7 ideas para decorar lavabos pequeños

Los lavabos pequeños parecen que son zonas claustrofóbicas, demasiado pequeños como para estar como para pasar demasiado tiempo dentro, ¡y mucho menos para asearse! La realidad es que un lavabo pequeño puede ser igual de acogedor que uno grande aunque tenga más limitadas sus funciones. Un lavabo pequeño puede ser un buen lugar si se decora bien, es decir, puede ser muy agradable.

Normalmente los lavabos pequeños se encuentran en la parte baja de las casas, y son las habitaciones más pequeñas de todo el hogar. Pero con una buena decoración, los colores adecuados y un uso correcto, el lavabo pequeño puede ser una pequeña zona de tu hogar, de lo más agradable.

A continuación no te pierdas algunas ideas para decorar tu lavabo pequeño.

Inodoro pequeño

Para que tu lavabo pequeño no se quede demasiado ‘pequeño’, es necesario que puedas pensar en que tu inodoro no deba ser demasiado grande. Busca inodoros que encajen bien en tu lavabo pequeño sin que roben demasiado espacio pero que al mismo tiempo sea cómodo para ti.

El estilo y el diseño del inodoro también es importante, por lo que tendrás que pensar en el estilo decorativo que quieres tener presente a la hora de decorar el lavabo. ¿Clásico, moderno, vintage?

Maximiza el espacio

Para poder maximizar el espacio, es importante que mantengas la puerta hacia fuera, que deslices o pliegues la puerta de forma que no quite espacio en la zona del lavabo, así causará un menor impacto en la estancia.

El inodoro, como te hemos comentado en el punto anterior, si es pequeño mejor, pero si lo pones en la esquina de forma triangular, o en la pared colgante, será mucho mejor para ahorrar espacio, coloca la caja de la cisterna de forma que no moleste.

Para maximizar el espacio los grifos tendrán que ser discretos y evitar los grifos en ‘cascada’ o que ocupen demasiado. Si necesitas tener una zona para guardar tus enseres, entonces es mejor escoger una estantería con puertas para colgar en la pared y que todas tus cosas queden fuera de la vista.

Un espejo para los lavabos pequeños

En un lavabo pequeño no puede faltar el uso de un espejo. El espejo te ayudará a potenciar la luminosidad de la estancia, y además, parecerá que el lavabo es más grande de lo que realmente es por el reflejo de la luz. Si además pones el espejo delante de la puerta, al abrirla parecerá que el espacio es mucho más amplio, y si refleja la luz de una ventana, aún mejor.

Mantenlo ordendo

Es primordial también que un lavabo pequeño tenga un buen orden. No hay nada más caótico que el hecho de que un espacio pequeño tenga desorden. Además de parecer un desastre será poco adecuado para tu bienestar.

Es cierto que los espacios pequeños siguen siendo imanes para el desorden. Puedes invertir en dispensadores de jabón para la pared, poner el rollo de papel también en la pared al lado del inodoro, una pequeña estantería a la altura idónea para poder coger tus productos preferidos.

Es necesario que aproveches el espacio al máximo para poder duplicar la habitación y todas sus posibilidades aunque los metros cuadrados no den más de sí.

Una decoración adecuada al espacio

Lo más probable es que la puerta del lavabo pequeño siempre esté cerrada, pero es el espacio perfecto para poder expresar tu personalidad. Puedes hacerlo añadiendo un color adecuado a la estancia que te guste, una tonalidad de pintura que exprese tu personalidad. Por ejemplo, puedes usar un rosa pastel, un púrpura o mostaza o incluso usar papel decorativo con estampados florales. Todo dependerá de tus gustos. Pero es aconsejable que el tono que escojas sea clarito ya que si la estancia es pequeña, es necesario que el color aporte claridad y luminosidad.

También deberás tener en cuenta el color del suelo para que encaje con la tonalidad de las paredes. Puedes agregar profundidad y textura, usar baldosas con un estilo bonito… Tú decides.

Azulejos de gran tamaño

Los azulejos de gran tamaño también pueden ser grandes aliados para ti. Los azulejos que se ponen en paredes cuanto más grandes son más sensación de amplitud te darán. Las personas a menudo comenten el error de usar mosaicos pequeños que solo empequeñecerán la sensación de amplitud en la estancia. Por si fuese poco, los azulejos de gran tamaño son fáciles de limpiar y te darán buenas sensaciones nada más entrar.

Piensa en tu comodidad

No hay nada menos acogedor que un baño frío y poco práctico. Por eso, puedes añadir un calentador de toallas que siempre es útil y aportará calidez al lavabo pequeño. Además, si el espacio es demasiado pequeño es probable que no pueda tener una calefacción adecuada por lo que un toallero que se caliente es una opción ideal para tu comodidad y confort.

¿Tienes más ideas para decorar un lavabo pequeño y que sea agradable y confortable?

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.

Los mejores Vinilos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *