Decora tu cocina con los originales frigoríficos Smeg

Frigoríficos Smeg

A estas alturas todo el mundo conoce los geniales frigoríficos Smeg, unos frigoríficos que nada más verlos, sin ver la marca, podemos reconocer entre muchos otros. Estos frigoríficos destacan por tener un cuidado diseño que es diferente a los demás, inspirado en la estética vintage de los años 50. Con este toque tan original se han convertido en los frigoríficos con más personalidad del mercado.

Si quieres decorar tu cocina con estos geniales frigoríficos porque quieres un electrodoméstico que no solo se limite a cumplir su función, entonces tienes que hacerte con uno de los de la marca Smeg. Te mostraremos los diferentes diseños que hay, la gran multitud de colores que puedes elegir y lo bien que quedan en cualquier tipo de cocina.

Estética de los 50

Frigoríficos Smeg

Los frigoríficos Smeg son muy conocidos, y es que a todo el mundo le fascina ese estilo que tienen, inspirado en los electrodomésticos de los años 50, con una estética vintage muy bonita. Estos frigoríficos destacan por tener unas líneas suaves y redondeadas, con detalles cromados con la marca y las manillas. Por lo demás son simples, con tonos lisos. Estos frigoríficos son muy apreciados porque añaden ese toque vintage a cualquier cocina, por lo que no solo son unos electrodomésticos funcionales, sino también un elemento que nos ayuda a decorar y a dar personalidad al ambiente.

Frigoríficos Smeg: tipos

Smeg

Dentro de los frigoríficos Smeg hay varios tipos. Los más conocidos son los de dos puertas, con frigorífico y congelador. Pero en realidad hay muchos otros tipos. Desde los que tienen un tamaño pequeño, como mini neveras, a los que tienen dos puertas amplias, para un congelador mayor. Al elegir el tipo de frigorífico tenemos que pensar para donde lo queremos, porque uno de los pequeños puede ser muy útil en lugares como el dormitorio, para tener cosas frescas a mano. El único inconveniente que pueden llegar a tener estos frigoríficos es que no son muy grandes, por lo que pueden no tener  capacidad para familias numerosas. Por lo demás, podremos ponerlos en casi cualquier sitio, ya que ese tamaño hace que sean fáciles de integrar en la cocina.

Colores en los frigoríficos Smeg

Smeg

Otra de las cosas que hacen que los frigoríficos Smeg sean muy demandados es la gran cantidad de tonos en los que se pueden comprar. Tanto podemos encontrarlos en colores vivos e intensos como el rojo o el naranja, como con tonos suaves, con el rosa pastel y el verde menta. Para los más clásicos hay colores como el beige, blanco y negro, en caso de que no deseemos añadir tanto colorido en la cocina.

Frigoríficos Smeg

Estos colores hacen que nuestra cocina cobre mucha más importancia, con una estupenda personalidad. Sin duda hay que escoger bien el tono, porque este puede determinar el estilo que pongamos en la cocina. Con unos tonos pastel podremos crear una cocina de estilo vintage o nórdico. Los tonos vivos se suelen usar en las cocinas con estilos modernos, que tienen colores llamativos en las encimeras o los estantes. Para las cocinas clásicas o minimalistas, el tonos negro o blanco es ideal.

Pon en tu cocina un Smeg

Smeg

A la hora de añadir un frigorífico Smeg en la cocina debemos tener en cuenta el modelo que queremos y el espacio que necesitamos para ponerla. Esos frigoríficos, al tener un tamaño bastante pequeño no suelen dar demasiado problema, ya que se pueden poner junto a una pared o al lado de las encimeras. El color sí puede ser una elección difícil. Si en tu cocina ya tienes un tono predominante, pues escoge mejor una negra, para que combinen bien. Es decir, si tu cocina es roja, por ejemplo, le irá bien un frigorífico en tonos negros, y si tiene un color amarillo claro, pues un rosa pastel. La gama de colores nos proporciona una gran cantidad de opciones a elegir, pero siempre debemos tener en cuenta los tonos que ya hay en la cocina, por mucho que nos guste el frigorífico en un color determinado porque puede no quedar bien.

Por qué elegir el Smeg

Smeg

Aún teniendo en cuenta el pequeño inconveniente de que estos frigoríficos no son realmente grandes para familias que necesiten capacidad, son piezas muy vendidas. Elegir un Smeg es elegir un frigorífico de calidad, pero también un electrodoméstico que va a añadir estilo y personalidad a nuestra cocina. Nada más entrar en ella, el frigorífico llama la atención, porque son piezas que vienen en bonitos colores, algo raro en los frigoríficos normales, que son blancos o de inox en su gran mayoría. Para todas aquellas personas que quieren tener una decoración diferente, con elementos que se han convertido en objetos de culto, que no pasan de moda, estos frigoríficos son absolutamente necesarios. Y además podremos poner una original nota de color en una cocina que sea blanca, para que nunca nos aburramos de la falta de color.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *