Descubre cómo quitar el moho de la pared

Moho en la pared

Es en esta época del año cuando la humedad se hace notable en nuestros hogares. La condensación propiciada por la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior de nuestro hogar y las filtraciones propician la aparición de moho. Y una vez que ha aparecido no siempre en sencillo quitar el moho de la pared.

El cuarto de baño es la estancia en la que aparece el moho con mayor frecuencia, pero no es raro encontrarlo en otras habitaciones tanto en paredes exteriores como en techos. Las antiestéticas manchas negras evidencian un problema que puede llegar a suponer un riesgo para nuestra salud. ¡No dejes que así sea! ¡Ponle solución antes!

El origen de la humedad

La humedad es un problema serio que conviene identificar y tratar cuanto antes. Daña la estructura de nuestros hogares y afecta a nuestra salud y ¿hay algo más importante que eso? Existen diferentes tipos de humedades y cada una de ellas se origina como consecuencia de un problema distinto. Algunas de las más comunes en nuestros hogares son la humedad con condensación y la humedad por filtración. ¿Conoces las diferencias?

Pared con humedad

  • La humedad por condensación aparece cuando la temperatura interior es superior a la del exterior, cuando el vapor de agua que está contenido en el aire se transforma en líquido al entrar en contacto con una superficie fría. Sin una ventilación adecuada, este tipo de humedad termina haciéndose visible en nuestras viviendas en puntos de contacto entre el interior y el exterior, extendiéndose a medida que avanza el tiempo.
  • La humedad por filtración, en cambio, es la ocasionada por un mal aislamiento de las paredes exteriores, tejados, ventanas y puertas o tuberías o desagües en mal estado.

La evidencia de una de ellas no excluye la otra. De hecho, ambas pueden coexistir y es frecuente que lo hagan, generalmente, en viviendas antiguas con un aislamiento deficiente. Encontrar el origen de la humedad ese esencial para solucionar el problema. Porque podemos limpiar el moho,  pero si no solucionar el problema de origen en unos meses regresará a nuestras paredes.

Como eliminar el moho

¿Tienes moho en las paredes? Si es así y has solucionado el problema de origen llega el momento de quitar el moho de la pared. Asegúrate, eso sí, que la pared este completamente seca antes de ponerte a ello, bien generando una importante corriente de aire, bien recurriendo a métodos industriales como humidificadores.

Deshumidificar y tratar el moho

¿La pared ya está seca? Aplicar un producto antihongos es la mejor solución para sanear la pared y protegerla de cara al futuro. Pero también puedes probar con soluciones más naturales si el problema no es muy grave. ¿Y cuáles son estas?

  • Uno de los productos más efectivos es el vinagre blanco. Rocíalo puro en las zonas afectadas por el hongo, déjelo actuar una hora y después limpia la superficie con un estropajo suave o paño y acláralo después.
  • También es efectivo el bicarbonato. Disuelve una cucharita de bicarbonato en un vaso de agua y procede de la misma forma que con el vinagre para poner fin al problema.
  • El aceite de árbol de té es un desinfectante natural que mezclado con agua (2 cucharadas de aceite de árbol de té por 2 tazas de agua) también puede resultar efectivo. ¡Pruébalo!

Una vez hayas terminado con el moho nunca estará de más que apliques una pintura que le proporcione a la pared protección contra la humedad. Hoy existen pinturas para la humedad muy efectivas, ¡acude a una tienda especializada y pregunta por ellas!

Prevén su aparición

¿No sería una faena que ahora que has eliminado el moho este volviera a tus paredes por no hacer bien las cosas? Hay acciones diarias que pueden prevenir la aparición de moho y que conviene tener en cuenta hayas o no tenido este problema en tu vivienda.

  1. Ventila con asiduidad. Abre las ventanas después del baño o ducha. ¿Tu baño no tiene ventana? Entonces plantéate instalar un ventilador mecánico o un extractor de aire con sistema antirretorno.
  2. Limpia con lejía el baño. La lejía previene la aparición de moho por lo que es conveniente limpiar el baño un par de veces al mes con este producto, aclarándolo después con agua tibia.
  3. Cambia la silicona periódicamente. La silicona que sella bañera, mamparas, juntas en baños y cocinas no es para siempre y puede agravar los problemas de moho de no encontrarse en buen estado.
  4. Sustituye la cortina de ducha por una mampara con un diseño limpio. Los pliegues de las cortinas y las juntas son los sitios elegidos por el moho para hacerse fuerte si no se limpian y secan adecuadamente.
  5. Controla filtraciones y atascos. Revista posibles filtraciones en las conexiones de tus sanitarios y fregadero y comprueba que las tuberías desaguan con rapidez.
  6. Revisa en invierno las ventanas, por si alguna tuviera alguna filtración.

Ahora que sabes todos los trucos para quitar el moho de la pared, ¡no dejes que este se apodere de tu casa!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.