Decorar con murales infantiles

Murales infantiles

Las paredes de nuestra casa son un gran lienzo para pintar y disfrutar. Hay quien las deja desnudas, sencillas y sin detalles, para crear sensación de espacio, pero también hay quien decide usarlas para añadir detalles que nos permitan crear una decoración única y diferente.

La importancia de los detalles decorativos y de los colores es más grande en los espacios infantiles. Si estamos hablando de decorar las paredes de los cuartos de los niños, podemos pensar en los geniales murales infantiles, dibujos que cubren las paredes y que sorprenden a cualquiera.

Qué son los murales

Los murales son como grandes cuadros que se ponen en las paredes, ocupando una pared o todas. Suelen inspirarse en paisajes o en dibujos. El material es como el papel pintado, pero el papel pintado no es una especie de cuadro en tamaño gigante, sino que suele usar patrones decorativos. En el caso de los murales infantiles tenemos un detalle muy especial que nos ayudará a darle mucho más colorido y carácter a las paredes de sus cuartos. Son una pieza que puede crear efectos asombrosos y que además suele utilizar temas como los personajes favoritos de los niños o bonitos dibujos.

Poner los murales en casa

Murales infantiles

Estos murales los puede poner cualquier persona en su casa. Se compra el mural que viene en rollos para aplicar en las paredes tal y como se hace con el papel pintado. Necesitaremos además tijeras, un cútter, cola, pinceles y espátulas, un trapo y una cubeta y una regla larga para medir. Para añadir el mural a las paredes tenemos que desenrollar los rollos en los que vienen que además estarán numerados para que no nos confundamos a la hora de montarlo sobre la pared. Se encola la pared y se van aplicando las tiras una por una presionando con la espátula para evitar que queden burbujas. Hay que tener mucho cuidado con las uniones para que el dibujo quede bien en la pared. Finalmente se corta con el cútter lo que sobre para adaptarlo a las paredes. Es bueno dejar secar el papel y sobre todo tener mucho cuidado en fijar adecuadamente cada parte del papel para que todo quede bien igualado y sin arrugas o burbujas, lo que daría un aspecto descuidado. Una vez la cola se seque ya no podremos cambiar el papel de lugar, por lo que es la parte más importante.

Murales de animales

Uno de los temas más recurrentes a la hora de añadir los murales infantiles en las paredes es el de los animales. A los niños más pequeños les encantan los animales de todo tipo. Desde los de la selva a los que habitan en una granja o los animales domésticos. Estos murales suelen tener como protagonistas personajes que les gustan y los animales están entre los más comunes. Así que puedes convertir su habitación en una selva con monos y leones, o bien en una granja. El colorido y la diversión que le traerán los personajes les encantará.

Murales inspirados en personajes

Murales infantiles

Los personajes de dibujos o de Disney son una gran inspiración para los más pequeños, ya que crecen con sus increíbles historias y les gustan mucho. Si los niños tienen un personaje que es su favorito, podéis buscar un mural inspirado en él para decorar toda una pared. Hay de todo tipo y le dan mucho colorido al espacio. Si cambian de gustos, siempre se puede retirar el mural como se quita el papel pintado y añadir otro o bien pintar la pared.

Murales con paisajes

Murales infantiles

Los paisajes son otro bonito tema que gusta mucho, para todo tipo de espacios, no solo para los infantiles. Entre los murales para espacios de niños hay ideas muy distintas, con paisajes pintados de granjas y de otro tipo de espacios, como por ejemplo una selva. Este tipo de ideas son coloristas y llenas de detalles. Pueden ser paisajes marinos o de otro tipo. Es importante buscar entre lo que le gusta a los más pequeños para añadir esos motivos y buscar murales con esos temas.

Cómo combinar los muebles

Murales coloridos

Si utilizamos un mural infantil en las paredes del cuarto de los niños debemos tener en cuenta que vamos a crear un espacio muy colorido, con una gran cantidad de detalles. A la hora de añadir los muebles es mejor escoger aquellos que son sencillos, ya que podremos utilizarlos fácilmente con ese fondo tan colorido. Los muebles en tonos como el blanco son perfectos, siempre se debe crear cierto contraste para que destaquen. Si es posible, es mejor escoger unos murales que tengan pocos tonos porque así será mucho más fácil combinarlos con el resto de los muebles. El mural debe destacar sobre una sola de las paredes, que tendrá protagonismo, en la cual no se deben mostrar muchos muebles, porque así será más fácil que destaque.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.