. Si te gustan las sillas tapizadas, no te pierdas estos consejos para escoger la mejor silla tapizada cómoda para ti.

La verdadera razón por la que eliges una silla tapizada es: comodidad. Sí, el estilo importa: necesitas la silla para que se ajuste a la decoración de tu hogar, pero selecciona una porque es cómoda. Una silla tapizada es a menudo la “butaca” que se usa para relajarse.

Encontrar una silla que sea cómoda implica considerar la altura, peso, la forma en que te sientas y el centro de gravedad. Para estar cómoda, una silla debe adaptarse perfectamente a tu tamaño y forma. ¿Recuerdas Ricitos de Oro? Hay una razón por la que eligió la silla de Baby Bear. Cada parte de la silla debe encajar perfectamente con el cuerpo.

sillas tapizadas

El asiento de la silla

El asiento de la silla es probablemente la característica más crítica de una silla tapizada porque soporta tu peso. Cuando compres una silla, debes tener en cuenta estos elementos del asiento:

  • Sentir: el asiento debe ser suave para sentarse, pero al mismo tiempo debe ofrecer un soporte firme. Si el asiento se hunde demasiado, tendrás que luchar para salir de la silla. Si es demasiado difícil, puedes sentirte incómodo después de sentarse en ella, incluso por un período corto de tiempo.
  • Ángulo: tus muslos deben estar perpendiculares al suelo porque no puedes sentirte cómodo si tus rodillas apuntan hacia arriba o hacia abajo. Busca una altura de asiento adecuada para ti. Puedes encontrar asientos que sean más altos o más bajos para que coincidan con la forma de tu cuerpo.
  • Profundidad: si es más alto, busca un asiento con mayor profundidad que puedas acomodar fácilmente la longitud de tus piernas. Una profundidad menor es buena si no eres muy alto o sufres de rodillas malas. Idealmente, deberías poder sentarte completamente en la silla para que la parte inferior de la silla toque tus pantorrillas sin aplicar demasiada presión.
  • Ancho: un asiento más ancho es bueno si te gusta descansar en tu silla. Con un asiento algo más ancho, es un buen sustituto de un asiento si te gustan los espacios amplios para poder sentarte.

Debido a todas estas características, es importante que la sillas tapizada que quieras comprar, la pruebes antes de comprarla. Solo de esta manera podrás saber si se adapta o no a tu cuerpo y a tus necesidades físicas.

El respaldo de la silla

Los respaldos de las sillas pueden ser altos o bajos, pero el respaldo está principalmente allí para ofrecer soporte lumbar a la zona lumbar. Si lees o miras la televisión en la silla, es posible que también quieras un respaldo alto que ofrezca algo de soporte para el cuello. Las sillas con la parte baja de la espalda son buenas para las conversaciones, ya que tienden a sentarse más rectas en ellas, pero no son tan buenas para descansar.

sillas tapizadas

Hay dos tipos básicos de respaldos: aquellos con una cubierta apretada o aquellos con cojines sueltos. Puedes elegir el aspecto que más te guste, pero si buscas comodidad, los cojines hacen que la silla sea un poco más acogedora. También puedes elegir una combinación: una silla con un respaldo apretado y un asiento acolchado o al revés. Las almohadas o cojines adicionales en la parte posterior pueden tener varias funciones:

  • Ofrecer más soporte
  • Hacer el asiento menos profundo
  • Proporcionar un acento decorativo mediante la introducción de color o patrón adicional

Los brazos de la silla tapizada

Si eliges una silla con brazos o no, es una cuestión de preferencia personal. Depende de cómo te sientas, y con qué frecuencia o cuánto tiempo te sientas en esa silla. Si la parte posterior está ligeramente curvada, aún obtendrás algo de soporte sin apoyabrazos reales. Poder descansar los brazos sobre los reposabrazos facilita la relajación, especialmente si usas la silla con frecuencia. Los brazos son menos importantes para una silla que se usa solo ocasionalmente , como cuando los invitados visitan a menudo.

Los brazos vienen en muchos estilos. Pueden ser tapizados o duros y pueden estar hechos de madera o metal u otro material. O los brazos pueden acolcharse en la parte superior mientras el resto está expuesto. Cuando pruebes una silla, presta atención a si sus brazos descansan naturalmente sobre el brazo de la silla o si te sientes incómodo.

sillas tapizadas

Calidad de la silla

La calidad de construcción determina no solo cuánto durará una silla, sino también su nivel de comodidad. La calidad también afecta su aspecto, especialmente con el tiempo. Juzgar una silla por su calidad es muy similar a juzgar por la calidad de un sofá. El mejor consejo: compra la silla de mejor calidad que te permita tu presupuesto. Busca especialmente la calidad del marco, el soporte del asiento y el relleno utilizado para los cojines.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.