El riego del césped en otoño

otoñal

Mucha gente piensa que el césped debe cuidarse exclusivamente durante los meses de verano, debido a las altas temperaturas propias de dicha estación. Sin embargo, con la llegada del otoño el césped debe seguir regándose y tratarse al igual que ocurre en la estación veraniega. Aparte de cortarlo y fertilizarlo, el riego del césped es clave a la hora de tenerlo en perfecto estado durante el resto del año.

En el siguiente artículo te damos las claves para que el césped luzca igual de bien que lo hace a lo largo de los meses de verano y el por qué es importante seguir regándolo durante la estación otoñal. 

El riego del césped en otoño

Antes de todo, es importante que sepas que el césped hay que seguir regándolo durante estos meses de otoño y dejar de hacerlo cuando lleguen las bajas temperaturas y el suelo sufra heladas. En el caso de que el césped se llegue a congelar por el frío, de nada sirve el regarlo ya que dicha congelación actúa como barrera y no permite que el agua propia del riego drene perfectamente hacia el césped. Si por el contrario, vives en una zona templada y no demasiada fría, es aconsejable regar el césped como ya lo hacías durante el verano.

En los meses de invierno, no pasa nada si no riegas el césped, ya que el frío y las bajas temperaturas hacen que el mismo pueda sobrevivir y mantenerse gracias a que entran en un estado conocido como letargo. El agua congelada propia de los meses de frío, provoca una barrera con el césped y hace que el mismo no necesite el agua del riego a la hora de sobrevivir y mantenerse en perfecto estado.

cesped otoño

La importancia de regar el césped en otoño

En el caso de que el césped aguante perfectamente las bajas temperaturas, los meses de otoño son esenciales para que pueda crecer y mantenerse en perfecto estado. A pesar de lo que pueda pensar mucha gente, es importante por tanto el cuidar el césped durante estos meses. Dicho crecimiento se produce sobre todo en la parte de las raíces y bajo tierra. Esto es bastante importante para que después puedan crecer con fuerza con la llegada del buen tiempo.

Es por ello, que el riego durante los meses de otoño es clave para el óptimo desarrollo del césped. Gracias a este riego, el césped va a crecer de manera adecuada durante la estación primaveral y poder lucir perfectamente en verano. La falta de riego ante de la llegada del frío, hace que el césped no reciba los nutrientes necesarios para sobrevivir durante los meses de invierno.

Como ya hemos comentado más arriba, en la estación invernal, el césped entra en letargo y sobrevive gracias a los nutrientes recibidos con el riego realizado en otoño. El regado debe ser habitual a pesar de que las temperaturas sean más frías que las de los meses de verano.

meses otoño

Cómo regar el césped en otoño

El riego del césped es necesario y obligatorio hasta que aparezcan las primeras heladas. Hay que tener mucho cuidado de regarlo de manera adecuada y no llegar a pasarse con el propio riego. El exceso de humedad no es bueno para el césped ya que puede provocar ciertas enfermedades que incida de manera negativa en su óptimo crecimiento.

En muchos casos, la lluvia caída durante dicha estación es más que suficiente y no hace falta regar el césped. De todas maneras es importante indicar, que el riego debe ser el mismo que el realizado durante los meses de verano. El momento del día en el que riegas también es de vital importancia, sobre todo a la hora de conseguir que el citado césped crezca sin problemas. Lo más aconsejable y recomendable es hacerlo a primera hora del día, para que el agua se seque sin problema alguno antes de llegar la noche.

otoño

Los expertos desaconsejan en todo caso el regar el césped durante la noche, ya que el exceso de agua puede llegar a perjudicar la salud del propio césped. Para evitar posibles problemas es recomendable optar por un sistema de riego automático y programar el mismo para que actúe a primera hora de la mañana. Se trata de la manera más cómoda y eficaz a la hora de regar el césped y poder tenerlo de esta manera en las mejores condiciones posibles.

En definitiva, es importante y esencial el seguir regando el césped a pesar de llegar los meses de otoño. A pesar de las bajas temperaturas, el agua es esencial para que las raíces puedan desarrollarse y obtengan los nutrientes necesarios para hacer frente al largo invierno. El riego durante los meses de otoño hace que el césped se mantenga en letargo y se desarrolle y crezca sin problemas con la llegada de la primavera.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.