Cómo decorar el hogar con el estilo escandinavo de tendencia

El estilo escandinavo ha llegado de los países del norte para quedarse, y es que se trata de un estilo que cuenta con muchas cosas positivas. También es conocido como estilo nórdico y nos trae ideas estupendas en ambientes que siempre resultan acogedores y muy bellos, con una serenidad que solo se puede lograr con un estilo tan sencillo.

El estilo escandinavo se puede mezclar fácilmente con otros estilos y tendencias, y es que casa realmente bien con el estilo vintage, con el estilo industrial y con el más minimalista y moderno. Hoy os daremos las claves que son básicas para crear un típico estilo escandinavo, pero después podéis hacer las mezclas que más os gusten, porque en decoración siempre hay espacio para la creatividad.

Madera en tonos claros

Los materiales siempre suelen definir un estilo, y en este caso tenemos la madera en tonos claros. Esa madera, que también aparece pintada de blanco, suele utilizarse en su estado más natural, sin los pesados barnices de tonos oscuros de otras temporadas. Tanto en el suelo como en los muebles, el estilo escandinavo utiliza maderas en su tono natural más claro. Evidentemente, estas tienen la ventaja de que las podemos pintar de blanco, negro o tonos pastel cuando lo deseemos.

Menos es más

En el caso del estilo escandinavo es mejor quedarse cortos que añadir detalles en exceso. Es un estilo en donde prima la sencillez y la funcionalidad, antes que los ornamentos decorativos. Es por eso que siempre debemos escoger los elementos que sean prácticos, y en su caso añadir algún pequeño detalle como una lámpara bonita, un candelabro o unos jarrones de líneas sencillas.  Siempre se debe partir de una lista de básicos en cada estancia, que serán los que vamos a añadir, y luego podemos dar algún toque, pero nunca cometer excesos. En el estilo escandinavo se buscan espacios prácticos para vivir con ideas sencillas.

Líneas básicas y geometría

En el caso de los muebles y los accesorios decorativos del estilo nórdico, nos encontramos con que se buscan líneas básicas, sin florituras ni ornamentos, y detalles geométricos. Como puedes ver en los jarrones  e incluso en el detalle del puff, la geometría está muy presente en este estilo. Los muebles de líneas básicas son los que triunfarán en el estilo nórdico. Las mesas con patas inclinadas y superficie redonda en varios tamaños son ya todo un clásico, pero hay muchas más ideas, con muebles con líneas rectas y modernas, diseños contemporáneos que son actuales pero también atemporales.

Color blanco

El color blanco es uno de los puntos más representativos del estilo nórdico. No hay estilo nórdico sin espacios llenos de luminosidad y tonos blancos. Pueden aparecer con mayor o menor protagonismo, pero lo cierto es que son imprescindibles. El tono blanco se había convertido en algo aburrido en decoración, pero este estilo lo ha reinventado de nuevo, con la mezcla de texturas y detalles para darle una nueva dimensión. En este caso vemos una oficina en la que no solo han añadido una mesa y un mueble de almacenaje en blanco, sino que también han puesto un manto de pelo blanco en la silla y pequeños detalles como el jarrón.

Tonos pastel

En este espacio encontramos los geniales tonos pastel. Tonos que puedes utilizar en el estilo escandinavo para darle un toque de color. Si te llegas a cansar del binomio blanco y negro siempre puedes recurrir a los colores más suaves de la paleta. Azul cielo, rosa palo y verde menta son los reyes del estilo nórdico y nunca fallan a la hora de darle un toque más divertido y colorido a cualquier ambiente sin romper con el toque delicado del mundo escandinavo, en donde importa la luminosidad de los espacios.

Estampados de estilo escandinavo

Los estampados están muy presentes en un estilo en donde hay mucha sencillez en las líneas de sus muebles y también en los colores, que suelen ser blancos, negros y grises. Así que toca darle diversión a los espacios con los estampados, que en el estilo escandinavo son muy significativos. Vemos los estampados bicolor, que son  muy típicos, con motivos como los abetos, las cruces, las rayas o incluso los lunares. El estampado geométrico también está muy presente, no hay que olvidar que en este estilo la geometría y las líneas son muy importantes. Así que encontramos estas dos geniales ideas para decorar con textiles escandinavos.

Total funcionalidad

Si algo va a ser importante en el estilo escandinavo es la funcionalidad de los espacios. Es muy importante que sean espacios prácticos, por encima de los detalles para decorar. Así que vamos a añadir muebles con bonito diseño pero que además sean confortables, cumplan su función y sean fáciles de mover, limpiar y otros detalles. En este salón lo vemos claro, con un simple sofá y unas mesas auxiliares de líneas básicas y muy ligeras.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos

Categorías

Estilos

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *