Cuadros al óleo abstractos

Cuadro abstracto

Los cuadros son un detalle que siempre nos ayuda a vestir las paredes con cierto encanto y con gusto. Hay cientos de ideas diferentes que podemos encontrar en el mundo de los cuadros, como por ejemplo los cuadros al óleo abstractos. Incluso podremos aventurarnos a hacer uno nosotros mismos si tenemos esa inquietud.

Los cuadros al óleo utilizan esta técnica tan conocida en la que se emplean colores disueltos en aceite, con unos tonos vivos y una suavidad característicos. Si además hablamos de los cuadros abstractos, se trata de un tipo de pinturas en las que no se usan formas realistas, sino figuras que representan cosas reales desde un punto de vista abstracto.

Dónde poner los cuadros

Los cuadros son un elemento que podemos ver en muchos lugares de nuestro hogar, aunque hay algunos en los que no pueden faltar. Solemos utilizar cuadros en determinados puntos, para llamar la atención sobre ellos y enmarcar esa zona. En la entrada, sobre el sofá de la sala, encima del cabecero de la cama o en algún espacio en común al que deseemos aportar algo de colorido. Lo bueno que tienen estos cuadros es que nos ofrecen todo tipo de gamas de tonalidades a elegir.

Cuadros al óleo abstractos en tonos básicos

Cuadro al oleo

Como decimos es posible elegir entre cientos de tonos y paletas de colores en este tipo de cuadros y en otros, por lo que al elegirlo debemos pensar siempre en el tipo de decoración que tenemos y también en los colores que solemos utilizar. Si lo que nos gusta es la sencillez y queremos romper moldes con este tipo de cuadros pero sin llenarlo todo de un colorido que no sabríamos combinar, podemos comprar un cuadro en el que hayan utilizado tonalidades básicas como los grises, los blancos, negros y beige. Este tipo de tonos no son los más alegres, pero nos ayudan a realizar sencillas combinaciones en los textiles del hogar para que la decoración nos quede muy elegante.

Cuadros muy coloridos

Cuadro colorido

En el mundo de los cuadros abstractos solemos ver piezas muy coloridas, porque se usan muchas pinturas al óleo que suelen tener tonos vivos. Estos cuadros además tratan de representar cosas y sentimientos en la gran mayoría de los casos, por lo que las pinceladas tienen que tener fuerza y vida. Si te gusta el color, seguramente será fácil encontrar cuadros que se encuentren llenos de pinceladas en diversos tonos. Busca algunos que tengan varias tonalidades principales en las cuales te puedas centrar para no encontrarte con demasiados tonos a combinar. Otra posibilidad es que uses tonos neutros en la decoración y después utilices el cuadro para poner una gran nota de colorido en la pared.

Cuadros combinados

Hoy en día también es posible encontrar las combinaciones de dos o tres cuadros que van juntos porque utilizan los mismos tonos, como si formasen parte de un conjunto más general. Estos cuadros separados que usan tonos en común pero son diferentes por sus pinceladas pueden ser una genial idea si no queremos limitarnos a un solo cuadro grande en la zona de la pared. Da una sensación mayor de ligereza que los otros cuadros más grandes.

Realiza tu propio cuadro

Cuadro abstracto

Si no encuentras el cuadro perfecto, ese cuadro que tiene los tonos que te gustan y que necesitas, entonces puede que tengas que buscar un lienzo y hacerlo tú mismo. Puedes comprar pinturas al óleo y pinceles, además de un lienzo y caballete. Es algo divertido, porque el arte abstracto consiste en expresarse a través de las pinceladas y la pintura, por lo que puedes hacer la creación que tu quieras con las formas que desees. Además así también elegirás los colores que mejor le vayan a tu estancia para que todo combine a la perfección.

Busca un cuadro que te haga sentir

Aunque recomendamos que busques cuadros que tengan unos tonos que combinen bien con tu estancia, lo cierto es que también deberíamos buscar un cuadro que nos guste y nos haga sentir. Es importante que cada pieza que añadimos en nuestro hogar sea especial y diga algo de nosotros y de nuestros gustos, por lo que con los cuadros también debería ser así.

Elige un marco muy sencillo

Si algo tienen los cuadros abstractos es que suelen tener mucho colorido y muchas formas mezcladas. Esto hace que llamen la atención por sí solos. Al no ser cuadros sencillos se evita elegir marcos que puedan robarle algún protagonismo. Además, se trata de ideas que son modernas y por lo tanto requieren marcos de este estilo, como por ejemplo un marco minimalista en color negro o blanco, que haga destacar más los colores. También puedes elegir cuadros que no tengan marco en los que destaque solamente la pintura. Esto hace que el cuadro sea el total protagonismo y le da una ligereza diferente a la pieza.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)