Dormitorios en colores cálidos

Colores cálidos

La decoración del dormitorio es una parte importante porque es un lugar en el que debemos sentirnos a gusto y relajados. Es por eso que una de las partes imprescindibles es elegir la gama de colores que vamos a usar para la decoración. En este caso vamos a ver cómo decorar dormitorios en colores cálidos, unos tonos que aportan mucha calidez a los ambientes y que pueden ser ideales para tu dormitorio.

Vamos a ver cómo decorar los dormitorios con algunos colores cálidos, ya que hay gamas estupendas para hacer que el espacio resulte muy agradable y acogedor. Toma nota de los mejores colores para poder añadir calidez a tu dormitorio con la decoración.

Tonos mostaza para tu dormitorio

Colores mostaza

Los tonos mostaza son muy utilizados hoy en día porque es un color que es tendencia. No es tan brillante como el amarillo pero es más claro que el marrón, de ahí que guste mucho para todo tipo de decoración. Los tonos mostaza son cálidos y se pueden mezclar con otros colores como el gris, que es perfecto para utilizar como contraste. Por otro lado podemos usar tonos como el blanco para dar más luz al dormitorio. Este tipo de colores son ideales para hacer que el dormitorio parezca más cálido y puedes añadirlo en detalles como la ropa de cama.

Color amarillo alegre

Colores amarillos

El color amarillo es ideal para dar calidez a los ambientes pero es un tono intenso y vibrante. Es por eso que con el amarillo debemos tener cuidado, ya que es un color que nos puede crear mucha actividad, algo que no deberíamos tener en nuestro dormitorio, un lugar en el que tenemos que descansar. Aunque hay quien pinta las paredes con el color amarillo esto puede ser muy intenso, por lo que podemos usar el amarillo en otros lugares como la ropa de cama o los detalles para dar esa calidez.

El beige más clásico

Colores beige

El beige es uno de los tonos cálidos más clásicos que podemos utilizar en nuestro hogar. Este color es sobrio y elegante, perfecto si queremos una decoración de dormitorio que dure durante muchos años. El color beige le da siempre calidez a todo y podemos mezclarlo con blanco para dar mucha más luz a todo. El beige puede ir incluso en las paredes porque no es un color demasiado intenso o que reste demasiada luz. Pero si prefieres unas paredes blancas siempre puedes añadir un suelo beige, ya que un suelo en este tono da muchísima calidez. En la ropa de cama o algunos detalles también podemos añadirlo.

Tonos rosados en el dormitorio

Colores rosados

Los tonos rosados también pueden formar parte de los colores que añadimos en el dormitorio. En este caso los colores pueden ser ideales para un ambiente cálido y divertido. Los tonos rosados son perfectos para dormitorios de todo tipo. Este color se puede mezclar con tonos lavanda o con colores como el burgundy. Son colores que se llevan muchísimo ahora mismo por lo que también es una elección bonita.

Colores tostados para tu dormitorio

Los tostados son junto con el beige otra elección clásica en el caso de buscar calidez para el dormitorio. Los colores tostados son perfectos para dar calidez pero es mejor elegir los que son más claros, ya que evitaremos que se reste demasiada luz en los espacios. Los tonos tostados pueden añadirse en un cálido suelo de madera. Tonos que también se pueden poner a través de muebles de madera clara. Los tostados tienen la gran ventaja de ser los más cálidos que podemos añadir en un dormitorio. También nos ofrece la ventaja de ser un color tan atemporal que no deja de llevarse, pues es uno de esos tonos que siempre van a formar parte de nuestra decoración.

Tonos burgundy

Colores burgundy

El color burgundy es un color intenso, por lo que a veces resulta difícil añadirlo en los espacios. Es un color que resta luz, de ahí que tengamos que tener mucho cuidado cuando lo añadimos. El burgundy es un color ideal para cualquier espacio, pero lo importante es que lo añadamos solo en pequeñas pinceladas, añadiendo luz con los tonos blancos. Así podremos añadir calidez con un tono muy bonito y elegante que es perfecto para el dormitorio. Un color fuerte pero que puede dar mucho juego a nuestro dormitorio.

Tonos anaranjados

Colores anaranjados

Otro de los tonos que podemos añadir a nuestro dormitorio es el naranja o los colores anaranjados. En un dormitorio es mejor usar tonos poco intensos, como por ejemplo los colores salmón o melocotón, los cuales son más suaves y relajantes. En caso de usarlos en las paredes es mejor la versión más suave, de forma que podamos disfrutar de un ambiente con luz y calidez a la vez. El naranja es un color bonito y alegre, ideal para cualquier espacio de la casa.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.