Jardineras con bambú para tu hogar

Jardineras de bambú

El bambú se ha convertido en toda una tendencia a seguir a la hora de decorar el hogar, tanto como otros materiales naturales como por ejemplo el mimbre. El bambú cuenta con sus ventajas y desventajas, aunque hoy vamos a ver su uso a la hora de hacer jardineras, ya que los materiales naturales son los mejores aliados en las zonas de jardín.

Las jardineras con bambú son un elemento decorativo tradicional, natural y con estilo que se pueden añadir a casi cualquier espacio en el hogar. Tanto se pueden poner en el jardín como dentro de casa para tener las flores en un material natural que se mimetice con ellas.

Ventajas y desventajas del bambú

Jardineras con bambú

El bambú se utiliza hoy en día con muchos fines, ya que es un material bastante maleable que se puede usar incluso para hacer muebles, para cubrir las vallas del jardín o para hacer las jardineras de las que hablamos. Este material es natural y viene de Asia, habiendo más de mil variedades, aunque todos nos parezcan el mismo. El bambú es resistente a las inclemencias del tiempo, pero es que además es aislante del ruido y de la temperatura, por lo que incluso se pueden recubrir paredes con él.

Este tipo de materiales pueden llegar a tener algún problema a lo largo del tiempo. Puede que si tenemos muebles hagan ruido porque se quedan rígidos en algún punto, algo que se puede arreglar con vaselina, lubricando estas zonas. También tiene la desventaja de que un material como el bambú no siempre combina con todos los estilos y ambientes, por lo que tendremos que pensar bien en cómo integrarlo si lo vamos a poner dentro del hogar.

Cómo integrar el bambú

En nuestro hogar debemos pensar en una decoración que resulte agradable y acogedora, es decir, que se integre y combine bien en todos los aspectos. Es por eso que a veces cuesta precisamente añadir los pequeños detalles que marcan la diferencia, como por ejemplo las jardineras. Integrar un material como el bambú es sencillo por varias razones. En general podemos añadirlo a ambientes minimalistas y modernos y también a aquellos que son más rústicos, clásicos o incluso de tendencia como el ambiente nórdico. Suele casar bien con casi todo tipo de estilos, aunque no siempre es así, por lo que debemos probar primero. El bambú tiene formas y tonos básicos, lo que lo convierte en el añadido ideal para nuestra casa.

Jardineras hechas con bambú

Jardineras con bambú

Hay varias ideas que podemos tener con el bambú. Por una parte se trata de hacer jardineras en las cuales poner las plantas con bambú. Este material es aislante y por ello puede favorecer a nuestras plantas. Además, le da un toque muy natural a todo. No hay que olvidar que en Asia se utiliza el bambú como parte del feng shui, algo que podemos hacer en nuestro jardín. Hay jardineras ya hechas y otras se pueden crear utilizando el bambú. Podemos recubrir una maceta normal con este material natural y así conseguir que tenga un toque especial. Es una idea estupenda para que nuestras macetas se mimeticen en la zona del jardín con los otros elementos naturales.

Jardineras con bambú

Jardineras de bambú

Otra idea que se puede tener en cuenta es que unas jardineras normales incluyan el bambú. Como hemos dicho, es una idea que se ha vuelto muy popular porque como elemento decorativo el bambú nos ofrece la ventaja de que podemos añadirlo a todos los espacios con sus tonos neutros y sus formas estilizadas y sencillas. Estas jardineras cuentan con bambú que suele añadirse en zonas junto a paredes o junto a las vallas para decorar, ya que el bambú es muy alto. Sin duda puede ser también una buena idea para un espacio minimalista que quiera añadir un pequeño toque natural. El bambú es muy resistente y necesita pocos cuidados, de ahí que sea una buena opción para decorar cualquier rincón, sobre todo si no somos expertos en el cuidado de plantas.

Cómo plantar el bambú

El bambú cuenta con muchísimas variedades y tiene la peculiaridad de que sus semillas pueden estar años sin germinar, por lo que hay quien dice que debemos tener mucha paciencia, aunque lo ideal es transplantar bambú ya crecido para poder ver su efecto de inmediato. Las plantas de bambú deben tener determinados cuidados una vez plantadas. Una de las cosas más importantes es que se deben regar unas tres veces por semana, algo más en verano o en climas que sean secos. Durante la primavera se debe usar una capa de fertilizante o abono para que mejore su crecimiento. Además, es recomendable cubrir las raíces con hojas para que mantengan bien la humedad. Y aunque en ocasiones son atacados por plagas como los ácaros, lo cierto es que el bambú adulto es muy resistente en este sentido.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.