Decorar con puertas de interior blancas

Ambientes luminosos

Las puertas de interior pueden darle carácter a un cuarto y ayudar a crear un bonito ambiente. Es por eso que también resulta importante saber elegir el tipo de puerta que queremos para cada espacio y el color en el que la pintaremos, aunque también podemos dejarla en madera natural.

Decorar con puertas de interior blancas es todo un acierto y es algo que cada vez se puede ver con más frecuencia. Pintar las puertas en color blanco tiene sus ventajas y desventajas, así que vamos a verlas todas. Si te gusta este tipo de detalles para tu hogar, no dudes en añadir una de estas puertas a las estancias.

Elige el tipo de puertas

Elegir el tipo de puerta que queremos para cada estancia también es un detalle importante. Normalmente las puertas suelen ser sólidas y de madera o contrachapado, pero hay muchas más posibilidades. Vamos a ver algunas de las más populares, ya que nos pueden ayudar a elegir la puerta perfecta para nuestro hogar.

Puertas correderas

Puertas de interior blancas

Las puertas correderas son perfectas para esos espacios en los que no queremos que la puerta se abra hacia un lado, quitando espacio para la estancia. Son ideales para los lugares pequeños, aunque cada vez se usan más en todo tipo de lugares. Se abren hacia los lados y pueden ir dentro de las paredes o bien por fuera. Estas son un perfecto ejemplo de bonitas puertas correderas con tiradores de aluminio, color blanco y cristales para que la casa cuente con una gran luminosidad en todas las estancias.

Puertas con cristales

Puertas con cristales

Las puertas blancas ayudan a que los espacios sean más luminosos, pero esta luz se multiplica si además escogemos las puertas que tienen cristales. Este tipo de puertas dejan pasar la luz y así nos permiten tener luz natural en diferentes espacios, sobre todo en los pasillos. Aunque no dejan tanta intimidad como las puertas de madera, este tipo de puertas se pueden usar en estancias comunes como los salones o la cocina.

Puertas de madera

Las puertas de madera o contrachapado son las que más se utilizan. Este tipo de puertas son discretas y funcionales. Si las hemos comprado en el tono de la madera, siempre podemos lacarlas para darle ese toque blanco tan actual y bonito.

Ventajas de las puertas blancas

Las puertas blancas tienen muchas ventajas. Para empezar son puertas muy actuales, que pueden renovar el estilo de las antiguas puertas de madera que ya no se llevan tanto. Si quieres tener un espacio más moderno, sin duda tienes que pintar de blanco estas puertas.

Este tipo de puertas crean espacios más amplios y diáfanos. El color blanco siempre ha ayudado a que todo se vea más amplio y a que los espacios sean mucho más luminosos. Es por eso que son la elección perfecta para los espacios que tienen poca luz natural o que son pequeños.

Estas puertas se adaptan a todo tipo de estilos. Hay quien piensa que solamente están pensadas para los estilos escandinavos, pero sin duda se pueden añadir en habitaciones vintage, modernas, minimalistas o clásicas de igual manera.

Desventajas de las puertas de interior blancas

Puertas blancas

Una de las pocas desventajas que podemos verle a este tipo de puertas es que pueden mancharse con más facilidad. Además, cualquier desperfecto o roce en la madera se notará mucho más. Es por eso que necesitan un poco más de mantenimiento que otras puertas.

Puertas blancas vintage

Puertas vintage

El estilo vintage también se puede añadir a las puertas blancas. Para darles un toque anticuado podemos desgastar la pintura. Este efecto desgastado se puede ver en muchos muebles antiguos y también se le puede dar a las puertas de madera. El efecto es auténtico y muy especial.

Puertas blancas y paredes a color

Puertas de interior blancas

Aunque utilicemos las puertas de interior blancas, eso no quiere decir que tengamos que pintar todo de blanco. Hay muchas estancias que lo que hacen es destacar la puerta en este tono blanco frente a unas paredes pintadas de colores. En este caso vemos unas paredes en un tono gris medio que hacen que la puerta destaque muchísimo más y combine con otros muebles de la estancia. Así no nos vemos saturados por el color blanco. La combinación de colores es perfecta y simple en este caso.

Puertas blancas en espacios nórdicos

Estilo nórdico

Los espacios nórdicos son los más adecuados para este tipo de puertas. De hecho la moda del color blanco en todas las estancias tiene mucho que ver con el estilo nórdico. Este estilo utiliza el blanco para crear ambientes luminosos y naturales, con tonos muy básicos. La mezcla del negro y el blanco es un clásico en este estilo. Por eso la gran mayoría de las veces podemos ver las puertas pintadas de blanco que van a juego con todos los muebles de la estancia.  ¿Os gusta este tono para las puertas de vuestro hogar?

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.