Estufas de leña, una buena opción para calentar y decorar tu casa

Estufa de leña

En días de frío todo el mundo quiere mantenerse caliente en su propia casa, aunque esto cada vez se está complicando más debido al precio de la luz o del gas natural, que son dos de las formas principales que nos permiten acceder a determinados medios para calentarnos. La leña por suerte es un combustible de lo más barato, por el que cada vez se inclinan un mayor número de personas.

Si estás pensando en adquirir una estufa de leña, hoy te vamos a contar en este artículo una gran cantidad de información y consejos para que la compra pueda ser perfecta, y es que las estufas de leña son una buena opción para calentar y decorar tu casa. Además siempre hay que sabes que es las estufas de leña baratas abunda en el mercado, siendo una opción más que interesante para una gran cantidad de usuarios.

¿Qué es una estufa de leña?

A buen seguro la mayoría de vosotros sabéis que es una estufa de leña, pero nunca sobra dejarlo claro, sobre todo para no confundirlo con otras formas de calentamiento central que vamos a ver a lo largo de este artículo.

Una estufa de leña es un aparato de calefacción, que puede ser el punto de calentamiento central y único, de una casa por ejemplo, o tener una función complementaria, ya sea de calentamiento o de decoración. En la actualidad existen diferentes tipos de estufas de leña dependiendo de los tipos y materiales, de las formas, de los diseños, del rendimiento que tengan o de la potencia que nos ofrezcan.

Tal vez no lo sabías, pero en el mercado están disponibles una enorme cantidad de diferentes estufas de leña, que a buen seguro encajaran dentro de tus necesidades o presupuesto.

Estos son los diferentes tipos de estufas de leña que existen

A pesar de que la mayoría de personas nos imaginamos una estufa de leña como un dispositivo de lo más simple, que tan solo da calor, es algo más complejo, del que además existen varios tipos disponibles, dependiendo por ejemplo de si la estufa va a ser tu sistema de calefacción central o un complemento a tu sistema principal, como suele suceder en la mayoría de los casos.

Estufas con leñero

Estufa con leñero

Las estufas con leñero son las más adecuadas para usarlas de forma puntual, o como complemento decorativo. Tienen una autonomía bastante limitada de aproximadamente 6 horas y puede estar fabricadas en hierro fundido o acero. En la imagen superior podéis ver una estufa con leñero, que no es más que un pequeño almacén para guardar madera o leña con la que prender y mantener la estufa.

Estufas tubo

Una de las mejores características de las conocidas como estufas turbo es la facilidad con las que suben de temperatura, gracias a la segunda entrada de aire regulable. Su rendimiento es muy alto y a día de hoy en el mercado existen una enorme cantidad de modelos diferentes.

Estufa de doble combustión

Las estufas de doble combustión son las más económicas de todas los tipos de estufas de leña que nos podemos encontrar en el mercado. Además es muy ecológica, ya que quema los gases de la primera combustión en una segunda cámara, y su rendimiento se acerca al 80%.

Estufa de leña de doble combustión

Este tipo de estufas también son conocidas como estufas de postcombustión.

Estufa refractaria

Las estufas refractarias están pensadas para todos aquellos que buscan tener un punto de calentamiento central, y es que gracias a su gran autonomía, que se va por encima de las 20 horas, son ideales para calentarse, ahorrando a la vez una importante cantidad de dinero.

Su funcionamiento es de lo más simple y es que están construidas con materiales refractarios que permiten la conversación del calor y una mejor distribución del mismo. Su rendimiento además es muy alto y su radiación muy elevada lo que siempre es muy beneficioso.

Consejos para comprar una estufa de leña

Comprar una estufa de leña puede parecer algo sencillo y que nos llevará poco tiempo, pero si queremos acertar deberemos de tener varios aspectos y factores en cuenta, aunque muy por encima de todo deberemos de estudiar muy bien en primer lugar donde vamos a instalar la estufa. En función de eso deberemos de seguir algunas instrucciones, pero nunca te lances a la compra sin saber dónde la quieres colocar.

Una vez tengas totalmente decidido donde vas a colocar tu nueva estufa de leña ha llegado el momento de tener en cuenta la potencia de la estufa y la distancia mínima que hay que guardar y mantener con determinados objetos de tu casa.

