Ideas para decorar con colores primarios tu hogar

Como combinar colorer primarios

Hace algunos meses os hablábamos del círculo cromático, una representación correlativa de los colores primarios y los secundarios que parte del rojo y continúa por el naranja, el amarillo, el verde, el azul y el violeta, ¿lo recordáis? Una herramienta indispensable para todo decorador.

Los colores primarios, rojo, verde y azul, conforman los vértices de un triángulo imaginario contenido en esta rueda de colores. Son colores primitivos que hoy aprenderemos a combinar de forma contrastada, moderada o armónica para decorar así diferentes estancias de nuestro hogar.

¿Qué son los colores primarios?

Se denominan colores primarios a aquellos colores intangibles y con una longitud de onda específica: rojo, verde y azul. La pieza clave a partir de la cual se construye el círculo cromático en el que ocupan posiciones equidistantes, tal como podemos comprobar en la siguiente imagen:

Círculo cromático

Además de los colores primarios se reflejan en el círculo cromático los secundarios, que nacen de la mezcla de dos colores primarios y que son a su vez color complementario de un tercer color primario, aquel que no interviene en su elaboración. En un círculo cromático de doce colores, también encontramos representados los colores terciarios, surgidos de la mezcla de un color primario y su color secundario adyacente.

Los colores primarios en la decoración

¿Cómo podemos utilizar los colores primarios para decorar nuestro hogar? Podemos hacerlo de forma monocromática, tomando uno de los colores primarios como base y aplicándolo con diferentes tonalidades en paredes, textiles, muebles y accesorios. Sencillo, ¿verdad?

Habitaciones monocromáticas en colores primarios

Recuerda que colores cálidos como el rojo o el amarillo, harán destacar la estancia por su carácter dinámico y acogedor. Y que colores fríos como el azul, en cambio, transmitirán tranquilidad y te ayudarán a refrescar aquellas estancias que reciben mucha luz solar.

Apostar por una combinación monocromática de colores, te permitirá utilizar colores atrevidos como el rojo y conseguir resultados equilibrados. Y si la mezcla te parece arriesgada, siempre podrás utiliza el blanco y otras tonalidades neutras para suavizar el resultado. O apostar por las otras muchas formas de combinar los colores primarios.

Cómo combinarlos los colores primarios

El círculo cromático es un instrumento clave para aprender a combinar los colores y acertar a la hora de pintar y decorar tu casa. Los decoradores utilizan a menudo colores complementarios o consecutivos para decorar las habitaciones, una forma de hacer que podemos imitar aprendiendo a usar esta herramienta.

Con colores complementarios

Los colores opuestos o complementarios son aquellos colores que se encuentran en una posición oponible dentro del círculo cromático. Su combinación resulta acertada cuando se desea aportar dinamismo a un espacio, pero puede resultar excesiva si no se utilizan los colores de forma adecuada.

Decorar con colores complementarios

Colores opuestos como el amarillo y el violeta o el azul y el naranja, nunca deben tener la misma importancia en una habitación. Utilizaremos uno como color principal y el otro con mesura en textiles  y accesorios. Además podremos utilizar el blanco y otros neutros para suavizar y eligerar el restultado final.

Este tipo de combinación resulta ideal para decorar espacios dinámicos como el dormitorio infantil o el cuarto de juegos. También un estudio creativo puede beneficiarse de ellos, así como una sala de estar familiar. Sin embargo, deben evitarse en sus versiones mas vibrantes en los espacios destinados al descanso.

En una triada de colores

Moderar la elección anterior es posible si en lugar de escoger el color complementario, escogemos los dos que se sitúan a ambos lados de este. La triada amarillo azul y fucsia, así como la formada por naranja, violeta y verde, son solo algunos ejemplos de esta propuesta.

Lo ideal para lograr un espacio amable será aplicar la tonalidad más clara en grandes superficies como paredes y muebles, y reservar las más vibrantes para los complementos y accesorios. En la imagen superior tenéis algunos ejemplos de dormitorios decorados con esta combinación de colores moderada.

Con colores consecutivos

¿Y si en vez de irnos al lado contrario del círculo cromático escogemos en esta ocasión tres colores consecutivos? Uno será el color dominante, mientras que el resto actuarán como colores complementarios. El resultado transmitirá cierta serenidad y armonía, características deseables en salas de estar, dormitorios…

Combinar colores primerios

 

Si utilizáis un color intenso y oscuro como color principal el resultado será mas dramático. Mientras que si escogéis el color mas suave, la habitación ganará frescura y luminosidad por norma general. Morado, azul y verde es una de las combinaciones mas originales para vestir nuestro hogar, frente a otras mas clásicas como la compuesta por verdes y azules, amarillos y verdes o rojos y rosas.

Como véis son muchas las formas que tenéis de utilizar los colores primarios para decorar vuestro hogar. ¿Os gustan mas las versiones cromáticas o aquellas que combinan varios colores en un mismo espacio? ¿Cuál escogerías para vestir, por ejemplo, tu sala de estar? Cuéntanoslo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Decora tu casa con Vinilos
Si buscas Vinilos baratos para decorar tu hogar. No te pierdas esta gran colección.
Los mejores Vinilos