Decorar el hogar con paredes de ladrillo visto

Hace algunos años era impensable dejar unas paredes con el ladrillo al aire, ya que teníamos el concepto de que daba una impresión descuidada e inacabada. Sin embargo, con el auge del estilo industrial nos hemos dado cuenta de que las paredes de ladrillo visto son un recurso estupendo para nuestro hogar, que le aporta un toque fresco y auténtico.

Hay muchas formas de incluir las paredes de ladrillo visto en el hogar y sobre todo formas de presentarlas. Dependiendo de la estancia y de nuestros gustos incluso podemos cambiarle el color o crear un tipo de pared con un ladrillo más rústico e inacabado o más elegante. Hoy en día las posibilidades decorativas son muy amplias, incluso cuando hablamos de una pared de ladrillo visto.

Tipos de ladrillo visto

Hoy en día podemos hallar varios tipos de ladrillo visto. Por un lado tenemos el que forma parte de la estructura, que es el menos habitual, ya que solo se encuentra en antiguas paredes de lugares como los loft, que eran antiguas fábricas. La gran mayoría de la gente opta por las paredes de ladrillo visto de imitación. No debemos pensar que por ser de imitación el efecto va a ser menor o que se notará que no son paredes auténticas de ladrillo. Hoy en día los materiales y los acabados son de gran calidad, por lo que sobre la pared normal podremos añadir este revestimiento con aspecto de ladrillos. Además, de esta forma podremos elegir entre ladrillos más grandes o más pequeños y en diversos acabados y tonos, dependiendo del estilo que tenga nuestro hogar.

En este salón vemos un espacio nórdico y sencillo que añade una pared de ladrillo en un lateral, combinándola con las paredes blancas y los suelos de madera. El aspecto final es natural y moderno.

La tendencia del ladrillo visto

La tendencia del ladrillo visto surgió de la mano de los loft estadounidenses, en donde estas paredes formaban parte de la estructura de lo que fueron antiguas fábricas. El auge de lo auténtico hizo que se pusiese de moda enseñar los materiales, volver a lo más básico, por lo que mostraban desde las tuberías a las paredes de ladrillo. Esta tendencia se copia hoy en día en muchos hogares en los que desean darle un toque de la tendencia industrial o un estilo rústico a alguna estancia del hogar. Estas paredes añaden un plus a los espacios, dando personalidad y aportando un gran contraste con otros materiales. Los estilos que más suelen utilizar estas paredes de ladrillo visto son el estilo industrial, en el que nación, el estilo rústico e incluso el estilo vintage y el nórdico.

Ladrillo visto rústico

A la hora de revestir las paredes podemos añadir un ladrillo que tenga un aspecto rústico. En este salón encontramos ladrillo en todas las paredes, pero este puede añadirse solo en una o en varias. Hay que tener en cuenta que su tono restará luminosidad a los espacios, sobre todo si queremos un acabado en el tono natural del ladrillo para un entorno rústico.

Paredes lacadas en blanco

Como hemos dicho, el hecho de dejar el ladrillo en su tono naranja tirando a oscuro puede hacer que los espacios se reduzcan y que no tengamos mucha luminosidad. Pero hay una fácil solución que puede hacer que el espacio tenga un aspecto más nórdico que rústico y que aportará luminosidad sin retirar ese efecto del ladrillo en las paredes. Nos referimos a las paredes lacadas de color blanco. Estos ladrillos son superficies que también se pueden pintar, y que de hecho quedan muy bonitas con el color blanco. Incluso puedes darle a las paredes un aspecto envejecido y vintage con pintura desgastada, que es ideal para el ladrillo.

Ladrillo visto de colores

Si no tienes suficiente con el color blanco, puedes darle un toque nuevo al ladrillo con cualquier color. Hemos visto desde paredes pintadas de rosa a paredes negras o verdes. Lo bueno de estas paredes de ladrillo es que aunque le añadamos pintura sigue apreciándose la bonita textura del ladrillo, por lo que no le resta personalidad.

Dónde utilizar el ladrillo visto

El estupendo ladrillo visto puede utilizarse en muchas de las estancias del hogar. La cocina es una de ellas, aunque por su dificultad a la hora de limpiarlo no se recomienda ponerlo en las zonas de más uso, lo mismo que en el baño. Los lugares en los que más vemos estas paredes son en la sala de estar y en los dormitorios. Hay que tener en cuenta que su limpieza requiere retirar más el polvo por todos sus relieves, pero en general es una pared que se puede poner en casi cualquier espacio.

Combinar elementos y materiales

Si hay algo que aceptan las paredes de ladrillo visto es la combinación de estilos y de materiales. Tenemos paredes que se combinan con cocinas modernas, con paredes pintadas de blanco y con muebles de metal o  suelos de madera. Se lleva un estilo en el que los materiales sean los protagonistas, así como la mezcla de texturas.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.