La potencia que debe de tener la estufa de leña

En primer lugar es importante tener muy en cuenta la potencia que nos ofrecerá la estufa de leña que vayamos a adquirir, y es que no lo mismo una estufa para una sola estancia que una estufa que vaya a ser nuestro sistema de calefacción principal. Habitualmente la potencia de las estufas se mide en Kilovatios, cuya abreviatura es Kw.

Dependiendo de la estancia que vayamos a calentar deberemos comprar una estufa de leña con mayor o menor potencia. Un aspecto muy relacionado con la potencia es que debemos de tener en cuenta es que si usamos troncos grandes no estaremos usando por completo la potencia de la estufa, mientras que si usamos troncos más pequeños y recargamos la estufa cada poco tiempo, estaremos aprovechando al máximo la potencia.

Convección o radiación, una sencilla elección

Otro aspecto muy importante que debes de tener en cuenta a la hora de comprar una estufa de leña, es si la quieres de convección o de radiación. Las estufas de convección son una nueva generación de estufas que difunden el calor generado usando la circulación natural del aire, algo sin duda muy ventajoso ya que proporciona un calor uniforme a toda la estancia, llegando incluso a las habitaciones cercanas.

Estufa de inducción

Por otro lado tenemos las estufas de radiación que emite un calor menos uniforme, bajando la temperatura en gran medida según nos alejamos de ellas. Además estas estufas son un tanto peligrosas, ya que están muy calientes, a diferencia de las de convención que no se calientan y que por tanto no son peligrosas, si por ejemplo tenemos niños en casa.

Algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar una estufa de leña

Una vez que tenemos claro el tipo de estufa de leña que queremos comprar, deberemos de tener en cuenta otros aspectos, como las dimensiones, la autonomía, la potencia y el rendimiento que tiene la estufa que estamos a punto de comprar.

Las dimensiones dependerán en gran medida del lugar donde la vayas a colocar, y sobre todo de la zona o zonas que vayas a calentar. No te preocupes porque la quieres demasiado pequeña o demasiado grande, y es que hay estufas de leña de todas las dimensiones. Por ejemplo la altura puede ir desde los 80 cm hasta los 225 cm permitiéndonos escoger según nuestras necesidades.

La autonomía es un factor a tener muy en cuenta ya que determinará el número de veces que deberemos de recargar la estufa para tener un funcionamiento continuo. Si no quieres estar cargando la estufa cada poco tiempo, deberás de adquirir una estufa con una gran autonomía.

El siguiente aspecto a tener en cuenta es la potencia de calentamiento, al que deberemos de prestar también una gran importancia. Y es que la potencia influirá directamente en el grado de calor que desprenderá la estufa. A mayor potencia mayor calor y a menos potencia menor calor. Si lo que necesitas es calentar una estancia pequeña no necesitarás demasiada potencia, pero si tu nueva estufa de leña va a ser el sistema principal de calefacción de tu casa, la potencia deberá de ser mayor y suficiente para calentar toda la casa sin problema alguno.

Por último debes de tener en cuenta el rendimiento de la estufa ya que cuanto más rendimiento tenga, más económica será la estufa y menos dinero tendrás que invertir en ella. Este aspecto a pesar de ser el último y no parecer importante, no deberías dejarlo de lado y es que es el más importante ya que influirá a diario en tu economía.

¿Cuál es el precio de una estufa de leña?

El precio de las estufas de leña es de lo más variado, dependiendo por ejemplo de los materiales empleados para la fabricación o de la potencia que nos ofrezcan. Podemos encontrarnos fácilmente estufas de leñas baratas, pero también estufas de leña con precios desorbitados, en muchos casos por los materiales usados para su fabricación.

Además a la hora de comprar una estufa de leña entran en juego otros aspectos como el de si tiene horno incorporado, algo realmente útil o si es una simple estufa, sin unos acabados que permita por ejemplo colocarlo en cualquier salón. Da igual si tu presupuesto es reducido o no tiene límite ya que casi te podríamos asegurar que hay una estufa de leña para cada presupuesto.

Si lo que quieres es comprar una estufa de segunda mano, lo mejor es que te hagas un recorrido por las muchas tiendas y grandes superficies que venden estufas de leña. También puedes echarle un vistazo a las estufas de leña de segunda mano, que se cuentan por cientos en muchas páginas web y aplicaciones dedicadas a este mercado cada vez más creciente.

Cómo pueden encajar perfectamente en la decoración de tu casa

Decoración

Las estufas de leña además de ser el sistema de calentamiento de tu casa o de tu negocio, pueden ser también una forma de decorar tu casa. Cada vez es más normal ver como en una casa las estufas, sean del tipo que sea, se usan como forma de decorar, dándole en algunos casos un toque muy elegante a una estancia concreta.

Por ejemplo una estufa de leña, antigua y restaurada puede ser a la perfección el objeto principal de decoración de cualquier salón, y a buen seguro centrará la atención de cualquier persona que visite nuestra casa. El precio al igual que cuando la compramos para dar calor puede variar muy mucho y es que dependerá en gran medida del tamaño y sobre todo, si la vamos a comprar antigua, de la restauración que debamos de llevar a cabo.

A la hora de adquirir una estufa para decorar tu casa, ten en cuenta que también podrás encenderla, para que la decoración sea completa, pero necesitarás algún lugar por donde salga el humo, así que planea muy bien como decorar tu salón con una estufa antes de dar pasos en falso.

Estas son algunas alternativas a las estufas de leña

En la actualidad existen una gran cantidad de alternativas a las estufas de leña, aunque a continuación os vamos a mostrar tres de las más populares y que con el paso del tiempo sigue creciendo en popularidad y en número de usuarios.

Estufa de pellets

Imagen de pellets

Para entender lo que es una estufa de pellets, debemos de conocer en primer lugar lo que son pellets, que son unos pequeños cilindros producidos con excedentes de madera y que son un combustible mucho más ecológico y sobre todo económico que la electricidad, el gasóleo o el gas natural. Este tipo de estufas son también conocidas como de biomasa.

En nuestro país están comenzando a usarse en gran medida, pero en otros países, sobre todo del norte de Europa su uso está muy extendido.

Las ventajas que nos ofrecen estufas de pellets son muchas, frente a otros tipos de estufas, y entre ellas destacan que son más económicas que los combustibles fósiles, reducen la dependencia energética hacia el exterior, pueden ser polivalentes y utilizarse no solo para calentar una o varias estancias, y además contribuyen a la generación de empleo local ya que no podemos olvidar que los pellets se realizan a partir de restos de madera.

Por desgracia y como casi cualquier tipo de calefacción o dispositivo calefactor tiene sus desventajas. En primer lugar hay que señalar que a pesar de que los pellets son muy económicos, lo que es la estufa resulta en ocasiones más cara en comparación con otros de los tipos de estufa existentes en el mercado a día de hoy. Además las estufas de pellets requiere un mayor espacio y sobre todo una especial atención debido a la rápida combustión de los pellets y a las muchas cenizas que dejan, que deberemos de retirar cada cierto tiempo.

Estufa eléctrica

Estufa eléctrica

Las estufas eléctricas son una de las más populares en el mercado, por su sencillez y sobre todo por el precio que deberemos de pagar por ellas en el mercado. Estas tienen poco que ver con las estufas de leña que hemos ido viendo en este artículo y es que nos permiten por ejemplo transportarlas de una forma sencilla y sobre todo cómoda.

El inconveniente más a tener en cuenta de este tipo de estufas, es que utilizan la energía más cara de la actualidad, como es la electricidad. Además la usan del modo menos eficiente que nos podemos encontrar, cosa que no impide que sean de las más vendidas a día de hoy.

Estufa de parafina

Estufa de parafina

Las estufas de parafina tienen grandes ventajas sobre las otras alternativas a las estufas de leña que hemos visto y es que no dependeremos de la electricidad en ningún momento. En zonas donde la luz se suele ir con cierta frecuencia, una estufa de parafina puede ser la solución ideal para no pasar frío si los apagones son demasiado largos.

Este tipo de estufas son muy populares debido a que tiene una viuda útil extremadamente larga, con un mantenimiento no demasiado excesivo, pudiendo llegar a durar alrededor de 25 años.

Por si alguien te pregunta o tú mismo quieres saberlo, algunas de las ventajas de las estufas de parafina son el calor seco que producen, la seguridad que ofrecen gracias a que la parafina es un combustible de lo más seguro, el gran rendimiento que tienen y sobre todo el gran ahorro que nos pueden ofrecer ya que por ejemplo con unos 20 litros de parafina podremos usar la estufa durante aproximadamente 100 horas.

¿Estas ya preparado con toda la información que te hemos ofrecido para comprar o heredar tu primera estufa de leña?. Cuéntanoslo en el espacio reservado para los comentarios de esta entrada o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *